Cómo lograr un maquillaje con efecto buena cara

15 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la blogger de moda y belleza Azucena Fernández
Un maquillaje con efecto buena cara es fácil de conseguir siguiendo unos sencillos trucos. Vamos a verlos.

Cuando hablamos de que estamos buscando un maquillaje con efecto buena cara no tenemos que desarrollar mucho la idea ni explicarla en exceso. Simplemente, se trata de lograr un maquillaje con el que parezca que tenemos una piel sana y bonita.

Es lo que todos buscamos a la hora de maquillarnos: un maquillaje que haga que parezca que ese es el estado real de tu piel, que es algo que no has creado, que muestras ese buen aspecto porque lo tienes de verdad.

Podemos recurrir a algunos trucos para lograr este efecto, ya que no siempre podemos dormir lo necesario para tener buena cara, a veces nos olvidamos de hidratarnos y otras tenemos ojeras porque sí. Vamos a ver qué podemos hacer para conseguir ese maquillaje efecto buena cara, casi invisible.

Adiós ojeras con el maquillaje efecto buena cara

Mujer aplicándose corrector de ojeras

Haz que tus ojeras desaparezcan. Si tus ojeras son muy oscuras por un problema genético las tendrás siempre, aunque duermas mucho o estés de vacaciones. Incluso puede que con el sol se vean más, se pongan más oscuras.

Así que el corrector es una de tus herramientas imprescindibles. Escoge uno que tenga una textura adecuada para tu piel. Las texturas más fluidas son más fáciles de aplicar y de extender, pero elige el que más te guste una vez lo hayas probado.

Luminosidad en el rostro

Una piel bonita es una piel luminosa. Busca esa luminosidad. Para ello, puedes decantarte por llevar maquillajes con matices dorados sutiles. Respecto a las sombras, las más adecuadas son las de colores claros. Recuerda que buscas un acabado natural.

Los pigmentos nacarados reflejan la luz natural y son los mejores para lograr ese efecto luminoso tan deseado. Son los más favorecedores.

La piel y su tono

No olvides utilizar protector solar durante todo el año, incluso cuando esté nublado. Tu piel necesitará menos cobertura si tienes un bronceado natural, bronceado que es posible lograr incluso con protección.

Si estás en ese momento en el que tienes la piel con un poco de color natural por el sol, una opción es cambiar tu base habitual por alguna base más fluida o incluso puedes buscar una buena hidratante con color que cumpla tus necesidades.

Se trata de unificar el tono de la piel de la forma más sencilla posible. Elijas la opción que elijas, es importante que extiendas bien el producto, evitando las acumulaciones y las manchas que puedan crearse de forma artificial por no repartir bien la base. En definitiva: busca un acabado natural.

El colorete en un maquillaje efecto buena cara

Coloreste para un maquillaje con efecto buena cara

Poner en tu rostro un rubor que resulte natural es parte fundamental de este maquillaje efecto buena cara. Elige el tono de colorete que mejor siente a tu tono de piel, desde tonos rosas hasta corales. Aplícalo en la manzana y estarás un poco más cerca de tener buena cara.

Además, añade un tono terracota debajo de los pómulos para marcarlos. Sé muy sutil, recuerda, buscas un acabado natural. El truco clásico para saber dónde poner estos polvos es el de meter los mofletes hacia dentro, así se marcará justo la zona en la que hay que aplicarlos.

Así levantarás crearás un efecto óptico de levantar los pómulos y parecerás más despierta. De hecho, recuerda, las francesas cuando no tienen tiempo de maquillarse solo utilizan este truco: polvos terracota debajo de los pómulos y nada más.

El gloss es un buen aliado

Un gloss con textura cremosa es lo ideal para conseguir un maquillaje natural. Si no te gustan mucho no pasa nada, las barras satinadas hidratantes son otra buena elección. Estas barras darán color a tus labios y además los hidratarán. Huye de los acabados mates, suelen resecar demasiado, justo lo contrario de lo que necesitamos.

Es importante que no utilices perfilador en este tipo de maquillaje. En tu día a día utiliza, además, tonos suaves y que sean parecidos al tono natural de tu labio.

Recuerda: con pocos productos y en pocos minutos podrás salir de casa con este maquillaje efecto buena cara. Puedes elegir si aplicar todos los productos o solo los que creas más necesarios en el momento de maquillarte según veas cómo está tu piel.