La importancia de la preparación física en la natación

27 enero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Qué sabes de la importancia de conceptos como la fuerza y flexibilidad en la natación? Repasa los básicos del entrenamiento de este deporte de la mano de la campeona española Mireia Belmonte.

Es casi indiscutible el hecho de que la natación, sobre todo en los altos níveles de competencia, es un deporte por de más exigente. Como tal, requiere de una preparación física exhaustiva. En este sexto capítulo del curso de natación con Mireia Belmonte, nos detendremos en los entrenamientos que un nadador debe incluir en su rutina.

Preparación física para la natación

Mireia Belmonte ha competido en este deporte desde los 4 años de edad. Por lo tanto, tiene un conocimiento sumamente fundado de todas las preparaciones que pueden realizarse, de acuerdo al propósito de cada deportista.

Es por eso que, en este curso, nos detendremos en aquellas capacidades que todo nadador ha de potenciar a través del entrenamiento. Por ejemplo, algunas de ellas son:

Resistencia

Se trata de una aptitud fundamental no solo para las carreras de fondo —las más largas, como las de 800 y 1500 metros—, sino también para las de duración media —200 y 400 metros—. La resistencia no es más que la capacidad de mantener un esfuerzo a un nivel constante por un tiempo determinado.

Podemos distinguir entre dos tipos de resistencia. Por un lado, la cardiorespiratoria, que tiene que ver con la capacidad de los pulmones de proveer de oxígeno a todo el organismo durante el ejercicio.

Por otra parte, se encuentra la resistencia muscular, que refiere a la capacidad de los músculos de extender el esfuerzo a través del tiempo. Si bien la brazada no precisa de un esfuerzo máximo del individuo, la enorme cantidad de repeticiones de este movimiento hacen que se necesite una buena resistencia.

Con respecto a este punto tan importante para la preparación de un deportista, analizaremos con Mireia su relevancia y las mejores maneras de potenciar esta cualidad.

Fuerza

Así como en muchos otros deportes, la fuerza es un factor determinante para mejorar el rendimiento en la natación. Esto se debe a que la fase propulsiva requiere tanto de estabilidad como de potencia para ser más eficiente.

Además, los trabajos de gimnasio que se realizan para trabajar la fuerza generan a su vez fatiga muscular, lo que acaba con una ‘evolución’ del músculo que repercute de manera positiva también en su resistencia.

Flexibilidad

¿Cómo se relaciona el concepto de flexibilidad con la natación? En este apartado, Mireia nos describirá qué podemos hacer para potenciar esta cualidad; aunque no muchos la consideren, tiene un peso importante en el rendimiento de un nadador.

Concretamente, la flexibilidad permite a un individuo contar con una mayor amplitud de movimientos y, además, le da la posibilidad de ejecutarlos de manera correcta. Por este motivo, la flexibilidad es un requerimiento básico para poder ejecutar la técnica que cada estilo demanda.

Además, también notaremos sus ventajas a la hora de evaluar nuestra velocidad y resistencia. Dado que los movimientos son más fluidos y naturales, su resultados serán más eficientes y gastaremos menos recursos al ejecutarlos; es decir, nadamos más y nos cansamos menos.

Las rutinas de entrenamiento

Cada disciplina tiene sus rutinas de entrenamiento específicas. En el caso de la natación, estas se caracterizan por dividirse en planes a largo plazo —anuales, por ejemplo— que varían según los objetivos del nadador. Así, el año se divide en macrociclos y estos, a su vez, en microciclos.

Por lo general, la primera parte de la preparación tiene que ver con el acondicionamiento del físico y la mente. Se trabajan aquí los músculos y la capacidad aeróbica. Posteriormente, la intensidad va creciendo y el entreno se vuelca hacia cuestiones más específicas, como puede ser una técnica en particular.

Más adelante, durante la competencia y después de esta, será el momento de variar los tipos de trabajo de acuerdo a los objetivos de cada nadador. Por supuesto, influyen en este proceso muchos otros factores como la edad, el estado físico, el sexo, la alimentación y las particularidades de cada persona.

Trabajo complementario

Además de todo lo anterior, Mireia también se detendrá en otras cuestiones secundarias que hacen a la preparación de un nadador. Por ejemplo, el uso de diferentes herramientas como las tablas, aletas, el snorkel o el pool-buoy, y métodos complementarios de entrenamiento.

Por todo esto, esta sexta lección con la campeona olímpica de natación te será más que útil. Si eres nadador y sueñas con convertirte en uno de los mejores, no puedes ignorar estas valiosas recomendaciones de una voz más que experimentada en la competencia de alto nivel en este deporte.