Lo que deberías saber sobre la natación para mujeres embarazadas

27 julio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Te invitamos a conocer los beneficios de la natación para mujeres embarazadas. ¡Anímate y mantente en forma durante la gestación!

Alrededor de las personas en proceso de gestación existe un sinnúmero de mitos o creencias erradas, la mayoría de estos giran en torno a la realización de actividad física; incluso, algunas personasn afirman que no deben hacer ningún esfuerzo físico. La natación para mujeres embarazadas trae muchos beneficios, uno de ellos es tumbar este mito.

Aunque parece mentira, aún en la época donde el acceso a la información es bastante fácil, continúan existiendo muchas concepciones erradas sobre el embarazo. El objetivo del artículo no es juzgar a quienes desconocen, pero sí brindar claridad sobre el tema del embarazo y el ejercicio físico.

Natación para mujeres embarazadas

Qué hacer antes de practicar natación

La natación es recomendada en todos los momentos desde que una persona queda embarazada; la única excepción para evitar su práctica es la condición médica que debe ser diagnosticada por un profesional en el área de la salud.

Sobre esta base, la natación para embarazadas está dirigida a cualquier mujer; hiciese o no ejercicio antes del proceso de gestación. Claro está, una persona con huella deportiva percibe el cambio de forma más cómoda, mientras que alguien sin ritmo físico requiere de un proceso de adaptación más amplio.

En términos generales, la actividad física por medio del deporte es apta; sin embargo, la natación para mujeres embarazadas es una de las mejores opciones. Esto se debe al gran número de beneficios que ofrece.

Por otra parte, la natación para mujeres embarazadas tiene un enfoque completamente terapéutico y aliviador; a pesar de ser un deporte de competencia, sus grandes beneficios permiten abordarlo bajo una variable cómoda y relajante.

Además, se recomienda practicar tres de los cuatro estilos presentes en la natación –crol, espalda y pecho-; específicamente durante los primeros meses de gestación. Esto debido a la alta exigencia del estilo mariposa.

¿Cuáles son los principales beneficios de la natación?

La natación posee un gran número de beneficios para todas las personas, y las mujeres gestantes no son la excepción; es por ello que este deporte se recomienda con regularidad. En ese orden de ideas, les expondremos los principales beneficios.

Disminución del impacto articular

El embarazo produce aumento de peso fuera de lo común –sobrepeso-, esto influye en las articulaciones de las extremidades inferiores. La natación es considerada como un deporte de bajo impacto articular, razón por lo que es recomendado.

El principio de flotabilidad contribuye a las articulaciones; no solo con respecto al impacto, sino a la posibilidad de ampliar el rango de movimiento. Por ende, se aconseja su práctica por mujeres gestantes.

Funcionaría como tratamiento de dolores

Relacionar dolores con embarazo es más normal de lo que se creería; los cambios a nivel fisiológico y físico pueden generar la aparición de dolencias en diferentes regiones del cuerpo.

Practicar natación con regularidad favorecería la circulación sanguínea, por lo cual la irrigación de esta llegaría con mayor facilidad a cada rincón del cuerpo. Esto ayudaría a evitar los trombos o las aglomeraciones de sangre en músculos y articulaciones, principales causantes del dolor durante el embarazo.

Fortalecería el sistema respiratorio

Controlar la respiración desde el músculo diafragma no solo mejoraría las condiciones de vida a nivel general, sino que permitiría regular el gasto energético al momento de realizar un esfuerzo excesivo –por ejemplo: el momento del parto-.

La natación permite adquirir este hábito por medio de diferentes ejercicios; así, la mujer embarazada podría ponerlo en práctica mientras da a luz al bebé.

Mejoraría la calidad de vida

Aprender a respirar, tener una mejor circulación sanguínea y disminuir el trauma en las zonas articulares traería consigo mucha tranquilidad; desde la percepción mínima de dolores y la mejora de la digestión, hasta la mejora de las capacidades físicas básicas.

Todos estos aspectos influirían en la mejora de la calidad de vida; no solo para las mujeres embarazadas, sino para el feto en proceso, el cual recibe nutrientes y oxígeno por medio del torrente sanguíneo.

Todo serían beneficios, pero paso a paso

Natación terapéutica embarazo
Imagen: Eresmama.com

Tal y como se explica anteriormente, solo un diagnóstico médico profesional podría prohibir la participación de una mujer embarazada en la natación; por ello, se hace menester visitar al médico de cabecera antes de.

Por otra parte, la natación para mujeres embarazadas debe ir acompañada de un instructor con conocimientos en el tema y alguien allegado, con el fin de monitorear lo que sucede dentro de la superficie acuática.

  • Téllez Vargas Jorge. (2012). Cambios fisiológicos y anatómicos de la mujer en el embarazo. Servicio Andaluz de Salud .
  • Ayoubi, J.-M., Hirt, R., Badiou, W., Hininger-Favier, I., Favier, M., Zraik-Ayoubi, F., Berrebi, A., & Pons, J.-C. (2012). Nutrición de la mujer embarazada. EMC - Ginecología-Obstetricia. https://doi.org/10.1016/s1283-081x(12)61940-7
  • Mata, F., Chulvi, I., Roig, J., Heredia, J. R., Isidro, F., Benítez Sillero, J. D., & Guillén del Castillo, M. (2010). Prescripción del ejercicio físico durante el embarazo. In Revista Andaluza de Medicina del Deporte.
  • Barakat. (2007). Ejercicio Físico Durante El Embarazo, Programas De Actividad Física En Gestantes. Educación Corporal y Salud: Gestación, Infancia y Adolescencia.