6 beneficios de ser uno mismo

25 febrero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana
No es fácil ser siempre uno mismo, pero es algo en lo que se puede trabajar. Ser uno mismo tiene que ver con conectar con nuestra esencia y dejarnos llevar por aquello que realmente somos.

¿Existen beneficios de ser uno mismo? ¿Qué significa ser uno mismo? ¿Dejarse llevar? ¿Liberarse de las expectativas ajenas? ¿Cuál es realmente la definición y cuáles sus beneficios?

En realidad, tiene que ver con esto y con mucho más: con el placer de conectar con tus necesidades y deseos, y sobre todo con la tranquilidad de no «deberle» nada a nadie ni de tener que aparentar cosas que no somos por miedo o por el deseo de gustar.

¿Qué significa ser uno mismo?

Estado de bienestar
Foto de Craig McKay en Pexels

Ser uno mismo implica, en parte, conectar con nuestras pasiones y actuar en base a ellas. No quiere decir no pensar nunca en las consecuencias de los propios actos y ser puramente impulsivos.

Quiere decir escucharnos a nosotros mismos, tener en cuenta lo que sentimos y necesitamoss, reflexionar sobre ello y en función de esto, actuar de «X» manera o de otra.

¿Es fácil ser uno mismo?

Sin embargo, no es fácil ser uno mismo en una sociedad plagada de exigencias, de expectativas ajenas que nos tomamos como propias y de una presión social a que todos pasemos por el mismo «filtro».

En este contexto donde, además, muchas personas arrastran sus propios miedos y carencias, es habitual que uno opte por querer aparentar, por buscar la aprobación constante de los demás o por medir cada palabra que dice por miedo a «equivocarse».

Pero ¿qué ocurre? Cuando uno aprende a dejarse llevar y a anteponer sus propios intereses y necesidades a los de los demás, ser uno mismo se vuelve una tarea cada vez más fácil a la que acabamos recurriendo porque nos hace conectar con nuestra verdadera esencia.

“No lo olvides: la mejor manera de ser original es ser tú mismo”.

-Paulo Coelho-

6 beneficios de ser uno mismo

Pero ¿qué beneficios de ser uno mismo encontramos? ¿Nos reporta aspectos positivos solo a nosotros o también a los demás? ¿Vale la pena ser uno mismo?

Como veremos, ser uno mismo conlleva consecuencias positivas diversas y una de ellas es que nos permite conectar con personas que también son auténticas.

Dejarse llevar

El primero de los beneficios de ser uno mismo es que serlo nos permite dejarnos llevar; es decir, no tenemos que representar ningún «papel», tan solo ser nosotros mismos.

Así, cuando una persona se deja llevar por sus emociones, por su propia manera de ser y sus deseos, se convierte en una persona auténtica que no necesita esforzarse para agradar o para complacer a nadie. Y esto conlleva una gran liberación personal.

Ser auténtico/a

En línea con el punto anterior, otro de los beneficios de ser uno mismo es la autenticidad que proyectamos en los demás. Una persona auténtica es aquella que expresa libremente lo que piensa y lo que siente (eso sí, si es de forma asertiva, mejor).

Cuando hablamos con este tipo de personas, percibimos una transparencia que no obtenemos con personas que simulan ser quienes no son o que intentan gustar a toda costa. Además, sentir que una persona es auténtica, nos anima, en cierto modo, a serlo nosotros también.

Pedir perdón de forma eficaz

Conectar

Ser uno mismo te permite conectar con nosotros mismos y con los demás a un nivel en el que no sería posible hacerlo si estuviésemos haciendo un «papel».

Así, nos permite conectar con lo que somos realmente, con lo que nos gusta y lo que no, con lo que sentimos… Y eso, en gran parte, nos puede ayudar a conocernos más y mejor.

Liberarse de presiones

La presión social es aquella que todos, en algún momento de nuestra vida, hemos percibido. Esa presión por «hacer las cosas bien», por gustar, por caer bien, por parecer simpáticos y seguros de nosotros mismos… Pues bien, el hecho de ser uno mismo nos libera, automáticamente, de todas esas presiones.

Nos permite ser nosotros mismos en totalidad, con nuestros defectos e imperfecciones y también con nuestros puntos fuertes. Seremos sin más, sin pretender nada y sin sentir esa presión a ser como los otros esperan que seamos (es decir, ¡nos libera de las expectativas ajenas!).

Atraer relaciones saludables

Otro de los beneficios de ser uno mismo es que, inevitablemente, hace que atraigamos a personas también auténticas que no se acercan a nosotros por verdadero interés.

Son personas que nos acaban conociendo realmente por lo que comos y con las que acabamoss entablando amistades sinceras y, muchas veces, duraderas. Se trata de relaciones saludables de tú a tú, sin máscaras o expectativas tóxicas.

Aceptarse y ser aceptado

En línea con las relaciones saludables mencionadas, el hecho de ser uno mismo nos invita a conocer personas que nos aceptan tal y como somos, y sobre todo, a que esas personas se queden en nuestra vida. ¿Por qué?

Porque si nos están conociendo realmente y se quedan, es porque les beneficia, porque les compensa y porque les hace sentir bien. Seamos nosotros mismos y las personas que se queden a nuestro lado lo harán porque valorarán lo que realmente somos

Hemos hablado de 6 beneficios de ser uno mismo, pero seguro que podemos encontrar algunos más. Al probarlo, surgen nuevos caminos que nos llevan al autoconocimiento y sobre todo, al amor propio.

“Ser uno mismo en un mundo que constantemente trata de que no lo seas, es el mayor de los logros”.

-Ralph Waldo Emerson-

  • Marcuschamer, E. (2007). Psicología. México: McGraw-Hill.