Descubre los secretos de los estilos de natación

27 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Cada uno de los estilos que conforman la disciplina de la natación tiene sus secretos. Para conocerlos y poder mejorar tu técnica como nunca antes, no te pierdas estas sugerencias de la mejor nadadora española.

Si practicas natación, de seguro ya conoces los cuatro estilos predominantes en este deporte: braza, espalda, crol y mariposa. No obstante, nunca es tarde para aprender los secretos de cada uno de ellos; más aún si es Mireia Belmonte quien te ofrece su conocimiento y experiencia.

Hasta aquí, hemos visto conceptos básicos que son de suma utilidad de cara a la práctica de la natación. Por ejemplo, repasamos sus beneficios, recibimos consejos de parte de Mireia para llegar a ser grandes nadadores y conocimos las bases de la biomecánica y las leyes que rigen los movimientos en el medio acuático.

En este cuarto encuentro, en cambio, ha llegado el momento de tratar la técnica misma. Para esto, nada mejor que contar con una instructora que, entre sus muchísimos pergaminos, cuenta con una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

¿Cuáles son los diferentes estilos que encontramos en la natación? ¿Cuál es la técnica apropiada para cada uno de ellos? A continuación, aprenderemos todo sobre cada uno de ellos.

Los principales estilos de natación

Si deseas desenvolverte mejor en esos estilos en los que te cuesta un poco o, por el contrario, si tu meta es potenciar aún más tu estilo más fuerte, esta lección es para ti. Aprende de Mireia Belmonte y lleva sus enseñanzas a la práctica para evolucionar como deportista.

Braza

La braza, también denominado ‘pecho’ en ciertas regiones del mundo, es uno de los estilos de natación más complejos. Su principal dificultad reside en que los movimientos de brazos y piernas no son simultáneos; además, las extremidades inferiores son tanto o más importantes que las inferiores.

La técnica cobra, en este caso, una importancia superlativa. Para lograr una mayor propulsión, es primordial concretar los movimientos adecuados y, fundamentalmente, de manera coordinada.

Para un nadador principiante, puede parecer una verdadera misión imposible lograr la técnica perfecta. Sin embargo, bajo la tutela de Mireia Belmonte, podrás encontrar la forma de practicarla con todos los conocimientos que necesitas.

Estilos de natación: braza.

Crol

Se trata del estilo más ‘fácil’, ya que es el que se realiza con movimientos más naturales y que aprendemos desde un principio. Sin embargo, la técnica del estilo crol o libre también tiene sus secretos.

El crol suele dividirse en dos etapas: la tracción y el recobro. A su vez, estas se dividen en diferentes fases, de acuerdo al movimiento de los brazos, el cuerpo y las piernas. Así, diferenciamos durante la tracción:

  • Entrada de la mano
  • Agarre
  • Tirón
  • Empuje

En tanto, el recobro está compuesto por las siguientes fases:

  • Salida del codo del agua
  • Paso del brazo hacia adelante de la cabeza
  • Preparación para el reingreso al agua

Aunque para muchos se trata de conceptos y movimientos ya dominados, recibir los consejos de una profesional será de gran ayuda para pulir los detalles. Recuerda que todo suma para lograr esas décimas de diferencia que te harán mejorar tu rendimiento progresivamente.

Mariposa

El estilo mariposa es, probablemente, el más espectacular de la natación competitiva. Sus complejos movimientos lo hacen muy llamativo para los espectadores; para los deportistas, en tanto, la exigencia es directamente proporcional.

Mireia Belmonte nadando al estilo mariposa.
Imagen: Facebook Mireia Belmonte.

Ahora bien, ¿cuál es la manera correcta de practicar este estilo? Mireia tiene mucho para aportar en esta categoría: fue campeona olímpica en los 200 metros mariposa, además de haber logrado también el campeonato del mundo. La especialidad de la casa, como suele decirse.

Tan solo a modo de anticipo, volcaremos aquí algunos conceptos que podréis incorporar de la mano de esta campeona: patada de mariposa, movimiento del tronco para la propulsión, brazada de mariposa a un brazo y dos brazos, sincronización y respiración.

Espalda

De entre todos los estilos de natación, este es el preferido de muchos, aunque en la competencia demanda un esfuerzo particular por parte del deportista. Se caracteriza por ser el único en el que el nadador se desplaza boca arriba.

Si bien puede parecer un estilo sencillo de aprender, nadar de espaldas requiere de sincronización y una técnica bien pulida. Por lo tanto, siempre es mejor contar con los tips de una profesional; en la competencia, muchas veces son los pequeños detalles los que acaban marcando la diferencia.

Si quieres conocer cómo mover correctamente los brazos y las piernas y conseguir una estabilidad óptima en el tronco y la cabeza, este cuarto capítulo del curso de Mireia Belmonte es la solución que buscas.

Con todo esto, ya habrás notado lo ampliamente beneficioso que puede ser para tu progreso aprender una deportista de élite como lo es Mireia. No pierdas tiempo: logra la mejor versión de ti mismo con estas lecciones de natación únicas.