5 estilos de maquillaje diferentes

Paco Magar · 24 abril, 2019
Para ofrecer una imagen novedosa en cada ocasión, existen estilos de maquillaje diferentes. Lo primero es conocer el rostro propio y saber jugar con los distintos elementos del maquillaje. ¿Cómo hacerlo?

El conocimiento de estilos de maquillaje diferentes es la mejor manera de adaptarse a cada ocasión. Una fiesta, una salida por la tarde, el trabajo o el cine dan la oportunidad de resaltar distintos puntos del rostro.

Sin embargo, el hábito de dominar la técnica requiere algunos trucos. Conocer el tipo de rostro y dar el uso correcto a cada elemento del make-up pueden garantizar el éxito.

Antes de evaluar qué estilos de maquillaje diferentes son los mejores para cada momento según tus necesidades y preferencias, hay que considerar algunos aspectos. En primer lugar, los colores que mejor van con la piel, el color de ojos y el del cabello.

Junto a la elección de los colores, hay que analizar qué facciones se quieren realzar y cuáles no. Así mismo, según el atuendo que se elija, el maquillaje puede jugar como un accesorio más, creando una imagen espectacular.

Claves imprescindibles para maquillarse correctamente

La clave del maquillaje es lograr un resultado armónico. Ya se trate de una opción más glamurosa o de un estilo nude, existen ciertas combinaciones imprescindibles. Una de ellas es tener en cuenta el tipo de tono que se va a emplear. Los tonos fríos no deben mezclarse con los cálidos; esa es una ley fundamental.

Además, antes de elegir entre los estilos de maquillaje diferentes, es imprescindible fijarse en el tipo y color de ojos. Si la idea es resaltar la forma y el color, hay algunas reglas básicas para lograr un efecto estético:

  • Ojos verdes: se destacan con tonos rojizos, anaranjados y violetas.
  • Ojos marrones: aceptan tonos cálidos y fríos: marrones, dorados, verdes y azules.
  • Ojos azules: resaltan con tonos cálidos suaves como el rosado o el anaranjado.
  • Ojos oscuros: adquieren mayor profundidad con tonos intensos, evitando los colores claros.

Otro factor que se debe tener en cuenta es que, si bien los estilos se pueden clasificar en cinco, diez o en muchos más, existen dos grupos generales: el maquillaje intenso y el estilo nude o ‘natural’. Ambos están, por igual, entre las últimas tendencias y tienen características bien definidas.

Chica ladeada maquillada.

5 estilos de maquillaje diferentes

Llegó la hora de pasar a los 5 estilos de maquillaje diferentes. No obstante, antes conviene analizar con cuál se asemeja más el propio estilo, ese con el que cada una se siente radiante: ¿intenso o neutro?

Si bien todos los efectos pueden quedar armoniosos cuando ofrecen buena técnica, es cierto que las distintas personalidades se asocian mejor con una u otra manera de maquillarse.

1. Maquillaje nude o neutro para el día a día

Parece muy simple, pero también tiene sus secretos. En primer lugar, se aplica y distribuye una base de tono bien suave; después, se corrigen las imperfecciones propias del cutis, como las pecas, manchas y ojeras.

Lo siguiente es resaltar las pestañas en un tono acorde al color del cabello: máscara marrón para cabellos claros o rojizos y negra para cabellos oscuros.

2. Maquillaje neutro con toques resaltados

Si la idea es presentar un estilo neutro resaltado, el look anterior se completa con un poco de rubor rosado en los pómulos, preferentemente compacto para una buena distribución. Y también con un tono rosado en los labios, que puede ser, incluso, más claro que el de los propios labios.

Para un estilo más sofisticado, se puede agregar un contorno de ojos marrón y algo de sombra en tonos cálidos, casi neutros, como el gris claro, el beige o el anaranjado pálido.

Útiles de maquillaje diferentes.

3. Maquillaje intenso para el día a día

Para quienes desean una imagen más intensa, el maquillaje con algo más de profundidad será el ideal. Si es para el día, se pueden resaltar los ojos con sombras de la misma tonalidad que el color del iris y un rosa intenso para los labios. Por otra parte, el rubor también marcará la diferencia en el mismo tono que los labios.

4. Maquillaje de contrastes: sofisticación nocturna

En la vida hay que asumir riesgos. En lugar de usar sombras del mismo tono que el iris, en este estilo se usan tonos complementarios. Un resultado impactante será aquél que demuestre destreza en el uso del claroscuro.

En lo que se refiere a los labios, el tono debe ser vibrante: rojo o fucsia, siendo de la misma gama el polvo de los pómulos para que todo el conjunto tenga armonía.

5. Ojos ahumados para no pasar desapercibidos

Por último, entre los estilos de maquillaje diferentes no puede dejarse pasar el efecto ‘ojos ahumados’ o smokey eyes. ¿Cómo se logran estos ojos que encandilan? Una manera consiste en degradar la sombra dentro del mismo tono.

Si, por ejemplo, se opta por el verde, las sombras irán desde el verde oscuro en la parte exterior del ojo hasta toques cada vez más claros hacia el interior del mismo.

Ahora que hemos visto algunos de los estilos de maquillaje que existen, recuerda que puedes servirte de más de uno para las distintas ocasiones. Pruébalos todos y encuentra los que mejor te definen.