El kit imprescindible para unas cejas perfectas

4 septiembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la comunicadora Mónica
Las cejas se han convertido en la nueva obsesión beauty y, por ello, compartimos algunos básicos para cuidarlas como se merecen.

Durante años, nos hemos olvidado de ellas a la hora de maquillarnos y hasta de cuidarnos. Pero esas pequeñas líneas de pelo sobre nuestros ojos pueden cambiarlo todo, así que merece la pena invertir un poco de tiempo y dinero en cuidarlas como es debido. El resultado serán unas cejas perfectas que sorprenderán.

Lo primero es hacerse con un buen kit básico de herramientas y productos que nos facilitarán la vida y nos ayudarán a conseguir unas cejas 10.

Todo lo que necesitamos para cuidar las cejas

Browning, la nueva tendencia en cejas
Foto de Gabb Tapic en Pexels

Hidratante para cejas

Puede parecer una obviedad pero la piel de esta zona de la cara también debe ser cuidada y atendida como se merece. Recordar hidratarla por la mañana y por la noche es imprescindible para que luzcan perfectas. Un truco:  se puede aplicar un poco de contorno de ojos para un plus de hidratación.

El corrector, también es para las cejas

El corrector no es solo para la zona de las ojeras; si lo utilizamos también en el párpado y hasta la ceja, conseguiremos igualar el tono de la piel y preparar, así, un maquillaje más profesional.

Pinzas de depilar

Las pinzas de depilar son un must y cuando encontramos unas que van bien, no queremos que se pierdan por nada del mundo. Pero además del modelo tradicional que conviene tener siempre a mano, hay también otras más sofisticadas que ayudan en el diseño de las cejas.

Entre ellos, se encuentra este recortador de W7 que se puede comprar en Sephora. O las pinzas cepillo todo en uno de Benefit que también tiene  la tienda multimarca.

Maquillaje para párpados
Imagen: Hair photo created by azerbaijan_stockers – www.freepik.com

Un cepillo específico

Precisamente el cepillo para cejas es un imprescindible. Da igual si nos gustan muy peinadas o con un efecto más salvaje, la mejor forma de darles el aspecto que buscamos es hacerlo con un buen cepillo de cejas. Una nota: en cuestión de cejas, la tendencia que arrasa es el browning.

Un toque de color

El formato lápiz es quizá el más indicado si no somos expertos en el maquillaje de cejas. Es el más fácil de manejar y si escogemos uno de dureza media, podremos engrosar las cejas con pelillos pintados. Este de NXY nos encanta.

Hemos de tener dos cosas en cuenta para evitar un acabado poco natural. La primera de ellas es evitar perfilar las cejas; es mejor rellenarlas sin delimitarlas porque corremos el riesgo de que parezcan dibujadas, este es uno de los errores de maquillaje más comunes.

Casi tan importante como lo anterior es escoger un tono muy similar al color de pelo. Puede ser un pelín más claro si buscamos ganar luminosidad o un poco más oscuro si queremos remarcar las cejas y darles más presencia. Pero, en cualquier caso, que no sea evidente, sino muy sutil el cambio de color.

Colores para labios
Imagen: bobbibrown.ch

Fijación

Una vez que hayamos conseguido esas cejas ideales llega el toque final, ese que hará que el resultado del trabajo se mantenga intacto todo el día y que no tengamos que andar preocupándonos por retocarlas.

Existen en el mercado varios fijadores de cejas diseñados con este fin. Los hay de diferentes formatos pero quizás el más eficaz es el que tiene textura gel. Los podemos encontrar incoloros que solo fijan los pelos en su sitio o con algo de color que, además de fijar, aportan más volumen y consistencia.

En este último caso, es necesario tener en cuenta los consejos del punto anterior y escoger un color adecuado al tono de pelo si no queremos arruinar todo el trabajo.

Ahora que tenemos todo el material y el manual de uso de cada producto es el momento de escoger cómo queremos llevar las cejas. Para ello, tendremos que tener en cuenta la forma de la cara y de los ojos.

Siempre es recomendable dejarse asesorar por algún experto. Hoy en día, existen muchos profesionales que pueden aconsejarnos sobre cómo hacer que las cejas hablen bien de nosotros.