Cómo afinar una guitarra o cómo aprender a hacerlo

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Es indispensable para un guitarrista conocer su instrumento como la palma de su mano. Esto implica saber corregir problemas como la desafinación cuando haga falta. ¿Sabes cómo hacerlo?

Una vez que una persona aprende a tocar la guitarra y gana práctica con este instrumento, comienza a familiarizarse con este y sus particularidades. Para músicos avanzados y expertos, aprender a afinar una guitarra acaba siendo casi una necesidad; la finalidad es experimentar con diferentes sonidos hasta encontrar un estilo propio.

Asimismo, la afinación es un conocimiento que, al menos grosso modo, todos los guitarristas deben conocer. De esta manera, serán capaces de corregir problemas de desafinación cuando haga falta.

Afortunadamente, en la actualidad existen diferentes herramientas que podemos usar para estos fines. En el siguiente artículo, hablaremos sobre este aspecto de la guitarra.

¿Qué es la afinación de una guitarra?

La afinación es un aspecto de la música que consta de muchos detalles técnicos difíciles de comprender para no expertos. Esto se debe a la naturaleza misma del sonido, que se produce en los instrumentos como la guitarra por la vibración de las cuerdas en distintas frecuencias.

No obstante, en palabras simples y llanas, podemos decir que la afinación de una guitarra hace referencia a los intervalos de frecuencia vibratoria (medida en hertz, hercio o Hz) que hay entre las notas de una escala.

A lo largo de la historia, se han tomado diferentes parámetros para la afinación de los instrumentos. No obstante, desde mediados del siglo XX (específicamente, la Organización Internacional de Normalización la oficializó en 1955) se estableció la frecuencia de 440 Hz en la como la medida convencional internacional; es la que impera hasta el día de hoy.

Cómo afinar una guitarra: consejos para aprender

Nociones básicas

Antes de comenzar con el procedimiento específico de afinación, vale aclarar ciertos conceptos para evitar confusiones:

  • Las cuerdas de la guitarra son seis y se enumeran de abajo hacia arriba. Así, la primera (de abajo) será mi, y la siguen si, sol, re, la y la sexta es mi (más grave).
  • Cuando se gira una clavija a la izquierda se ajusta; hacia la derecha, en cambio, se desajusta.
  • Al ajustar una cuerda, el sonido se hace más agudo; al desajustar, se vuelve más grave.

Afinar una guitarra de oído

Esta técnica es sencilla una vez que se ha cogido cierta práctica. En los primeros intentos, puede ser recomendable cerciorarnos con un afinador o tuner de que lo estemos haciendo bien. Se hace de la siguiente forma:

  • Debemos comparar el sonido de la sexta cuerda (que debe estar previamente afinada de oído o con afinador) en el quinto traste con la quinta cuerda al aire (sin pulsar ningún traste). Ambas deben sonar igual; si no sucede, hay que ajustar o desajustar la clavija de la quinta cuerda hasta afinarla.
  • Luego, se compara la quinta cuerda en el quinto traste con la cuarta al aire. De nuevo, ajustamos según sea necesario.
  • Todas las cuerdas en el traste 5 deben sonar igual a la cuerda inferior al aire. La que se ajusta o desajusta es siempre la cuerda que se oye al aire.
  • La única excepción a la regla anterior es la cuerda 3, la cual se debe pulsar en el traste 4 para compararla con la cuerda 2 al aire.

Afinar una guitarra con afinador o tuner

Los afinadores digitales, el instrumento clásico al que nos referiremos en el siguiente apartado, comparten hoy este campo con las aplicaciones para móviles que también permite llevar a cabo este proceso.

En cuanto a los primeros, suelen contar con una entrada para conectar la guitarra y un micrófono integrado. Además, poseen una pantalla en la que se brinda al usuario la información pertinente.

Para afinar una guitarra con la ayuda de este accesorio, se deben seguir estas instrucciones:

  • Primero, ten en mente que el afinador normalmente indica la nota que está sonando, pero no te dirá si estás en la cuerda correcta. Por lo tanto, es el guitarrista quien debe saber qué nota debería sonar al pulsar una cuerda.
  • Una vez aclarado esto, lo que sigue es muy fácil. Coloca el afinador y ve pulsando cada una de las cuerdas hasta que te marque la nota correcta. Si está desafinada, solo tendrás que ajustar o desajustar la clavija hasta que te marque que el sonido es el correcto. ¡Sumamente práctico!

Además, algunos afinadores cuentan con un sensor de vibración. Gracias a esto, pueden medir un sonido según la vibración que producen, prescindiendo del uso de su micrófono.

Como verás, encontrar el sonido perfecto de tu instrumento es sumamente útil, pero también fácil. Con estos consejos para afinar una guitarra, ya no tendrás que lidiar con este problema. ¡Ponte a practicar!