Trucos para lograr un maquillaje rápido de día

3 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la blogger de moda y belleza Azucena Fernández
Te presentamos los pasos básicos para lograr un maquillaje rápido de día. ¿Cómo añadirlos a tu rutina?

Aprender a crear un maquillaje rápido de día puede no ser tan simple como parece, y a veces ver complicados tutoriales de YouTube acaba por confundirnos más. ¿La base de maquillaje va antes o después del corrector? ¿La sombra de ojos se pone al principio o al final? En realidad todo depende de tus preferencias personales. Hoy vamos a darte algunas claves para un maquillaje rápido de día que siempre funcionan.

Pero no te preocupes, esto es solo una opción: puedes quitar y añadir los pasos que quieras siempre que te funcionen. Todo esto también dependerá del tiempo del que dispongas cada vez. Puedes personalizar esta guía y adaptarla a tus necesidades. Considéralo un esquema para realizar un maquillaje rápido de día que puedes añadir a tu rutina, paso a paso.

Paso 1: hidrata o aplica una imprimación

Utilizar una crema hidratante antes del maquillaje ayuda a que todos los productos que se aplican se fundan mejor con la piel. Así el maquillaje parecerá más natural. Una vez hidratada la piel puedes, además, rociar tu rostro con una bruma.

Mujer echándose crema hidratante en la cara.

Aunque no es necesario que utilices primer en sí, cualquier crema hidratante que te vaya bien servirá para aplicarla antes del maquillaje y dejar tu rostro bien hidratado antes de usar otros productos. En las zonas con más brillo puedes aplicar un tónico, así el maquillaje durará más tiempo.

Paso 2: base de maquillaje

No es necesario que utilices mucha cantidad de producto de tu base para un maquillaje de día. Lo mejor es que lo concentres en las zonas que quieres unificar y dejes el resto de la cara sin base de maquillaje. Por lo tanto, aplica la base empezando por el centro de la cara: alrededor de la nariz, los ojos y la frente.

Puedes utilizar una esponja de maquillaje o una brocha para aplicar la base si no te gusta que tus dedos se ensucien con el producto. Hay muchas opciones en el mercado, solo tienes que probar y escoger la tuya.

Paso 3: corrector

El mejor momento para aplicar el corrector es después de haber puesto la base de maquillaje, de esta forma te aseguras de que el maquillaje se funde y de que no te pasas. Así lograrás el tipo de brillo que necesites para disimular tus ojeras. Utiliza siempre un tono ligeramente más claro que la base de maquillaje.

Paso 4: sombra de ojos

Elige el tono de sombras más adecuado para ti y aplícalo. Para el color de la sombra, escoge colores lo más neutros posible dentro de tu gama, tonos pasteles y luminosos. Evita las sombras que tengan colores medios o tonos oscuros.

Existen diferentes sombras según tu color de ojos.

Paso 5: delineador de ojos y máscara de pestañas

Intenta evitar hacer una línea de ojo demasiado gruesa. Para levantar tu mirada solo necesitas una línea fina sobre el párpado superior. No olvides aplicar máscara de pestañas: da el acabado perfecto que necesitas en tu maquillaje, incluso para uno de día.

Paso 6: colorete

El rubor es una de las partes más vistosas y necesarias en un maquillaje. Mientas que todo lo demás que te habrás aplicado será bastante neutro, con el colorete puedes elegir un color brillante y llamativo que te siente bien. Aplica el colorete teniendo en cuenta tus facciones.

Paso 7 : color en los labios

Los tonos rosas son los más adecuados para los maquillajes de día, ya que hacen que el resultado sea natural y se resalten los labios de una forma sencilla y sutil. Escoge el rosa que más te guste y que creas que te sienta mejor en el formato que prefieras (barra, jumbo, etc.).

El mejor maquillaje de día es aquel que resulta natural, y si puede ser de aplicación sencilla, mucho mejor. Es decir, se trata de buscar un maquillaje que no se aprecie pero que resulte favorecedor y quede bien.