¿Por qué superar el miedo al agua?

23 febrero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Existen diversas herramientas para superar el miedo al agua. Busca asesoramiento profesional y ponte manos a la obra para tratarlo oportunamente.

Existe una serie de obstáculos bastante numerosos al momento de querer aprender una actividad nueva; las expectativas, la opinión de terceros, el desconocimiento y, sobre todo, el miedo suelen ser los más importantes. Lo más importante es que te enfoques en la natación y superar el miedo al agua.

Aprender a nadar es una de las actividades que deseas explorar durante tu vida, pero no solo echarle un vistazo sino realmente defenderte dentro de la superficie acuática y todo lo que conlleva manejar los cuatro estilos.

Sin embargo, el obstáculo más grande entre tú y ese codiciado objetivo es el miedo al agua. Pero no te preocupes, temer a cualquier superficie acuática puede ser más común de lo que parece y lo mejor de todo es que puede superarse.

¿A qué se debe el miedo al agua?

El miedo al agua, una dificultad que los niños pueden superar con persistencia.

El miedo al agua puede tener muchas razones de origen en una persona; más allá del porqué, es una necesidad superarlo y trabajar en el tema paso a paso.

Desde un simple comentario hasta una mala experiencia personal, el miedo al agua puede aparecer en tu vida para quedarse. Los argumentos principales acerca de la aparición de este problema son las experiencias traumáticas con las superficies acuáticas, sobre todo las que ocurrieron en la infancia y quedan en tu memoria.

Otro factor importante que puede desencadenar en miedo al agua es la opinión de los padres. Estos suelen transmitir a sus hijos diferentes sensaciones, especialmente durante la infancia.

Incluso, cuando un papá se mantiene precavido frente a la piscina o cualquier otro tipo de superficie acuática, comienza a prevenir a su hijo de manera inconsciente a tal punto de poder generarle cierta preocupación. Dicha sensación se vuelve tan recurrente que, al final, termina siendo un miedo bastante complejo.

Superar el miedo al agua, ¿por qué hacerlo?

Superar el miedo al agua es un trabajo constante que requiere disciplina, ganas y mucha paciencia. Todas las personas cuentan con ritmos de aprendizaje diferentes; por tal razón, no se puede estipular un tiempo exacto para perder el miedo. No obstante, entre más rápido comiences con el proceso, mucho mejor.

A pesar de ello, si eres una persona que siente miedo al agua lo más probable es que te preguntes cuál es la necesidad de superarlo. Puede parecer absurdo, pero este tipo de cuestionamientos se encuentran a la orden del día.

miedo en la natación

Puede salvar tu vida

El miedo al agua suele manifestarse de maneras distintas; esto depende de cada persona. Se hace necesario tener en cuenta que aunque varias personas padezcan este obstáculo, no todas le temen en la misma medida.

Sin embargo, la generalidad con respecto al miedo al agua es que cada persona que lo padece evita la inmersión en cualquier tipo de superficie acuática. Esto puede llegar a considerarse un problema, especialmente en casos extremos en los cuales debes ingresar, por lo menos, a una piscina. Superar el miedo al agua podría ayudarte a salvar tu vida a lo de los demás, si el caso se presentase. ¡Tenlo en cuenta!

Realizar rutinas acuáticas

Una vez puedes superar el miedo al agua puedes convertirla en tu aliada. El agua ofrece un sinfín de beneficios para el organismo, tanto físicos como fisiológicos y psicológicos.

Por tal razón, si rebasas este obstáculo, podrías entrenar en una piscina, aprender a nadar e, incluso, llegar a recuperarte de una lesión por medio de la natación terapéutica.

Sensación de seguridad

Aunque no lo creas, al momento de manifestar temor por el agua, las personas que se encuentran a tu alrededor mantienen en estado de alerta. Lo que menos quieren es que te suceda algo o estés expuesto al peligro.

Si puedes superar este miedo la sensación de seguridad aumentará en ti, en las personas que te rodean y en los seres queridos que siempre han estado para ti: ganan todos.

Superar el miedo al agua, un tema de todos

El miedo al agua puede ser un verdadero obstáculo para un niño al aprender a nadar.

Usualmente, se asocia el miedo al agua con etapas infantiles o la niñez. No obstante, este tipo de temores se manifiestan en cualquier etapa de la vida y, en muchas ocasiones, prevalecen hasta la adultez mayor.

En ese orden de ideas, superar este gran obstáculo debe ser un compromiso asumido por todas las personas, lo padezcan o no. Recuerda que si no tienes miedo al agua, puedes ayudarle a alguien más a superarlo.

  • Salguero Del Valle, A., Tuero, C., Prado, D., & González Boto, R. (2003). El miedo al agua: estrategias y recursos metodológicos para superarlo. Universidad de León.