Los consejos para definir los ojos

27 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Conoces la mejor manera de definir y potenciar la belleza natural de cada tipo de ojos? Lewis Amarante te ofrece los mejores consejos para que logres tus mejores maquillajes.

Seguimos enfocados en la aplicación del maquillaje en los ojos. En este caso, para conseguir una mirada que potencie la belleza de una persona, Lewis Amarante nos enseñará todos sus secretos para aprender a definir los ojos y saber qué hacer con los párpados. No te pierdas este octavo encuentro con un profesional de primer nivel mundial.

El mundo del maquillaje es tan amplio que presenta miles de posibilidades para cada elección. Esto tiene mucho sentido, dado que no existen dos personas totalmente iguales o, si lo fueran, de seguro sus preferencias diferirían.

Por lo tanto, cada individuo deberá o preferirá buscar destacar cierta parte de su rostro. La forma de la cara, las posibles imperfecciones en la piel y hasta el atuendo y la ocasión para la que se necesite el maquillaje son factores que pueden hacer variar este trabajo.

Ante tantas opciones, nada más conveniente que contar con la guía de Lewis Amarante, quien lleva más de veinte años trabajando con las figuras del mundo de la moda. En este capítulo, nos enseñará a definir los ojos y a lograr unos párpados perfectos.

Maquillaje para definir los ojos

Como se mencionó en lecciones pasadas, la mirada es un componente esencial en la apariencia de una persona. Es como una carta de presentación, que variará de acuerdo a la forma de los ojos. ¿Has analizado qué tipo de ojos tienes?

Las características más comunes por las cuales se clasifican los ojos son la forma, el tamaño y la dirección. De este modo, podemos diferenciar entre los siguientes tipos:

  • Almendrados: considerados los ojos ‘perfectos’, o al menos los más simétricos. Su borde externo está inclinado hacia arriba y en línea recta.
  • Redondos: el iris —parte con color— suele verse por completo, al igual que también se ve el párpado móvil. Los ojos redondos suelen ser grandes y saltones; lógicamente, su forma redondeada se aprecia fácilmente.
Ojos verdes con sombras verdes.

  • Hundidos: los huesos de las cejas son más prominentes; los ojos están como ‘metidos’ hacia adentro del rostro.
  • Rasgados: son algo más pequeños que los demás tipos de ojos. Al cerrarse, el pliegue de los párpados prácticamente no se ve.
  • Pequeños: al igual que los ojos hundidos, son la parte menos llamativa del ojo.
  • Caídos: en este tipo de ojos, el borde exterior está hacia abajo.

Cada una de estas tipologías de ojos demandará un tratamiento diferente de parte del maquillador. Por esa razón, es importante ser un buen observador y saber identificar los rasgos que nos permitirán aportarle simetría al rostro y potenciar nuestro trabajo de maquillaje.

¿Cómo definir los párpados?

En los ojos, así como en el resto del rostro, la función del maquillaje no es cambiar la alineación natural de cada uno de sus componentes. Por el contrario, lo que se debe buscar es darle equilibrio y naturalidad potenciando sus rasgos positivos y disimulando los negativos.

Lo mismo ocurre con los párpados. Sin dudas, estos representan un desafío a la hora del maquillaje. Por ese motivo, es aconsejable contar con un buen bagaje teórico, para tomar decisiones fundamentadas y acertadas, y también con un amplio repertorio de técnicas para concretar nuestro trabajo de la mejor manera.

En esta lección, Lewis Amarante nos introducirá en cada uno de los aspectos que se deben considerar para lograr una buena definición de los párpados. Se detallarán, por ejemplo, aspectos como los siguientes:

Qué efecto buscar en cada tipo de párpado

Como habrás notado, la forma de los párpados es, precisamente, uno de los elementos que definen los ojos. Por lo tanto, el tratamiento de estos variará conforme las posibilidades que su tipología nos delimite.

Maquillaje de ojos.

Así, por ejemplo, si tenemos ojos pequeños, sería una buena idea dejar de lado los colores oscuros para los párpados y, por el contrario, buscar agregar iluminación en la zona del lagrimal.

Otra recomendación, en este caso para los ojos rasgados, es colocar sombra oscura sobre el párpado móvil y arrastrarla difuminándola hacia el fijo. Para los ojos redondos, lo más aconsejable es el uso de una sombra clara o media.

En este capítulo del curso de Lewis Amarante, analizaremos cada una de las tipologías de ojos que podremos encontrar y, desde allí, aprenderemos cómo escoger la definición adecuada para la mirada y cada uno de sus componentes.

Sin dudas, se trata de un aspecto que todo maquillador debe tener más que presente. Conseguir una mirada cautivadora y llamativa dependerá del talento, pero también de los conocimientos para aplicar las técnicas más apropiadas.