Viraje: todo lo que deberías saber sobre él

15 marzo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Para desarrollar mejores resultados en las competencias de natación, debes aprender a ejecutar los virajes. Entérate de qué se trata y cómo realizarlo.

Al momento de hacer referencia a la natación se habla de los estilos de nado, la técnica y las superficies acuáticas en las que se desarrolla. Sin embargo, es poco lo que se sabe acerca del viraje y la importancia que posee en esta disciplina deportiva.

Si eres una persona que se desenvuelve con regularidad en el mundo de la natación, lo más probable es que sepas qué es un viraje, para qué sirve y cómo se realiza. No obstante, es probable que apenas estés comenzando en este entorno o, simplemente, no sea un tema en el que estés versado.

Por lo anterior, a continuación te enseñaremos todo lo que deberías tener en cuenta con respecto a los virajes y por qué son tan importantes dentro de la natación.

¿Qué es un viraje?

Estilo braza: el secreto de su técnica

En términos generales, el viraje es un volteo empleado para cambiar de dirección dentro de la superficie acuática. Con relación a los virajes en la natación, estos son realizados estrictamente en la piscina y contra la pared de la misma, especialmente en competiciones de más de 50 metros de recorrido.

Su implementación se presenta debido a la necesidad que posee el nadador de no perder el ritmo con relación al movimiento del estilo que se encuentra ejecutando.

El viranje, más complejo de lo que parece

Dentro de la enseñanza de la natación se emplean métodos que se centran en ir de lo simple a lo complejo, es por ello que la mayoría de escuelas se enfocan en la familiarización con el medio acuático, la respiración y otros aspectos similares.

Lo mismo ocurre con los estilos; normalmente, se considera al crol como el más fácil de aprender, pero esto depende de cada persona. En el caso del viraje, para la gran mayoría suele ser un dolor de cabeza y es visto como algo más complejo de lo que parece.

Usualmente los virajes se enseñan después de los estilos, ya que deben realizarse luego de un recorrido nadando. Esto puede llevar a que lo veas como algo complejo de aprender, más difícil que el mismísimo estilo mariposa.

¿Cómo ejecutar el viraje?

Diferencias entre natación de piscina corta y larga

El viraje convencional es el que se lleva a cabo en el estilo libre. Dicho movimiento consiste en un giro completo del cuerpo, parecido a un rollo de gimnasia, pero realizado dentro de la piscina. ¿Cómo se debe ejecutar?

  • Aproximación: la aproximación a la pared es un punto fundamental para realizar el viraje. Te aconsejamos acostumbrarte a tener un punto de referencia para calcular la distancia entre el cuerpo y la pared. Aquí debes predisponer al cuerpo para ejecutar el giro: manos a los lados, cuerpo extendido y disminución leve del ritmo –lo más leve posible-.
  • Inicio del giro: posterior a la aproximación, debes impulsar tu pecho hacia abajo y ayudarte con las piernas. Los brazos extendidos a los lados del torso, comenzarán a flexionarse, así como las piernas.
  • Giro: la cadera flexionada ayuda a que las piernas, también flexionadas, se dirijan hacia el pecho. Este impulso contribuye al giro del cuerpo y predispone un ángulo de noventa grados de las extremidades inferiores para apoyarse en la pared.
  • Empuje con la pared: en este punto, el cuerpo se encuentra boca arriba, las piernas listas para empujar la pared y propulsarte hacia adelante. Los brazos también se alistan en punta de lanza y te empujas lo más fuerte posible.

Al salir impulsado, debes comenzar a ubicar el cuerpo de nuevo en posición boca abajo y retomar el estilo de nado; en el caso citado, el crol o libre.

Paciencia, práctica y mucha técnica

De la misma manera que en el aprendizaje de los estilos, la práctica constante es la única vía que existe para aprender el viraje. A eso hay que sumarle grandes cantidades de paciencia y énfasis en la técnica.

Si realmente deseas ser un buen nadador, no puedes pasar por alto el tema de los virajes, mucho menos si te encuentras en una competencia. Dedícale buen tiempo en tus rutinas de entrenamiento. Si es necesario, habla con tu instructor o entrenador para que te den más herramientas.

Puedes recurrir a ejercicios metodológicos y otro tipo de elementos con los cuales te resulte más fácil comprender y ejecutar este movimiento dentro del agua.

  • Palomares, A. G., & Farto, E. R. (2008). Desarrollo de la velocidad en el alto rendimiento en natación. Comunicaciones Técnicas.