Cómo el maquillaje influye en tu autoestima

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Todos tenemos muy en claro que, en la actualidad, la imagen que proyectamos constituye un factor de mucho peso para la autoestima. En ese sentido, ¿qué puede aportarnos el maquillaje para mostrarnos más seguros?

¿Quieres saber cuál es la repercusión del maquillaje en la manera en que te sientes? Sigue leyendo este artículo para enterarte de la relación que existe entre la imagen y la autoestima. ¡Usa toda esta información a tu favor!

El maquillaje es un arma de doble filo. Por un lado, puede servir para ocultar todas aquellas imperfecciones que nos quitan confianza. Lunares, espinillas, manchas…todo tiene su producto para combatirlo.

Sin embargo, por otra parte, ¿cuándo es mucho? ¿Constituye en realidad un motivo de inseguridad? Lamentablemente, no tenemos la respuesta. Cada chica tiene su límite a la hora de determinar qué es lo que cruza la línea hacia el exceso.

Más allá de esto, lo cierto es que usar maquillaje les sienta bien a muchas mujeres, tanto en el exterior como interiormente. Es por esto que reunimos una serie de ideas para que conviertas al maquillaje en una herramienta que realce tu ánimo, para poder transmitir así la emoción que deseas.

Psicología del color

La base de cualquier producto de belleza, sin pensarlo dos veces, son los pigmentos. Es por esto que lo básico que puedes aplicar en tu día a día, antes que el maquillaje, es la teoría del color.

Desde tiempos inmemoriales, hasta las más antiguas civilizaciones les han dado diversos significados a los colores. Algunos se han mantenido y perpetuado, como es el caso del rosa, que transmite más que nada positivismo y femineidad.

Sin embargo, no todos los colores han mantenido su interpretación histórica. Tal es el caso del púrpura, o también conocido como violeta. Mucho antes de que se lo relacionara con la serenidad, entre otros significados, se lo ligaba especialmente con la realeza y la riqueza, ya que era un pigmento muy difícil de conseguir.

Te preguntarás por qué hay que prestarles tanta atención a los colores. Es simple: tienen el poder de cambiar nuestra perspectiva en cuanto a muchas cosas, en especial con relación a nuestra imagen; llevan una carga de significado muy arraigada al inconsciente.

Imagen: mejorconsalud.com

Cómo aplicarlos

Para lograr una imagen atractiva y que te haga sentir bien, no hay nada mejor que aplicar el color rojo, en especial en los labios y en las mejillas. Esto se debe simplemente a que este color refleja juventud en el rostro, tiene la potestad de devolver el color a la piel que, con el paso del tiempo, se torna más pálida.

Los colores cálidos en general también ayudan. Como ya dijimos, más allá de las tonalidades en rojo, los colores como el naranja o el amarillo están relacionados con la positividad y la alegría. Puedes aplicarlos en forma de highlighter dorados o bronzers hacia las tonalidades del naranja.

Del otro lado de la vereda, nos encontramos con los tonos oscuros y fríos. También se pueden generar cambios positivos con estas tonalidades, no te dejes engañar. Que sean colores más oscuros o lúgubres no significa que tengan un mal impacto en nuestra percepción.

Si bien siempre han sido tonos relacionados con la muerte, lo paranormal o la magia, como es el caso del negro, también se los liga a la elegancia.

Puedes crear un look supersensual a partir de estos colores. Por ejemplo: combinar smokey eyes con una tonalidad de labios en rojo intenso para generar impacto y atraer atención hacia tu rostro en un evento nocturno. O puedes ir aún más lejos y usar labial negro para el día… todo vale cuando se trata de sentirte a gusto contigo misma.

Colores neutros

Damos por sentado que conoces cuáles son los colores nude. Estas gamas de color piel son la alternativa ideal para cuando buscas realzar solo algunas partes de tu rostro sin que te lleve una eternidad el momento del maquillaje.

Los colores entre la gama de los beige y los marrones son tonalidades que transmiten paz y calma, ya que nos conectan con el color de la tierra. Nada mejor que una alternativa como esta para aplicar en tu rostro pequeñas cantidades de maquillaje que te hagan sentir bella y cómoda a la vez.

El impacto del maquillaje en tu autoestima

El concepto de belleza —aunque no ha sido el mismo siempre—, junto con el uso del maquillaje y productos que resalten nuestros mejores rasgos, es una práctica que acompaña a la humanidad desde hace mucho tiempo. Es un error, por lo tanto, relacionarlos con la superficialidad o con el ser vanidoso.

Como ya hemos mencionado, cada una conoce su límite. Todo lo que se hace en exceso no termina siendo bueno, por lo que obsesionarnos con la imagen sin prestarle atención a otros aspectos tendría un impacto negativo en nuestra autoestima.

Sin embargo, todo lo que se haga en pos del bienestar potenciará la autoestima, en especial teniendo en cuenta que la autopercepción es de vital importancia para sentirse bien. Por ende, tomarse el tiempo para cuidarse, mimarse y embellecerse es un cuidado personal que mejora muchas facetas de nuestros días.

En cierta forma, el maquillaje nos ayuda a mantener una vida activa. Si nos vemos bien, lo más probable es que también tengamos ganas de salir y socializar; como consecuencia, nos sentiremos mucho mejor que antes.

La seguridad persona por sobre las imposiciones de la moda

Estar bien no depende necesariamente de ser o estar bella según lo impuesto; se trata simplemente de sentirse bien con una misma. De cualquier manera que busquemos lograrlo, el maquillaje estará ahí para ayudarnos.

En definitiva, el mundo del maquillaje es mucho más complejo de lo que parece. Sin dudas, tiene un gran impacto en nuestra imagen y autoestima. A partir de ahora, ya sabrás cómo hacer que se convierta en un aliado en tu manera de autopercibirte y levantar tu ánimo como nunca antes.