Cómo proteger los ojos y cabello al practicar natación

12 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Si practicas natación, deberías tener en cuenta estas recomendaciones para proteger tus ojos, cabello, oídos y piel al salir de la piscina.

Que la natación es una actividad sumamente positiva para el organismo ya no se discute. Sin embargo, muchas veces el agua y los productos añadidos que contiene pueden resultar algo dañinos para partes del cuerpo como los ojos y cabello. ¿Qué precauciones podemos tomar en este sentido?

Por cuestiones de higiene y mantenimiento, las piscinas deportivas suelen tener altas cantidades de cloro. Es un producto químico que cumple su función de desinfección pero, a la vez, es algo nocivo para las personas.

Sus componentes y sustancias hacen que se trate de un elemento que reseca el cabello y la piel y puede causar irritación en los ojos. Asimismo, la acumulación de agua –con o sin cloro– puede conducir a infecciones como la otitis externa, también llamada ‘oído de nadador’.

Por todos estos motivos, existen ciertas recomendaciones que es mejor seguir para cuidar los ojos y cabello frente a estos elementos. Conoce cuáles son a continuación.

Cuidados para ojos y cabello al hacer natación

Nadador con elementos de protección para ojos y cabello

Para los ojos, la primera medida que se ha de tomar es la de usar gafas. Estas deben cumplir ciertos requisitos que guardan una estrecha relación con las características del nadador –tamaño y forma del rostro, por ejemplo– y sus preferencias.

La mejor opción es ir a una tienda deportiva y probar hasta encontrar la adecuadas. Si bien deben presionar y amoldarse bien al rostro para evitar filtraciones, la comodidad es importante. Una presión excesiva haría de su uso algo poco confortable para la práctica deportiva.

De igual importancia es el hecho de no nadar con lentes de contacto. Estas, al entrar en contacto con las bacterias del agua, podrían generar una infección de córnea. Además de evitar las lentillas, también es bueno enjuagar los ojos apenas se sale de la piscina y usar geles lubricantes para evitar la sequedad.

En cuanto al cabello, el uso de la gorra es otra cuestión que se impone, no solo en las mujeres. Debemos considerar que el cloro arrasa con los aceites naturales del cabello y hace que se seque y debilite. Por ende, hemos de cuidarlo apropiadamente.

Existen tres materiales con los que se fabrican los gorros de natación: látex, silicona y licra. Los de látex son más delgados y resecan algo más el cabello, pero son mejores para competir, ya que generan menos resistencia en el agua. Los de licra son menos hidrodinámicos, pero permiten una mayor protección, ya que son más gruesos. Y, los de silicona, en tanto, son una opción intermedia.

Para cualquiera de estas opciones, es mejor usar una crema protectora para el cabello antes de entrar a la piscina. Un cabello protegido e hidratado absorberá menos el agua con cloro al entrar en contacto con él.

Cuidado de los ojos y cabello para después de nadar

Además de los cuidados para ojos y cabello al nadar, también hay acciones posteriores que podemos tomar para paliar los daños que el cloro puede generar. Por ejemplo, uno de los más importantes es el uso de acondicionadores y champús especiales, como los que contienen tiosulfato de sodio, un componente que combate la sequedad producida por el cloro.

Además, también es muy bueno realizar tratamientos intensivos de cuidado de manera semanal o quincenal. Los productos profesionales ofrecen grandes resultados para el cuidado perfecto del pelo.

Otras recomendaciones para después de nadar

Nadadora con gorro y gafas

Más allá de lo comentado previamente, no solo los ojos y cabello merecen ser cuidados al realizar natación. El agua y el cloro pueden ser nocivos también para otras partes del cuerpo, como la piel y los oídos. ¿Qué consejos podemos tomar en cuenta en este sentido?

La piel

Exfoliar e hidratar son dos acciones prioritarias para un deportista que desee mantener su piel al resguardo de los efectos del cloro. Para ello, puede acudir a productos específicos que se aplican de manera diaria luego de la sesión de nado o tras la ducha.

Los oídos

Este es un tema más complejo, ya que la salud misma del deportista está en juego. Si quedara humedad acumulada en el oído, esto fácilmente podría dar lugar a infecciones como la otitis externa, usualmente ocasionada por las bacterias que se transportan en el líquido.

Por lo tanto, se impone una consulta médica para saber si se es propenso a padecer este tipo de problemas, ya sea por debilitamiento de las defensas o por otros motivos fisiológicos. Si la natación se realiza en aguas abiertas o no purificadas, este consejo se vuelve todavía más importante.

En condiciones óptimas, el médico podría no aconsejar el uso de tapones para oídos en primera instancia. Sin embargo, sí se aconseja cuando hay factores que predisponen a esta afección o bien si ya se ha sufrido otitis previamente. El uso de una gorra de natación es el complemento perfecto a los tapones para cubrir los oídos.

  • Consejos sobre Tapones Oidos para Piscina y Surf. YouTube CIO Bilbao - CIO Salud, Médicos Otorrinos Bilbao. https://www.youtube.com/watch?v=eS8JVKCgGO8
  • Tips for healthy hair. American Academy of Dermatology. https://www.aad.org/public/skin-hair-nails/hair-care/tips-for-healthy-hair
  • Kierstan Boyd. 2016. Lo que Debe Saber Sobre la Natación y Sus Ojos. American Academy of Ophthalmology. https://www.aao.org/salud-ocular/consejos/lo-que-debe-saber-sobre-la-natacion-y-sus-ojos