Las inteligencias múltiples y el desarrollo personal

25 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
¿Qué relación existe entre las inteligencias múltiples y el desarrollo personal? ¡Descúbrelo!

En el desarrollo personal es fundamental cultivar tanto el cuerpo como la mente. En este último caso, nos estamos refiriendo, también, a estimular la inteligencia, concretamente las inteligencias múltiples. Pero ¿qué quiere decir esto? A continuación, te lo explicamos.

En el año 1983, Howard Gardner describió la teoría de las inteligencias múltiples, según la cual todos disponemos de ocho inteligencias que combinamos y utilizamos en diferentes grados, de manera personal y única.

Dicha teoría sigue vigente en la actualidad. Por lo que, hoy en día, ya no se habla de una inteligencia general, sino de varios tipos independientes de inteligencias.

¿Qué relación tiene todo esto con el desarrollo personal? Como sabemos, el desarrollo personal implica un crecimiento integral y para conseguirlo es conveniente estimular, de algún modo, todas las inteligencias múltiples existentes.

Las ocho inteligencias múltiples

errores que cometemos en la natación

Según el piscólogo y profesor en la Universidad de Harvard, Howard Gardner existen ocho tipos de inteligencias múltiples. Vamos a ver en qué consiste cada una de ellas:

  1. Lingüística: es la capacidad para utilizar el lenguaje verbal y escrito, lo que permite una comunicación y expresión adecuada.
  2. Lógico-matemática: engloba la capacidad para usar y representar el sistema de cuantificación numérica de forma adecuada y analizar y solucionar problemas lógicamente, empleando el razonamiento deductivo.
  3. Naturalista: hace referencia a la capacidad para observar, identificar y analizar los aspectos y fenómenos que acontecen en la naturaleza.
  4. Interpersonal: abarca la capacidad para para relacionarse con otras personas de un modo efectivo, comprendiendo sus intenciones, motivaciones y deseos.
  5. Intrapersonal: es la capacidad para conectar con uno mismo, para conocer y comprender los propios pensamientos, sentimientos y acciones.
  6. Musical: se refiere a la capacidad para percibir las formas musicales, mostrando ciertas habilidades para componer, interpretar, transformar y valorar los sonidos y ritmos de la música.
  7. Visoespacial: se trata de la capacidad para crear, manipular o representar visualmente espacios e imágenes en dos o tres dimensiones.
  8. Kinestésica: es la capacidad para controlar el propio cuerpo y los movimientos que uno hace con el fin de expresar algo o lograr un determinado objetivo físico.

Las inteligencias múltiples y el desarrollo personal

Ancianos felices en bicicleta

Ahora que ya conocemos el significado de cada una de las inteligencias múltiples, es el momento de plantearnos cómo estas pueden afectar en el desarrollo personal.

Para ello, hay que tener en cuenta lo enriquecedor que puede ser para uno mismo establecer relaciones sociales, reflexionar sobre el autoconocimiento, escuchar música, bailar, cantar, leer, escribir, dibujar, practicar deporte, resolver problemas de lógica, dar un paseo por el campo, etc..

Todas estas actividades están vinculadas con al menos una de las inteligencias múltiples. Así, es muy sencillo estimular día a día cada una de las ocho inteligencias existentes.

No se trata de ser el mejor en todos los ámbitos, sino de dar la importancia que se merece a cada una de estas áreas del aprendizaje y del desarrollo.

Algunas de estas disciplinas se nos darán mejor que otras, de eso no cabe duda. Pero lo interesante es dejar a un lado los miedos, salir de la zona de confort, y dedicar tiempo a trabajar, también, aquellos aspectos que no se nos dan tan bien.

La importancia de seguir aprendiendo a lo largo de la vida

Mujer practicando mindfulness

Cuando somos pequeños estamos acostumbrados a realizar todo tipo de actividades. Sin embargo, en cuanto crecemos, parece que nos estancamos y nos empeñamos en realizar siempre las mismas actividades y tareas.

Pues bien, en este sentido debemos ser siempre como niños: ser como esponjas que absorben todo tipo de aprendizajes.

De este modo, podremos cultivar la mente y aprender algo nuevo todos los días. Y, además, esto hará que nos sintamos realizados y satisfechos con nosotros mismos.

Es hora de comenzar: empecemos hoy mismo a estimular las inteligencias múltiples. Así, con el tiempo ¡lograremos ser nuestra mejor versión!

  • Gardner, H. (1995). Mentes creativas. Una anatomía de la creatividad humana. Barcelona: Paidós.