Todo sobre el reglamento y dopaje en la natación

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Además de las cuestiones básicas que aquí comentaremos, Mireia Belmonte podrá contarte en este capítulo por qué es importante estar al tanto de las leyes que regulan la disciplina en la que participas.

Cada deporte está regulado por normas que tienen como objetivo primordial garantizar la equidad entre sus participantes. En el caso de la natación, el reglamento plantea varias cuestiones a considerar, así como también la implementación de la ley de dopaje. Mireia Belmonte nos cuenta todo al respecto.

No solamente basta con nadar bien para considerarse un buen nadador. Un deportista debe estar atento a cada detalle, y esto, claro está, incluye las reglas que regulan la actividad en la que participa.

¿Cuántas veces has visto que incluso los mismos deportistas profesionales desconocen ciertas cuestiones del juego en el que participan? Este detalle denota una cierta falta de compromiso para con su disciplina que, frente a sus colegas y espectadores, no da la mejor imagen.

Por lo tanto, es mejor estar bien informado y conocer al dedillo qué se nos permite hacer y qué no. Además, esta es la mejor manera de evitar caer en infracciones innecesarias o, lo que es peor aún, infringir las normas de dopaje.

Cuestiones básicas del reglamento de natación

El fin principal de la natación es recorrer una determinada distancia en el medio acuático en el menor tiempo posible. Para cumplirlo, se pueden implementar diferentes técnicas: braza, crol, mariposa o espalda.

Además, el reglamento indica que esta distancia a completar puede combinarse con la obligatoriedad de un estilo en particular para generar diferentes pruebas, tanto en la rama masculina como en la femenina. Entonces, a los cuatro estilos antes mencionados, debemos aplicarlos en las siguientes distancias:

  • 50 metros.
  • 100 metros.
  • 200 metros.
  • 400 metros.
  • 800 metros.
  • 1500 metros.
  • Maratón 10 km.
  • Relevos 4 x 100 o 4 x 200 metros.
Imagen: Mireia Belmonte web oficial.

La piscina

Además de los aspectos antes mencionados, otro de los elementos indispensables para la práctica de este deporte es la piscina; vendría a ser, ni más ni menos, el ‘campo de juego’.

La profundidad de la piscina olímpica de natación es de 1,80 metros; su largo es de 50 m y su ancho, de 21 m. Además, cada carril cuenta con un ancho de 2,5 m y están separados entre sí por una cuerda flotante. En tanto, las piscinas semiolímpicas miden la mitad y su profundidad varía entre los 0,70 y los 2,70 metros.

En los extremos de la piscina están los banquetes de salida, desde los cuales los nadadores comienzan su carrera en todas las pruebas, menos en el estilo espalda. El agua, por su parte, debe estar templada y calma.

Elementos necesarios

La indumentaria es una cuestión muy relevante en la natación. El nadador debe contar con los siguientes suplementos para competir:

  • Traje de baño: no puede ser de cualquier material, sino uno aprobado por los organismos oficiales. En el caso de los hombres, no debe superar el ombligo ni llegar por debajo de las rodillas; para las mujeres, los hay enterizos o de dos piezas.
  • Gorro para el cabello.
  • Gafas: tienen la finalidad de evitar la irritación de los ojos y mejorar la visibilidad dentro del agua.
  • Tapones para los oídos: muchos nadadores, sobre todo los que tienen problemas de irritación del oído, los usan.

¿Qué es el dopaje?

El dopaje es la ingesta de sustancias prohibidas por parte de los deportistas que les permitan mejorar su rendimiento o acelerar su recuperación. La natación, al igual que casi todos los deportes, no está exenta de esta práctica amoral.

¿Qué sustancias están prohibidas?

Las entidades encargadas de establecer los componentes prohibidos son la FINA —Federación Internacional de Natación— y la AMA —Agencia Mundial Antidopaje—.

Las sustancias que los nadadores regulados no pueden ingerir son las siguientes:

  • Narcóticos.
  • Anabólicos.
  • Hormonas y sustancias de crecimiento.
  • Diuréticos y otros enmascarantes.
  • Estimulantes.
  • Canabinoides.
  • Glucocorticoides.
  • Alcohol.
Imagen: Eres Deportista.

Además, diversos métodos como la manipulación química y física o el dopaje genético se encuentran prohibidos también.

Por estos motivos, los deportistas deben ser extremadamente cautos con los suplementos y medicamentos que ingieren. Incluso el más común de los antinflamatorios podría contener alguna de estas sustancias, por lo que es fundamental la consulta médica antes de proceder a tomarlos.

Cuando se detecta un caso de dopaje luego de realizado un análisis de orina o de sangre, el nadador en infracción suele recibir una sanción deportiva. Estas, por lo general, suelen ser muy severas.

En definitiva, existen varios aspectos a nivel reglamentario que debemos considerar. En este sentido, los consejos y la experiencia de una campeona olímpica como Mireia Belmonte pueden sernos de muchísima ayuda. Sé parte de este nuevo módulo y aprende todo lo necesario para ser un deportista informado y completo.