Natación: el mejor deporte para transformar tu cuerpo y tu mente

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Te has preguntado en qué sentido mejoraría tu salud y bienestar si comienzas a nadar? Te contamos los notables efectos positivos de este deporte en el cuerpo y la mente.

No son pocos quienes consideran a la natación como “el deporte más completo”. El fundamento está a la vista: demanda esfuerzos de casi todos los grupos musculares, además de una buena resistencia cardiovascular. También es un ejercicio que exige equilibrio, coordinación, fuerza, velocidad…¿Se puede discutir que es el mejor deporte para transformar tu cuerpo y tu mente?

Mireia Belmonte, la primera nadadora español que logró conseguir un oro olímpico, sabe mucho de las transformaciones que la natación provoca en el cuerpo. De la mano de la práctica de esta disciplina, no solamente pudo vencer —al menos en parte— una escoliosis, sino que hasta se sobrepuso a su condición de asmática. ¿Te parece poco? También es alérgica al cloro, por más paradójico que parece.

Toda esta evidencia confirma que estamos ante la persona indicada para contarnos por qué la natación es el mejor deporte para transformar tu cuerpo y tu mente. ¿Te sumas a escucharla?

Cómo mejora el cuerpo al practicar natación

Las ventajas de la natación para el bienestar integral del organismo están más que probadas. A continuación, haremos un breve repaso sobre los beneficios físicos que podemos obtener de practicarla regularmente:

Músculos fuertes y resistentes

Prácticamente no hay músculo que quede sin ejercitar cuando nadamos. Es un ejercicio tan completo que demanda acciones por parte del tren superior, el inferior y el core, aunque muchos subestimen la importancia de este último.

En cuanto a los brazos y las piernas, es evidente su importancia para nadar. Los movimientos cíclicos de la natación ponen a prueba la resistencia del atleta; además, para ser veloces, es necesario tener fuerza, potencia y buena técnica. El resultado: músculos fuertes, flexibles y resistentes, menos propensos a lesiones y dolores.

Además, el lado estético no puede obviarse. Tu figura se verá enormemente beneficiada si practicas natación; se trata de una actividad fenomenal para quemar grasas y calorías rápidamente.

Imagen: Facebook Mireia Belmonte.

Mejor salud cardiovascular

Tanto a nivel amateur como en la competición, la natación es un deporte que permite potenciar la capacidad aeróbica del cuerpo.De este modo, gracias a los esfuerzos continuos, el corazón se vuelve más eficaz para bombear la sangre y las arterias se vuelven menos rígidas, según informan diversas publicaciones científicas.

El sistema respiratorio es otro gran beneficiario. La capacidad pulmonar aumenta exponencialmente tras nadar por un tiempo; incluso aprendemos a hacerlo de una manera más eficiente y la sangre llega más rápido y mejor oxigenada a todos los órganos del cuerpo.

Rehabilitación

Se trata de un deporte tan noble que muchos profesionales lo utilizan para rehabilitar pacientes tras lesiones físicas o enfermedades. Por ejemplo, la presión del agua es ideal para recuperarse de lesiones en la rodilla o la espalda; asimismo, es útil para afecciones respiratorias como el asma, u óseas, como la artritis o artrosis.

¿Cómo transforma la natación nuestra mente?

Quizás uno de los grandes beneficios de la natación es que es apto para individuos de todas las edades. Al poder regular la exigencia y la intensidad, todos pueden aprovechar sus grandes consecuencias positivas para la mente.

Favorece la concentración y coordinación

Sobre todo en el ámbito competitivo, la técnica perfecta y la ejecución de cada movimiento en el instante preciso demanda estar enfocados. Además, ser coordinado y fluido con cada destreza no solo nos permite movernos más rápido, sino que también disminuye el cansancio y potencia el rendimiento.

Imagen: eresdeportista.com

Relajación

El paso del medio terrestre al acuático brinda cierta tranquilidad, dada la flotabilidad y la presión que ejerce el agua. Cuando una persona ingresa a una piscina o al mar, automáticamente su cabeza cambia de “chip”; para muchos, constituye la mejor manera de dejar atrás los problemas y enfocarse únicamente en el propio cuerpo.

Se entrena para una mente ágil y preparada

Ponernos en situaciones de esfuerzo máximo, e incluso de presión, si estamos en una competencia, eleva nuestro umbral de rendimiento. Con este deporte, el cerebro se mantiene activo, ávido, diagramando estrategias y generando pensamientos positivos para ir en busca de los resultados.

No caben dudas de que todo esto se puede extrapolar a otros ámbitos de la vida. ¿Por qué no comparar un objetivo de vida con una carrera de natación, que nos obliga a mantenernos despiertos, enfocados y dando el máximo de nuestras posibilidades?

Consejos para practicar natación

Más allá de todo lo comentado, si verdaderamente queremos gozar de las bondades de este deporte, debemos tomar ciertos hábitos positivos. Aquí enumeramos algunos:

  • Hacer una buena entrada en calor.
  • Estirar luego de cada sesión.
  • Conseguir una buena técnica.
  • Llevar una dieta saludable y libre de hábitos nocivos, como el tabaco y el alcohol.
  • Descansar bien para recuperar el cuerpo.

Con todo esto, tendremos todo lo necesario para aprovechar el mejor deporte para transformar el cuerpo y la mente. Si nunca has intentado practicar natación de manera regular, no te pierdas la chance de hacerlo. Mireia Belmonte se encargará de ratificar todos estos datos en su curso de natación. ¡No te pierdas sus sugerencias!