¿Cómo prevenir un ahogamiento dentro de la piscina?

30 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Cuida de tus hijos y de los demás, incluso de aquellas personas que no saben nadar. Para prevenir un ahogamiento es necesario poner tu «granito de arena».

Las piscinas son uno de los principales puntos de encuentro para disfrutar de las superficies acuáticas; en estas suelen reunirse amigos, familias y cualquier cantidad de personas con fines turísticos. Por lo tanto, es importante saber cómo prevenir un ahogamiento.

Aunque la percepción sobre las piscinas es bastante positiva gracias a todo lo que es posible hacer en ellas para entretenernos o pasar el rato, también existen aspectos que en ningún momento debes omitir. El ahogamiento y otra serie de accidentes ocurren dentro y alrededor de ellas; por ello, surge la necesidad de prevenirlos.

Con el fin de evitar cualquier tipo de problema de esta índole, las piscinas deben contar con salvavidas o supervisores. No obstante, la responsabilidad también recae sobre ti y cualquier adulto lúcido que se encuentre en la piscina.

¿Cómo prevenir un ahogamiento?

¿Cómo prevenir un ahogamiento?

La mayoría de las personas que padecen un ahogamiento en piscinas son niños y en ello influyen muchos factores determinantes. La falta de fuerza muscular, el poco dominio del cuerpo en el agua y el desconocimiento de técnicas para flotar son los principales.

Sin embargo, cualquier persona puede padecer un accidente y ahogarse. Por ello, es necesario no pasar por alto a ninguna; especialmente si no sabe nadar.

En ese orden de ideas, te mostraremos una serie de recomendaciones que no debes pasar por alto si realmente quieres saber cómo prevenir un ahogamiento. ¡No te los pierdas!

Comprobar las medidas reglamentarias

Este es un punto que se pasa por alto con bastante regularidad en casi todas las piscinas, especialmente por personas que solo van a vacacionar o pasar el rato. A pesar de ello, se aconseja comprobar que las medidas son las adecuadas.

Normalmente, las piscinas cuentan con señalizaciones fuera de la superficie acuática. Allí, se marca la altura en metros o centímetros con el fin de dar a conocer a los bañistas si hacen o no pie.

Por supuesto, no es necesario andar con un metro para ser estricto, pero por medio del cálculo y las medidas de tu cuerpo puedes tener en cuenta si corresponden al valor informado.

Acompañamiento constante

Si se trata de ti, busca alguien de confianza para ir a nadar en la piscina, así se pueden acompañar de manera mutua. Aunque muchos prefieren nadar solos, el acompañamiento como medida de prevención nunca está de sobra.

Con respecto a los niños o menores de edad, no te confíes en sus habilidades para nadar, cualquier descuido puede provocar el ahogamiento. Por ello, procura ofrecer acompañamiento constante o dejarlos a cargo de un adulto que sepa nadar.

¿Cómo prevenir un ahogamiento dentro de la piscina?

Emplear elementos de seguridad

Si el niño que ingresa a la piscina es menor de 10 años, es preferible que utilice flotadores o chaleco hinchable. Este tipo de objetos ofrecen bastante ayuda a la hora de flotar dentro del agua o con el fin de prevenir un ahogamiento.

Incluso, si la persona es mayor de edad y no cuenta con habilidades para nadar o «defenderse en el agua», lo más oportuno es brindarle un chaleco salvavidas. No es cuestión de vergüenza sino de seguridad. No lo olvides.

Algunos profesionales insisten en que este tipo de elementos brindan una falsa seguridad y apego; por ello, no los aconsejan. Sin embargo, la decisión depende de cada persona o del encargado del menor de edad.

No te descuides

Si eres el encargado de velar por la seguridad de la piscina o trabajas como salvavidas, el consejo más importante sobre el tema gira en torno a la atención. Quizá se lea cliché o repetitivo, pero no puedes descuidarte en ningún momento.

Existen muchos escenarios en los cuales las distracciones pequeñas como hablar por el móvil han desencadenado episodios de ahogamientos. No debes ser un robot o una cámara de seguridad, pero sí necesitas estar atento en todo momento.

Recuerda que tu responsabilidad se centra en velar por los asistentes a la piscina y tu rol es supremamente importante.

Cómo prevenir un ahogamiento, ¿la mejor solución?

La principal recomendación para prevenir un ahogamiento dentro de la piscina es aprender a nadar; de esta manera, lograrás sortear los retos presentes en la superficie acuática.

Sin embargo, hasta los nadadores más experimentados han sufrido problemas relacionados con el ahogamiento. Saber nadar es una excelente alternativa, pero no debes dejar de lado las recomendaciones expuestas anteriormente; la prevención vale por dos.

  • Arango Posada, C. A. (1969). Ahogamiento y casi ahogamiento. Archivos de Medicina (Manizales). https://doi.org/10.30554/archmed.10.0.1525.2005
  • Piñero, R. S. (2015). Seguridad y salud en instalaciones acuáticas: riesgos para trabajadores y usuarios en piscinas tratadas con cloro. Revista Española de Educación Física y Deportes.