La teoría musical en la guitarra

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
Muchas personas saben tocar un instrumento, pero el porcentaje de conocedores del lenguaje musical es ampliamente inferior. ¿De qué se trata este concepto y en qué puede ayudarnos?

Para llegar a ser un gran músico, indiscutiblemente se necesita de mucha práctica y cierto talento. No obstante, también es requisito poseer conocimientos teóricos que permitan comprender las elecciones que se realizan al tocar y componer. De eso hablará Amós Lora en esta sexta entrega de su curso de guitarra.

Como hemos comentado en ocasiones anteriores, desde una edad muy temprana y hasta la actualidad, Amós Lora ha contado con la tutela de maestros más que reconocidos en el ámbito musical. Esto no solo le ha hecho mejorar su técnica al tocar, sino que también le dio la oportunidad de explorar nuevos estilos y de crear desde el saber.

Por otra parte, este talentoso músico madrileño siempre se ha descrito como un amante y aprendiza autodidacta del jazz. Otra arista más en una formación musical que, además del flamenco, también incluye armonía, improvisación y lenguaje de la música moderna.

Por estos motivos, además de su innegable don de artista, Amós Lora está más que calificado para enseñar qué es la teoría musical y por qué es importante contar con este saber para progresar como músico.

¿En qué consiste la teoría musical?

La teoría musical no es más que el estudio de los diferentes elementos que componen una pieza musical. Su objetivo es la investigación y el análisis de estos elementos para arribar a una mejor comprensión de la música como totalidad.

Ahora bien, ¿cuáles son los elementos musicales que Amós Lora se dedicará a analizar en esta sección del curso? A continuación, enumeramos los cuatro principales:

Intervalos

Los intervalos conforman uno de los conceptos básicos que todo buen músico debe dominar. Su importancia radica, nada más y nada menos, en que son indispensables para la interpretación y la composición musical.

Imagen: Facebook Amós Lora.

Concretamente, los intervalos refieren a una relación entre dos sonidos; marcan la distancia que hay entre sus alturas. Es decir que, cuando dos sonidos —simultáneos o sucesivos— están a una altura diferente, se produce un intervalo.

Cada intervalo se mide en tonos y semitonos; estos últimos representan la distancia mínima que puede haber entre dos sonidos en lo que respecta a su altura.

A su vez, los intervalos pueden dividirse según su clasificación —unísono, segunda, tercera, cuarta,etc—; de acuerdo a su calificación —menor, mayor, disminuido o aumentado—; y conforme su composición —tonos y semitonos que conforman un intervalo—.

Grados tonales

Los grados tonales son, como su nombre lo indica, los elementos que definen la tonalidad de un sonido. En otras palabras, representan la ubicación de una nota dentro del sistema tonal.

Del primero al séptimo, los siete grados tonales son: tónica, supertónica, mediante, subdominante, dominante, superdominante o submediante y sensible.

La característica principal de los grados tonales es que son invariables; entre otras cuestiones, esto determina que la distancia de la tónica al cuarto y al quinto grado es de 4° justa y 5° justa. Sí, puede que ahora suene difícil de comprender, pero serán términos totalmente familiares cuando los repases de la mano de Amós.

Tonalidad

La tonalidad no es más que la organización que se hace de las diferentes notas musicales de acuerdo a su altura. Esta compuesta por la relación entre los sonidos de una escala con una nota principal, denominada tónica.

Por otra parte, otra acepción de la palabra tonalidad hace referencia a los acordes y las escalas sobre los que gira una pieza musical. Justamente, esta es la tónica que mencionamos antes.

Básicamente, la tonalidad conforma la esencia de una obra musical, sea lenta, alegre, trágica, o de cualquier otra naturaleza. La relación entre las notas es, junto con otros elementos, lo que le da a una pieza musical el sonido distintivo.

Acordes

Llegamos a uno de los conceptos más utilizados en la teoría musical, los famosos acordes. Más allá de ser un término de uso casi cotidiano, ¿sabes a qué se refiere?

Los acordes son un conjunto de notas musicales complementarias tocadas de manera sucesiva con el objetivo de crear armonía. Son, en definitiva, los que le imprimen el ritmo a una melodía.

Por supuesto, más allá de esta definición básica, hay muchos datos técnicos que hacen a la esencia de los acordes. En ese sentido, nadie mejor que Amós Lora para descifrarlos contigo en este imperdible encuentro.

Con esta información, podrás dar un paso más en tu formación como músico. Ya no solo sabrás cómo hacer las cosas, sino que también tendrás un fundamento sólido para cada una de tus decisiones y ejecuciones. Súmate a estas clases con un músico de nivel internacional y conviértete también en un guitarrista único.