Contraindicaciones en la natación, ¿existen cosas negativas?

12 octubre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Visita con regularidad a tu médico de cabecera y solicita tus chequeos con el fin de descartar cualquier contraindicación relativa a la natación. ¡Tu salud es primero!

Siempre que se habla sobre la disciplina de la natación los adjetivos mencionados giran en torno a cosas positivas. Los argumentos por los cuales se recomienda la natación están bien fundamentados gracias a los numerosos beneficios que ofrece. Sin embargo, es necesario tener en cuenta cuáles son las contraindicaciones en la natación para evitar cualquier inconveniente.

¿Alguna vez has escuchado hablar sobre cosas negativas dentro de la natación o sobre alguna restricción? Probablemente este deporte tenga muy buenos antecedentes, pero existen situaciones que obligan a evitar su práctica. A continuación, te mostraremos las contraindicaciones más importantes en la natación.

Contraindicaciones en la natación

técnica del estilo pecho

La natación puede llevarse a cabo como práctica deportiva, pero también tiene un alto componente recreativo y terapéutico. Por tal razón, se recomienda por la mayoría de profesionales pertenecientes al área de la salud.

A pesar de ello, no en todas las ocasiones es recomendado practicar este deporte. Existe una serie patologías o problemas físicos que impiden la práctica regular de la natación; estos se denominan contraindicaciones y, en la mayoría de ocasiones, se determinan por un profesional de la salud.

No obstante, puede llegar a leerse contradictorio debido a que la natación es recomendada como tratamiento de numerosas patologías o lesiones –de allí su fama de práctica terapéutica-.

En ese orden de ideas, debes comprender que las contraindicaciones son específicas y únicamente pueden ser señaladas como tal por un médico.

Problemas lumbares severos

La natación suele ser recomendada para tratar dolores de espalda, incluidos los de la zona lumbar. A pesar de ello, al momento de presentarse problemas severos en esta región, lo más recomendado gira en torno de suspender cualquier tipo de actividad física, incluso la natación.

Sin embargo, la contraindicación es específica respecto a tres estilos particulares crol, mariposa y pecho. El estilo espalda puede realizarse por personas con lumbalgia, únicamente si se adapta a intensidades muy bajas y se realiza con supervisión constante.

Infecciones a nivel pulmonar

Otro de los grandes beneficios que ofrece la natación es el mejoramiento de la capacidad pulmonar, así como el tratamiento de los síntomas pertenecientes al asma. A pesar de ello, en el momento que padezcas alguna infección en los pulmones o atravieses una crisis respiratoria lo último que debes hacer es nadar.

Los médicos recomiendan, en ese caso, evitar la práctica de la natación debido al sobreesfuerzo que deben realizar los pulmones  mientras atraviesan una crisis pulmonar a la vez que se encuentran dentro de la piscina. Además, también puede ser una causal de ahogamiento, por lo tanto resulta altamente peligroso.

Dónde puede realizarse el estilo crol
Photo by Marcus Ng on Unsplash

Patologías con pérdida de conocimiento

Existen diversas patologías con síntomas que implican la pérdida de conocimiento. Dentro de las contraindicaciones en la natación, este tipo de enfermedades deben ser ajenas a dicha práctica.

Muchas apreciaciones están a favor de que las personas que padecen epilepsia no deban someterse a la práctica de natación, ya que resultaría inseguro debido a que podrían perder el conocimiento o sufrir alguna crisis.

No obstante, otro grupo afirma que estas personas no deben ser cohibidas de la actividad física, mucho menos de un deporte con tantos beneficios. El argumento sugiere que las personas con epilepsia y otros padecimientos similares deberían realizar natación con acompañamiento y supervisión.

La contraindicación, en este caso, depende del médico encargado de seguir el proceso de la persona con dicha patología.

Problemas cutáneos

La piel es el órgano más grande del cuerpo y, a su vez, el más expuesto de todos; esto aumenta la probabilidad de padecer infecciones u otros problema similares como los eczemas o sarpullidos.

Si tienes alguno de estos inconvenientes, lo más oportuno es que suspendas la práctica de natación y evites exponer sobremanera la región de la piel afectada. Consulta con tu médico al respecto.

Ten en cuenta las contraindicaciones médicas

Foto de ShotPot en Pexels

Inmerso o no en el mundo de la natación, lo primero que debes tener en cuenta es que autodiagnosticarse una patología es lo menos oportuno. En ese orden de ideas, debes dirigirte a tu médico de confianza y hacerte chequeos periódicos con el fin de conocer de qué padeces.

Con base en lo anterior, el médico o profesional en el área se encargará de exponerte qué contraindicaciones tienes con respecto a una práctica como la natación. Sigue las indicaciones al pie de la letra y cuida tu salud.

  • Organización Mundial de la Salud. (2016). OMS | Epilepsia. In WHO.
  • OMS. (2013). OMS | Asma. In Who.
  • Pérez-Guisado, J. (2006). Lumbalgia y ejercicio físico. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de La Actividad Física y Del Deporte.
  • Andrade Ortega, J. A. (2015). ¿Debemos recomendar natación a nuestros pacientes con problemas de espalda? Evid.Pediatr.