Técnica de la brazada en estilo mariposa

9 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
La técnica en todos los estilos de natación es muy relevante. Practica y trabaja con constancia para ejecutarla de manera adecuada.

El estilo mariposa hace parte de los cuatro estilos de la natación contemporánea, y es reconocido como uno de los más difíciles y a su vez de los más llamativos al menos para apreciarlo durante su práctica. Dicha complejidad se debe en gran parte a la técnica de la brazada, la cual varía con respecto al crol.

La técnica del estilo mariposa en general destaca por ser la más difícil de ejecutar a comparación de los demás. Esto gracias a la fuerza y coordinación que requiere para hacerlo. A continuación, haremos énfasis en la técnica de la brazada y todo lo relativo a ella.

El estilo mariposa

El estilo mariposa
Imagen: People photo created by drobotdean – www.freepik.com

Tal y como se menciona anteriormente, la técnica en el estilo mariposa es la encargada de brindarle la gran fama que posee. Aparte de considerarse como uno de los más complejos, también suele caracterizarse como uno de los que más calorías ayudaría a quemar.

En la mayoría de academias es el último estilo que se enseña y, por ende, el último en aprenderse. Además, se caracteriza como el  más reciente respecto a su creación.

Técnica de la brazada

Así como las de los demás estilos, la técnica de este se divide en dos grandes fases: patada y brazada. La patada se realiza de manera simétrica y se conoce como ondulación, debido al movimiento de las piernas que se acompaña del movimiento del cuerpo entero.

Por su parte, la brazada también se lleva a cabo de forma simétrica. Muchos afirman que es la misma brazada que se realiza en crol, pero al mismo tiempo; a pesar de ello, el movimiento y la ubicación de los brazos presenta muchas variables. La técnica de la brazada en estilo mariposa se compone de dos fases llamadas recobro y tracción.

Fase de recobro

También conocida como fase aérea, el recobro se presenta cuando ambos brazos salen del agua para retomar a la fase de tracción. Esto ocurre en un solo movimiento y se debe al impulso que traen los brazos antes de salir del agua.

El hombro es el primer segmento que sale de la superficie acuática, seguido del codo y las manos, las cuales tienen sus palmas mirando hacia los muslos.

Continuando con el impulso, los brazos se dirigen hacia delante de manera relajada. Allí, la flexión del brazo comienza a variar hasta llegar nuevamente hasta el agua.

Fase de tracción

Esta es la fase más importante en la técnica de la brazada en mariposa. Dentro de la tracción o fase acuática, el brazo debe encargarse de realizar movimientos diferentes para que se lleve a cabo de manera correcta.

Se trata de la entrada, el agarre, el tirón y el empuje, movimientos que deben realizarse de forma consecutiva dentro del agua, justo antes de ir a la fase aérea. Estos se encargan de generar gran parte de la energía para que el cuerpo avance en su recorrido.

  • Entrada: este movimiento se lleva a cabo inmediatamente después de la fase aérea. En él, los hombros se encuentran extendidos por encima de la cabeza y los codos semiflexionados. Por su parte, las palmas de las manos van mirando hacia afuera, listas para ingresar al agua.
  • Agarre: los brazos se encuentran extendidos por completo e, inmediatamente, se expanden hacia fuera con relación a la línea media del cuerpo. Los codos siguen semiflexionados y las palmas de las manos miran hacia abajo, también con una leve flexión de muñeca.
  • Tirón: dentro del tirón se distingue un cambio de dirección por parte de los brazos, los cuales se dirigen hacia abajo y atrás. Además, vuelven a acercarse a la línea media del cuerpo. Los brazos se flexionan sobremanera, alcanzando un ángulo de 90 grados, aproximadamente. Mientras, las palmas de las manos pasan a mirar hacia arriba.
  • Empuje: en este movimiento, las manos ejercen la mayor velocidad posible, a su vez, los brazos van en paralelo hacia atrás y arriba. Las extremidades superiores, después de imprimir toda la potencia sobre el agua, se preparan para salir y realizar la fase aérea.

Asesoramiento y práctica para la técnica de la brazada

Nadar mariposa

Realizar por tu cuenta la técnica de la brazada en mariposa puede resultar positivo para tu aprendizaje. Sin embargo, cuando lo haces solo es posible que no percibas los errores cometidos en su ejecución.

Por ello, te aconsejamos contar con el asesoramiento de alguien que desarrolle bien este estilo. De dicha forma, podrá aconsejarte y corregirte paso a paso.

  • Cadenas, J. M. G. (2014). La enseñanza de los estilos de natación: crol, espalda, mariposa y braza: Manual para monitores, profesores y practicantes. In Wanceulen Editorial.