Descubre las diferentes modalidades del piragüismo

22 abril, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Conocer las diferentes modalidades modalidades del piragüismo puede impulsarte a practicarlo.

En términos generales, el piragüismo es una disciplina que consta de una pequeña embarcación y un par de remos; pero, yendo un poco más allá, es una de las prácticas deportivas más populares en el mundo, específicamente en algunas regiones de Europa y América del Norte. El objetivo de hoy es conocer las diferentes modalidades del piragüismo. ¡Acompáñennos!

Diferentes modalidades del piragüismo

Principiantes en piragüismo viajan juntos en una canoa.

El piragüismo va mucho más allá de una pequeña embarcación y un par de remos. Con el paso del tiempo, este tipo de accesorios han evolucionado, aportando nuevas herramientas para variar esta disciplina.

Estos cambios han desembocado en diferentes modalidades del piragüismo, unas más importantes que otras, algunas recreativas pero, su gran mayoría, de alta competencia.

Aguas tranquilas

Los beneficios del piragüismo incluyen la interacción social que este deporte suele fomentar.

Tal y como su nombre lo indica, esta modalidad de piragüismo se practica en aguas mansas. Usualmente, es realizada en lagos, ríos con poca corriente, canales u otros similares. Dentro de las diferentes modalidades es una de las más practicadas debido a que pertenece a los niveles I y II.

En competencia, se emplean carriles delimitados por boyas ubicadas cada 25 metros; las embarcaciones parten al mismo tiempo y es señalada como ganadora la primera proa (parte delantera del bote) que cruza la meta.

El piragüismo en aguas tranquilas, a su vez, se divide en dos diferentes modalidades:

  • Piragüismo de velocidad: distancias de recorridos entre 200 y 1.000 metros.
  • Piragüismo de fondo: distancias de más de 1.000 metros, máximo 10.000.

Descenso de aguas bravas

Piragüismo y tecnología han permitido grandes mejoras en el rendimiento de los deportistas.

Entre las diferentes modalidades del piragüismo, el descenso de aguas bravas es una de las más peligrosas. Esta es practicada en corrientes naturales de niveles  III, IV y V; por lo tanto, el único obstáculo es la geografía del río.

A diferencia de las aguas tranquilas, esta modalidad puede variar la distancia en su recorrido, extendiéndose varios kilómetros de longitud; además, tanto hombres como mujeres compiten por separado.

En el caso de los hombres, la competencia es en kayak y canoa (K1, K2 – C1, C2); por su parte, las mujeres lo hacen en kayak de 2 tripulantes máximo.

Dentro del descenso de aguas bravas sobresalen tres diferentes modalidades principales:

  • Competencia por equipos.
  • Carrera rápida o rapid Racing: entre 600 y 800 metros.
  • Recorrido largo: superiores a los 3000 metros.

Modalidades del piragüismo: eslalon

Competencia masculina de piragüismo en eslalon.

El piragüismo en eslalon se distingue por su gran dificultad. Al igual que el descenso de aguas bravas, esta modalidad es realizada sobre niveles III, IV y V; sin embargo, el entorno es totalmente artificial y creado de manera específica para competir.

El nivel de las aguas donde se compite deja entrever lo complejo del resultado; sumado a ello, los obstáculos son puestos con el fin de obligar a los competidores a realizar el eslalon de manera adecuada.

Estos obstáculos son denominados puertas y de ellos depende, en gran medida, la calificación al final del recorrido. Si las puertas están marcadas con colores verde y blanco, la embarcación debe atravesarlas siguiendo la corriente. Si estas son rojas con blanco, los competidores deben hacerlo contracorriente.

La idea principal de esta modalidad es realizar el recorrido en el menor tiempo posible. A ello pueden sumarse penalizaciones por cruzar mal una puerta; esto significa segundos de más.

Se debe tener en cuenta que las penalizaciones se acumulan y, al final, son sumadas junto con el tiempo que dure el recorrido.

Tanto hombres como mujeres compiten en esta modalidad; se componen por kayak de un tripulante (K1) y canoa de uno y dos tripulantes (C1 y C2).

Piragüismo recreativo

El piragüismo para niños es una actividad que ofrece muchos beneficios.

A diferencia de las diferentes modalidades expuestas anteriormente, el piragüismo recreativo no es realizado con fines competitivos. Tal y como su nombre lo indica, este se enfoca de forma plena en la recreación de aquellos amantes de la disciplina.

Es una de las opciones más recomendadas para personas que apenas se están adentrando en este grandioso mundo, principiantes con ánimos de experimentar qué se siente estar subido en una embarcación de piragüismo.

La modalidad recreativa es realizada en aguas tranquilas con algunos obstáculos, pero sin toma de tiempo.

Muchas son las diferentes modalidades que componen la disciplina deportiva del piragüismo; para conocerlas a fondo, es necesario tomarse un buen tiempo e ir investigando poco a poco. Les recomendamos continuar navegando en Unycos para seguir adentrándose en el tema.

  • Méndez de la Muela, G. (2000). Evolución del turismo náutico en España en los últimos treinta años: recreación o status social, una aproximación a la sociología del turismo náutico.