Técnica del estilo espalda: conociendo la natación

10 agosto, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
¡Anímate a conocer más sobre la natación! En esta ocasión, tenemos algunos datos sobre la técnica del estilo espalda.

La técnica del estilo espalda se considera una de las más complejas dentro del mundo de la natación debido a la posición que adopta el cuerpo con respecto a la superficie acuática, un sinnúmero de personas llegan a ponerse nerviosas antes de ingresar a la piscina para aprender dicho estilo.

¿Han llegado a sentir nervios antes de realizar el estilo espalda? El objetivo es ir paso a paso y a pesar de no ser tan caótico para todos, algunos lo sufren. En ese orden de ideas, es recomendable conocer más sobre la natación y la técnica del estilo espalda. ¡Comencemos!

Técnica del estilo espalda

La técnica del estilo espalda demanda práctica y constancia.

Se trata de la ejecución adecuada de movimientos para realizar el desplazamiento dentro de la superficie acuática, la cual debe ser en posición decúbito dorsal o espalda al agua. Dicha ubicación es la principal razón para errar en la técnica, problema que en la mayoría de ocasiones viene de la enseñanza básica –déficit en flotación-.

Esta se divide en los movimientos de extremidades superiores e inferiores que son conocidos en la natación como brazada y patada, respectivamente. La técnica bien realizada requiere de la coordinación de ambos segmentos corporales, además de otros aspectos de los que se hablará más adelante.

Técnica de brazada

Nadando estilo a espalda.

También denominada como acción de brazos, es la encargada de propulsar al cuerpo dentro de la piscina. Se divide en fase aérea y fase acuática, las cuales a su vez se dividen en subfases, encargadas de la funciones importantes en el estilo espalda.

Fase aérea

Tal y como su nombre lo indica, la fase aérea tiene lugar cuando el brazo sale del agua haciendo el recorrido para volver a la misma; también suele ser llamada como recobro, teniendo en cuenta que es el impulso tomado por la extremidad para impulsarse nuevamente dentro de la superficie acuática. A diferencia de la fase acuática, esta no se compone de subfases, llevándose a cabo en un solo gesto.

Fase acuática

Por otra parte, el gran esfuerzo de la brazada se da durante la fase acuática, conocida como tracción debido al proceso realizado por el brazo para impulsar el resto del cuerpo. Dentro de esta se distinguen las siguientes subfases.

  • Entrada.
  • Agarre.
  • Tirón.
  • Empuje.

Cada una cumple una función distinta de la otra, pero se encuentran totalmente ligadas al ser parte de un proceso secuencial de la técnica del estilo espalda.

Técnica de patada

Brazada en estilo espalda
Imagen: Woman photo created by freepik – www.freepik.com

Por su parte, la acción de piernas es el complemento perfecto para la brazada dentro de la técnica de natación; esto se debe al funcionamiento que realiza. En primer lugar, contribuye a la estabilidad del cuerpo, manteniéndolo en posición horizontal; además, la flexión y extensión del tobillo ayuda en la propulsión en el agua.

Suele ser comparada con la patada en estilo crol o libre; sin embargo, tiene algunas diferencias que la caracterizan. La más relevante de ellas es la flexión de piernas –a la altura de las rodillas- la cual es más pronunciada al inicio del gesto técnico.

La técnica de patada en estilo espalda se divide en dos grandes gestos denominados ascendente y descendente.

Patada ascendente

Distinguida como batido ascendente, es la encargada de propulsar, junto con la brazada, al cuerpo. Como su nombre lo indica, se da cuando una de las piernas realiza el desplazamiento hacia arriba, logrando la extensión de cadera y la extensión total de la pierna.

Patada descendente

El batido descendente, por su parte, indica lo contrario al descrito anteriormente. Este se presenta cuando la pierna va de arriba hacia abajo, consiguiendo una leve flexión de cadera y extensión de la pierna.

Cabe aclarar que ambos batidos ocurren al mismo tiempo de manera asimétrica, uno en la pierna derecha y el otro en la izquierda, y viceversa; esto teniendo en cuenta que es un movimiento continuo.

Otros aspectos de la técnica del estilo espalda

La salida en el estilo espalda es diferente al resto de los estilos.

La técnica requiere de una excelente ejecución por parte de la brazada y la patada; a pesar de ello, no son los únicos aspectos necesarios para desempeñarla de la mejor manera.

Para llevarla a cabo, se recomienda tener un buen manejo de la orientación espacial, flotar bien dentro de la superficie acuática, tener la capacidad de mantener al cuerpo orientado en un eje horizontal y un tono muscular acorde a las necesidades de esta disciplina deportiva.

Imagen: Woman photo created by freepik – www.freepik.com

  • Cadenas, J. M. G. (2014). La enseñanza de los estilos de natación: crol, espalda, mariposa y braza: Manual para monitores, profesores y practicantes. In Wanceulen Editorial.
  • Ayuso, Gallardo, J. L. (2008). Anatomía funcional del aparato locomotor. In Anatomía funcional del aparato locomotor.