Los problemas de no estudiar ni trabajar

22 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
El hecho de no estudiar ni trabajar conlleva muchos problemas personales y sociales. Es importante concienciar a los jóvenes sobre la importancia de tener una vida productiva.

Según la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística, realizada en el segundo trimestre de 2019, en España hay más de un millón de jóvenes de 16 a 29 años que ni estudian ni trabajan. Es algo negativo para ellos, pero también para toda la población. A continuación, te explicamos los problemas de no estudiar ni trabajar.

La vida en sociedad está planteada de tal manera que cada ciudadano tiene que asumir responsabilidades y aportar algo a los demás. Por ello, se invierte en formación para que las personas se puedan desarrollar personal y profesionalmente.

La clave es tomar responsabilidad e iniciativa, decidir de qué trata tu vida y priorizarla alrededor de las cosas más importantes.

Stephen Covey – 

Los problemas de no estudiar ni trabajar

Para hablar de los problemas de no estudiar ni trabajar, primero hay que hacer mención a la diferencia entre no querer y no poder. De forma que, por un lado, estaría la generación ‘nini’ y, por otro lado, los jóvenes que por motivos ajenos a ellos no encuentran trabajo habiendo completado diversos estudios.

El colectivo ‘nini’: no quieren estudiar ni trabajar

Joven aburrida

Este colectivo está integrado por personas que:

  • Evitan formarse en una profesión y buscar empleo.
  • No tienen diagnosticada ninguna incapacidad por enfermedad o patología.
  • No tienen cargas familiares.

Es decir, son un grupo de jóvenes que no se esfuerzan y viven cómodamente gracias a una familia que les mantiene. Por tanto, es como si continuasen siendo adolescentes cuando, realmente, se acercan a la etapa adulta.

En este sentido, se puede decir que los ‘ninis’ se caracterizan por sobrestimar el ocio, el consumo y el tiempo libre, mientras reniegan del aprendizaje de determinados valores éticos y sociales.

Además, dicha situación no les supone ningún tipo de estrés, frustración o ansiedad. Por ello, no tienen intención de cambiar el estado de inactividad.

El hecho de no tener un proyecto de futuro una vez pasada cierta edad es muy preocupante y negativo para el desarrollo personal y de la comunidad, ya que estas personas actúan como parásitos dentro del sistema. Y esto es perjudicial para el avance del país a nivel económico, político y social.

La tragedia en la vida no consiste en no alcanzar tus metas. La tragedia en la vida es no tener metas que alcanzar.

Benjamin E. Mays

Jóvenes sin oportunidades laborales

Joven que no estudia ni trabaja

Además de los ‘ninis’, hay otros jóvenes, que tampoco estudian ni trabajan, pero no porque no quieren, sino porque no encuentran oportunidades laborales a pesar de contar con una buena formación. Este grupo de personas no tienen éxito en su búsqueda activa de empleo. Dicha situación provoca:

  • Frustración.
  • Impotencia.
  • Estrés.
  • Ansiedad.
  • Desilusión.
  • Pocas ganas de relacionarse socialmente.
  • Autoconcepto negativo.
  • Baja autoestima.
  • Poca confianza en uno mismo.

Por tanto, el hecho de intentar buscar un puesto de trabajo sin conseguirlo implica multitud de repercusiones psicológicas negativas. Así, el continuo sentimiento de fracaso afecta a la personalidad de estos jóvenes. En este sentido, hay que tener en cuenta la siguiente frase:

No existe el fracaso, salvo cuando dejamos de esforzarnos.

Jean Paul Marat

Es decir, no hay que perder la motivación y la esperanza ante la posibilidad de encontrar un empleo, lo importante es ser persistentes hasta alcanzar el objetivo deseado.

Además, hay que tener en cuenta que el fracaso depende de dos tipos de factores:

  • Internos: los que dependen de uno mismo.
  • Externos: los que se deben a causas ajenas a uno.

Muchas veces, los jóvenes no encuentran trabajo porque no hay las oportunidades suficientes para que puedan acceder al mercado laboral. Por ello, la sociedad debe encargarse de crear empleos juveniles dignos y productivos. La juventud es el futuro y hay que cuidarla, pues son los agentes principales de transformación de la comunidad.

  • Instituto Nacional de Estadística (2019). Encuesta de Población Activa - Trimestre 2/2019.
  • Navarrete, L., Carreras, E. y De Francisco, R. (2011). Desmontando a ni-ni. Un estereotipo juvenil en tiempos de crisis. Madrid: Instituto de la Juventud.