Jueces en la natación: ¿cuáles son sus funciones?

28 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Te has detenido a observar la actuación de los jueces en cada competencia de natación? Explicamos cuáles son sus funciones.

Como en la mayoría de los deportes, la organización de eventos competitivos de natación exige contar con personas que se encarguen de impartir justicia. Aunque suelen pasar desapercibidos, el papel de los jueces en la natación es realmente importante. ¡Te contamos sobre sus obligaciones y funciones!

La imagen que tenemos de los árbitros en los diferentes deportes suele incluirlos como un actor más en el campo de juego. Es así en deportes tradicionales como el fútbol, el baloncesto, el rugby o el balonmano.

Sin embargo, en otras disciplinas, como la natación, pasan casi inadvertidos. Esto no quiere decir de ninguna manera su rol sea menos relevante. ¡Conoce todo lo que hacen los jueces en la natación en cada una de las competiciones!

Jueces en la natación: ¿cuántos son?

Uno de los jueces en la natación

En la natación no hay una sola persona encargada de controlar que todo se desarrolle bajo las normas que rigen este deporte. De hecho, hay varios árbitros en cada prueba y cada uno de ellos tiene una función particular. De este modo, podemos diferenciar:

  • Árbitro: es el responsable general de la fiscalización. Emite las señales con un silbato para que los nadadores se alisten y tomen sus posiciones en la grilla de partida o en el agua. Una vez que todo esto está hecho, extiende su brazo y delega la responsabilidad en el juez de salida.
  • Juez de salida: como su denominación indica, es el responsable de ordenar y controlar el comienzo de cada carrera. Se coloca a un lado de las plataformas y es quien da la orden para ejecutar la salida, además de decidir si ha sido válida.
  • Inspectores de vueltas: hay uno por carril en cada extremo de la piscina, esto quiere decir que puede llegar a haber 16 de ellos. Su tarea es controlar que los competidores hagan el recorrido total y que los virajes se realicen correctamente.
  • Jueces de estilo: acompañan al nadador en su trayecto. Controlan que se cumpla con los requisitos y la técnica de cada estilo y también ayudan a los jueces de vuelta con los virajes.
  • Jueces de llegada: pueden estar o no, ya que este aspecto puede automatizarse. Su función es supervisar la llegada de los nadadores a la meta.

Otros jueces en la natación competitiva

Jueces en una competición de natación

A los que nombramos previamente, podemos añadir también otras funciones un tanto más ligadas a cuestiones administrativas, como se detalla en este Manual de Jueces.

Se incluye aquí la tarea de los anotadores, quienes se encargan de organizar, comunicar y certificar los resultados y récords obtenidos. También incluye a los cronometristas, responsables del tiempo de cada nadador (esto se automatiza en competencias de alto nivel actualmente).

Asimismo, también debemos nombrar al oficial mayor, quien revisa el estado de la pista y la indumentaria de los nadadores, entre otras cuestiones; y la persona encargada de la cuerda de salida falsa, que se coloca a cierta distancia de la salida para indicar, junto con una señal sonora, que ha habido una salida no válida.

Facultades punitivas de los jueces en la natación

Una de las responsabilidades más importantes de estos árbitros es la de sancionar a los deportistas que no respeten las reglas en una competencia. Estas sanciones se comunican inmediatamente y hay, desde ese momento, un período de 30 minutos para que el afectado o sus representantes realicen las reclamaciones pertinentes.

Las descalificaciones y otras sanciones menos graves están a cargo del árbitro de la competición. Existe la posibilidad de que sea él mismo quien observe la infracción o bien que esta sea informada por parte de alguno de los oficiales de la competencia. En este último caso, la decisión final será del árbitro principal.

Juez de natación con un cronómetro

Observaciones finales

Para concluir, es oportuno aclarar que los jueces deben llevar una indumentaria que los identifique y han de contar con el material necesario para desempeñar su función en cada competición. Esto queda a cargo de los organizadores, generalmente.

Por otro lado, debe existir una comunicación efectiva entre ellos, así como también un buen trato hacia los nadadores. Los asistentes del árbitro principal le informan sobre los incumplimientos a las reglas en un informe tras la competición. Se detallan en este la prueba, la serie, el carril y la falta cometida.

En los eventos en los que hay un anunciador o animador, es fundamental que el árbitro no deje que este lo reemplace en sus tareas, por ejemplo, al anunciar la preparación de los deportistas.

En definitiva, ser juez de natación es una enorme responsabilidad que demanda esfuerzo, concentración y compromiso. El respeto y la búsqueda de la justicia deportiva deben estar por encima de cualquier otro valor en el caso de estos colaboradores, muchas veces ‘olvidados’ al final de la jornada, pero indispensables para que todo salga de la mejor manera.

  • FINA SWIMMING RULES. Federación Internacional de Natación. 2017. Recuperado de http://www.nataciontotal.com/wp-content/uploads/2017/07/Reglamento-Fina2017.pdf
  • Jorge Burgos Espinosa. Bases técnicas, éticas y metodológicas para formar jueces y árbitros de natación. Recuperado de http://consanat.com/documents/MANUAL%20JUECES%20VERSION%20PDF.pdf