¿Por qué se considera tan importante saber nadar?

23 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
No dejes que alguna situación te atrape con la guardia abajo. Conoce por qué es importante saber nadar y en caso de no hacerlo, aprende pronto. ¡Lo necesitarás!

La natación es considerada como una de las prácticas deportivas más completas en todo el mundo; no solamente por su complejidad y todo lo que requiere el organismo para su ejecución, sino por los beneficios que ofrece. Sin embargo, es necesario ir un poco más allá para comprender por qué es importante saber nadar.

Al momento de hablar sobre la natación, llega a tu mente el deporte como tal, así como cada uno de sus estilos. Pero el objetivo en esta ocasión no debe centrarse en la competencia o en los entrenamientos, sino en la importancia básica de saber desplazarse dentro de una superficie acuática.

Con base en lo anterior, a continuación te enseñaremos qué tan relevante se considera saber nadar y por qué es necesario.

¿Es importante saber nadar?

Beneficios de la natación

Más allá de los beneficios físicos y psicológicos que ofrece la natación, se recomienda comprender por qué saber nadar es importante. Es posible que para muchas personas la natación no vaya más allá de un deporte, así como el fútbol, el tenis, el golf u otra disciplina deportiva.

Y no quiere decir que los deportes mencionados anteriormente no sean relevantes –todos aportan beneficios al ser humano-. Sin embargo, la natación no es únicamente un deporte sino también una herramienta de supervivencia.

Puede salvar tu vida

Tal y como se menciona anteriormente, saber nadar se considera una herramienta importante de supervivencia. Existen muchos escenarios posibles en los que puedes encontrarte en una superficie acuática y requieras de alguna técnica de nado para sobrevivir.

Quizá lo consideres como una apreciación bastante exagerada; no obstante, esto puede ocurrir en el momento menos esperado. Por tal razón, este es un argumento de importancia que no debes pasar por alto.

Además, al saber nadar las probabilidades de que puedas controlarte en una situación de tal magnitud son mayores. Este aspecto es fundamental si tienes en cuenta que se debe conservar la calma y pensar con cabeza fría.

Ayudar a los demás

Recuerda que salvar tu vida no es lo único importante ante una inminente situación de ahogamiento. Muchas personas alrededor de todo el mundo pierden la vida por no conocer ningún tipo de técnica para nadar.

Por ello, es importante tener en cuenta que puedes salvar la vida de los demás. Basta con que te encuentres cerca del lugar indicado para que puedas entrar en acción; no se trata de ser un superhéroe o vivir predispuesto a la tragedia en una piscina, pero sí tener en cuenta que aportarás una mano amiga.

Seguridad en los bebés

Matronatación

La natación en la infancia se evidencia después de los cuatro años de edad, aproximadamente. A partir de allí, el niño puede comenzar a aprender cada uno de los cuatro estilos de esta disciplina deportiva.

Sin embargo, los bebés cuentan con el reflejo natatorio que consiste en el movimiento de brazos y piernas una vez entra en contacto con el agua, específicamente boca abajo.

En ese orden de ideas, es importante que la matronatación haga presencia en la vida de un bebé para estimular este tipo de reflejo. Además, uno de los beneficios más grandes en un bebé se centra en la autonomía dentro del agua.

Lo anterior no quiere decir que dejaremos a un menor de tres años solo en una piscina o una superficie similar. No obstante, en caso de que el bebé caiga al agua a causa de un descuido, sería importante que supiese flotar y moverse solo.

Puedes leerlo como algo impresionante, pero este tipo de casos son mucho más comunes de lo que se puede pensar.

¿Por qué crees que es importante saber nadar?

Qué hacer antes de practicar natación

Toma cursos básicos de natación incluso si este deporte no te llama mucho la atención; no lo hagas para competir, hazlo como prevención en algún caso de emergencia.

Si crees que existe otra razón por la cual saber nadar se considera importante, tenla en cuenta y utilízala para llenarte de argumentos en pro a aprender este tipo de disciplina.

Y, como siempre, no olvides nuestro principal consejo: jamás dudes en consultar con algún profesional si tienes dudas respecto al tema. Es mejor que las aclares antes de poner en práctica cualquier práctica, deportiva o no.

  • Moreno, J. A., & Paula, L. (2005). Estimulación acuática para bebés. Revista Iberoamericana de Psicomotricidad y Técnicas Corporales.