¿Cómo tocar la guitarra si eres zurdo?

5 agosto, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
El mundo no suele ser fácil para los zurdos, que a menudo se enfrentan a situaciones incómodas que deben remediar. Esto incluye no solo las tijeras y los pupitres del colegio; también se expande al universo musical.

A la hora de aprender a tocar un instrumento, hay muchas opciones que van desde tutoriales o cursos en línea hasta clases presenciales, sea particulares o en una academia. No obstante, a muchos se les escapa un detalle: ¿cómo tocar la guitarra si eres zurdo, cuando la mayoría de las alternativas apuntan a los diestros?

La postura ‘normal’ para la mayoría de los guitarristas es colocar el mástil mirando hacia su lado izquierdo y, posteriormente, pulsar las cuerdas con los dedos de la mano derecha. La izquierda, en tanto, se coloca sobre los diferentes trastes, para producir así las diversas notas.

No obstante, ¿debemos seguir el mismo procedimiento en caso de que nuestra mano hábil sea la izquierda? ¿Qué alternativas existen para que estas personas, que componen un porcentaje no muy amplio de la población mundial, toquen este instrumento sin dificultades por su lateralidad?

Consejos para tocar la guitarra si eres zurdo

Si tu mano ‘más fuerte’ es la izquierda, tranquilo. Afortunadamente para tanta gente, existen varias opciones que se ajustan a las preferencias de cada persona. Aquí te las presentamos:

Aprender como derecho desde el inicio

Sí, puede que suene bastante desalentador que comencemos esta enumeración con esta sugerencia, que se cae de madura. No obstante, los expertos afirman que esta es la mejor opción para ‘amoldarse’ desde el comienzo a lo que es la regla general.

Al fin y al cabo, el cerebro es moldeable y puede adecuarse a casi todo si somos constantes y practicamos. Un aspecto positivo es que casi no hay diferencias entre el uso que se le da a cada mano al tocar. En caso de que descartes esta alternativa de todos modos, sí puedes considerar y probar con las siguientes ideas.

Guitarrista diestro.

Tocar con la guitarra invertida

Si no te atrae la idea de aprender de la forma anterior y hasta te parece ‘antinatural’, puedes coger la guitarra al revés e intentarlo así. El problema aquí estará en las guitarras eléctricas y las electroacústicas, ya que traen perillas para configurarlas y enchufar micrófonos y demás elementos; te quedarán del lado de arriba y seguramente molesten.

Pero para las guitarras clásicas, esto no es problema alguno. Si puedes acostumbrarte, ¡no dudes en intentarlo! Puede que encuentres una salida sencilla y, a la larga, bastante conveniente para evitar otros problemas, como el hecho de no poder tocar con otra guitarra que no sea la tuya, como sucede en los siguientes casos.

Ahora bien, ¿por qué muchos critican este método? Por el simple motivo de que muchos acordes acaban siendo muy difíciles de pulsar, ya que, por cuestiones lógicas, la posición de los dedos es totalmente distinta a la que todos conocemos.

Guitarras para zurdos

¿Sabías que existían? ¡Pues es así! Son prácticamente iguales que las guitarras para diestros; nada más cambian la posición de las cuerdas, tal y como si vieras una guitarra para diestros en el espejo.

De este modo, una persona zurda puede coger la guitarra con el mástil apuntando hacia su mano no hábil. ¿Te sorprendes si te contamos que el mítico Paul Mc Cartney usaba una de estas?

Para ser honestos, tenemos que advertirte de que existe una deficiencia relacionada con estas guitarras. Una vez que te acostumbres a ellas, no podrás tocar con ninguna otra que no sea del mismo modelo. Es decir, ¡ni se te ocurra olvidártela, porque no podrás tocar!

 

Invertir las cuerdas

A priori, esta parece la opción más sensata. Consiste, simplemente, en coger una guitarra ‘normal’ e invertir el orden de las cuerdas; en otras palabras, pasas las agudas hacia arriba y las gruesas hacia abajo. De este modo, al darle vuelta para tocarla, tendrás una guitarra como cualquier otra.

Lo mejor de este método es que no implica un cambio tan radical como los anteriores. Vendría a ser como un camino medio. Así, si el día de mañana deseas vender la guitarra o dársela a otra persona que sea diestra, solo deberá volver a invertir las cuerdas para poder usarla.

Como conclusión, no hay una recomendación que sea más efectiva que las demás. Simplemente se trata de probar y evaluar cómo funciona. Tocar la guitarra si eres zurdo puede ser complicado, es cierto, ¡pero no por eso te puedes perder el maravilloso placer de disfrutar de la música de esta manera!