Cosméticos con causa solidaria

28 septiembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la comunicadora Mónica
Al comprar productos cosméticos es interesante averiguar si las empresas realizan aportes solidarios. Así, podemos disfrutar del maquillaje y ayudar al mismo tiempo.

La moda y la belleza cada vez se comprometen más con alguna causa solidaria. Más allá de ofrecernos productos de calidad e invertir constantemente en innovación, también buscan aportar su granito de arena para construir un mundo mejor.

Hemos querido conocer más a fondo algunas marcas y mostrar lo sencillo que es incorporar algunos cosméticos a las rutinas beauty que, además de ser de gran calidad, le harán la vida un poquito mas fácil a todos aquellos que se encuentren en una situación desfavorecida. ¿Vamos allí?

La belleza con causa solidaria

Cuidar las pieles secas

Hoy en día, las grandes firmas de belleza, además de ofrecernos tendencias, luchan por un mundo mejor. Así, incorporan campañas temporales con productos específicos enfocados a aportar parte de sus ganancias a algunos de los problemas que más nos preocupan.

Entre estas problemáticas, destacan la protección del medio ambiente, la lucha contra el Sida o el cáncer de mama, y la producción basada en el comercio justo. Sin duda, son algunas de nuestras iniciativas solidarias favoritas.

El Charity Pot de Lush

La firma de cosméticos Lush es una de las más comprometidas con la conservación del medio ambiente, la protección de los animales y la defensa de los derechos humanos.

Tiene productos orgánicos y súper divertidos. Como parte de esta filosofía, lanzaron una crema de manos y cuerpo hecha con ingredientes sostenibles; como la manteca de cacao de comercio justo de la Comunidad de Paz en Colombia, y el aceite de oliva y el aceite de moringa de proyectos de permacultura en Kenya y Ghana.

Así, es una excelente apuesta de hidratación y cada céntimo que pagamos por esta crema (menos el IVA) va a parar al fondo solidario para apoyar proyectos asociativos que vayan acorde con su ética.

Pintalabios más duraderos del otoño

Viva Glam de Mac: pintalabios con causa solidaria

Las barras de labios Viva Glam de Mac destinan el cien por cien de sus beneficios a la Fundación MAC AIDS, cuyo objetivo es la concientización acerca de los factores que están ligados a esta enfermedad: la prevención, el acceso a asistencia médica, la medicación y la conexión entre la pobreza y la enfermedad.

Huile Tonic, de Clarins

Este mítico tónico elaborado totalmente a base de extractos puros de plantas tiene la capacidad de reafirmar, tonificar y mejorar la elasticidad de la piel, al tiempo que disimula las estrías. Pero también colabora con MIRIAD (Microbiome Research Initiative on spondyloArthritis and Disbyosis) en el estudio de las enfermedades reumáticas.

Kendall by Kylie Cosmetics: el «klan» con causa solidaria

Las hermanas Jenner saben cómo hacer negocios, especialmente la pequeña, que con su línea de belleza Kylie Cosmetics ha logrado invadir el planeta y convertirse en una de las jóvenes más ricas del mundo.

La colaboración que lanzó con su hermana Kendall ha sido espacialmente bien recibida, no solo por su espectacular campaña sino, también, porque hacen activismo social de la mano del Instituto Marsha P Johnson, una organización que defiende los derechos humanos de personas negras transgénero.

Proud to Be Pink Lip Color Duo de Bobbi Brown

Una de las causas solidarias que más movimiento provoca es la de la lucha contra el cáncer de mama. Las firmas lanzan ediciones especiales pintadas de rosa dedicadas a apoyar el estudio de esta enfermedad o a apoyar a las mujeres que la padecen.

Un ejemplo de ello es este pintalabios que le dedica el cien por cien de los beneficios de las ventas del producto a la investigación médica del padecimiento.

Freshly Cosmetics: cosmética solidaria

Freshly Cosmetics es una de las firmas más involucradas en cuidar del medio ambiente y ofrecen productos de calidad, sencillos y muy buenos.

Podemos ver sus acciones a través de compromisos reales que han ido implementando en su propuesta, como no usar microplásticos en sus formulaciones, sus pads de algodón con certificado GOTS, su política de refill, su proyecto de reforestación WE FOREST, o sus cremas solares sin filtros químicos, entre otros.

En conclusión, la cosmética sostenible existe y podemos estar guapas al tiempo que colaboramos con alguno de los proyectos que intentan hacer de este planeta un lugar más digno.