Cómo conseguir un efecto pestañas postizas

27 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la blogger de moda y belleza Azucena Fernández
Vamos a ver maneras de lograr un efecto pestañas postizas muy parecido al que crean las postizas de verdad, pero sin la lucha que provoca tener que ponernos esos, a veces, molestos postizos.

Al hablar de pestañas postizas, normalmente pensamos en extensiones, rizadores y algunos utensilios que hay que saber manejar. Hoy te mostramos varias soluciones para lograr un efecto pestañas postizas de una forma muy sencilla.

A todos los amantes del maquillaje nos gustan las pestañas postizas. Hay formas de lograr ese volumen y esa longitud dramática que aportan las pestañas postizas, ese efecto tan especial, sin tener que llevarlas de verdad.

Pero ojo, no se trata solo de aplicarnos alguna máscara especial, aunque algunas prometan ese efecto pestañas postizas que buscamos. Siempre hay que hacer algo más, dar algún paso más. Eso sí, podemos lograrlo sin usar pegamento ni nada que se le parezca.

Por supuesto, no hay que seguir todos los pasos que vamos a ver a continuación. Sin embargo, si quieres ese verdadero efecto pestañas postizas añade alguno de estos pasos a tu rutina de belleza.

El rizador, un aliado para el efecto pestañas postizas

Mujer con un rizador de pestañas

Rizar las pestañas es una de las mejores cosas que puedes hacer para que tus ojos parezcan más grandes y las pestañas más largas. Antes de aplicar cualquier máscara de pestañas, utiliza tu rizador.

Empieza en la base de las pestañas y ve tratando las pestañas en secciones hasta la punta para lograr el mejor rizo. Incluso después de aplicar tu máscara de pestañas verás como las pestañas se mantienen rizadas.

Nunca utilices un rizador de pestañas después de aplicar el rímel, ya que esto podría dañarlas.

Utiliza un primer de pestañas

Añade un extra de longitud y volumen en las pestañas aplicando una capa de primer antes de aplicar la máscara de pestañas. El uso de una fórmula de primer resistente al agua ayudará a que las pestañas se mantengan más rizadas todavía cuando se aplica antes de la máscara.

Aplica máscara en todas las pestañas

Muchas veces, cuando nos aplicamos el rímel, solo lo hacemos en la parte superior de las pestañas. Pero para obtener el mayor volumen es importante que las pestañas estén bien cubiertas con la máscara, tanto las de arriba como las de abajo.

Así que, al ponerte el rímel, asegúrate de aplicarlo primero en la parte superior de las pestañas y luego en zigzag en la parte inferior. De esta manera, todas las pestañas quedan cubiertas sin perder volumen.

La importancia de las fibras

Para crear más sensación de longitud y más volumen intenta recurrir a las fibras. Siempre las debemos aplicar después de poner una primera capa de máscara de pestañas.

Es importante que realices estos dos pasos rápidamente para que más fibras se adhieran a la máscara de pestañas. Luego termina el proceso aplicando otra capa de rímel para cubrir las fibras. Te sorprenderás del volumen que aporta esto a tus pestañas.

Para un efecto pestañas postizas, pon capa sobre capa

Mujer aplicándose rimel para conseguir efecto pestañas postizas

Todo se trata de capas a la hora de buscar las pestañas más espectaculares. No tienes que parar cuando te hayas aplicado dos capas de máscara. Puedes añadir tantas capas como quieras. Si te preocupa que tus pestañas se vuelvan demasiado pesadas, usa una fórmula pensada para levantar o rizar para evitar que se caigan.

Cuida la base de las pestañas

Maquillar la base de las pestañas es importante para crear un buen efecto pestañas postizas. Puedes utilizar tu delineador negro favorito o aplicar la máscara de pestañas bien pegada a la base de estas. Se trata de rellenar la línea de las pestañas superiores.

Al rellenar esta zona ayudarás a que tus pestañas parezcan tener más volumen y a que tu línea de pestañas se vea mucho más llena.

No te olvides de los extremos

Asegúrate de que las pestañas de los extremos interno y externo del ojo también estén cubiertas de máscara. Esto puede marcar una diferencia en el aspecto dramático que puedan tener las pestañas al final. Prueba para ello una máscara con un aplicador más pequeño o con una punta redondeada para ayudar a cubrir las pestañas más difíciles de alcanzar.

Por último, para cuidar buen tus pestañas y seguir logrando este efecto, no olvides de desmaquillarte antes de acostarse. Al no ser pestañas postizas, no tendrás necesidad de tirar o romper ninguna pestaña.