¿Qué es la ‘garra de oso’ en la madera de las guitarras?

2 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el profesor de guitarra Miguel Martínez
¿Alguna vez has ido a una tienda de guitarras y te han empezado a hablar de 'garras de oso' y 'ojos de perdiz'? Sigue leyendo y te explicamos de qué se trata.

La madera es el principal material de construcción de las guitarras, de hecho, en una guitarra se utilizan varios tipos diferentes de madera. La característica común a todas las maderas es su origen natural. Y es que, además de tener un origen natural, apenas sufre transformaciones en el proceso de construcción.

Las maderas, simplemente, se cortan con una forma determinada, se ensamblan y se les da un acabado (lijado y barnizado). Esto las diferencia, por ejemplo, de un metal, que, aunque también tiene origen natural, sufre un proceso de depuración y homogeneización muy importante.

Debido a este origen natural, la madera presenta diversas peculiaridades derivadas de su desarrollo como organismo vivo. Estas peculiaridades pueden influir en su estructura y/o en su estética. La ‘garra de oso’ es una de esas peculiaridades en la madera y, por extensión, en las guitarras.

Guitarra con marcas de 'garra de oso'

¿Qué es la ‘garra de oso’ y por qué se utiliza esta madera en las guitarras?

Se podría decir que la ‘garra de oso’ es una especie de anomalía de la madera. Es una expresión que viene del inglés (bearclaw) y se utiliza por su similitud al aspecto que tiene la madera de un árbol después de que un oso haya afilado en él sus garras.

Su valor es principalmente estético, ya que proporciona al instrumento un aspecto muy singular. Se utiliza principalmente en la elaboración del cuerpo del instrumento, incluida la tapa armónica, aunque no todos los constructores de guitarras son partidarios de utilizarla para confeccionar sus tapas armónicas.

No está demostrado que mejore la calidad del sonido por lo que los lutieres más conservadores evitan su uso en la tapa armónica del instrumento.

Origen de la ‘garra de oso’ y otras anomalías de la madera

Durante mucho tiempo se pensó que el origen estaba relacionado con hongos u otros organismos, sin embargo, la mayoría de estas anomalías tiene un origen genético.

No se sabe con certeza qué es lo que desencadena estos cambios durante el desarrollo del árbol, pero lo cierto es que el resultado es muy espectacular. Circunstancia que, unida a que sean maderas relativamente escasas, hacen que sean muy apreciadas por constructores y guitarristas.

Otros tipos ‘especiales’ de madera

Tipos de madera para guitarras

Como  hemos dicho, aunque la ‘garra de oso’ quizá sea la más conocida, existen otros tipos de maderas muy características:

  • ‘Ojo de perdiz’ u ‘ojo de pájaro’: es una madera de color blanco salpicada de formas redondeadas a la manera de ojos de ave. Se utiliza normalmente para la construcción de cajas de resonancia.
  • ‘Rizado’: madera de color blanco, amarillo pálido o anaranjado caracterizada por la presencia de rayas transversales más oscuras. Al igual que la anterior, se utiliza principalmente en la construcción de la caja de resonancia.
  • Quilted: Es similar al rizado, solo que en vez de líneas rectas se producen unas figuras ondulantes. Es muy utilizado en guitarras y bajos eléctricos.
  • Spalted: en este caso sí es un microrganismo el responsable de la anomalía. Se trata de una bacteria que ataca la madera muerta, descomponiéndola. Provoca unas marcas oscuras que no siguen un patrón determinado. Los lutieres deben tener más cuidado, ya que la madera, al ser atacada por la bacteria, puede romperse con mayor facilidad. Por ello, se utiliza más en cuerpos de guitarras eléctricas que en cajas de resonancia de guitarras acústicas o clásicas.

Por encima de todo, el sonido

En el argot del gremio de constructores, estas anomalías producen lo que ellos llaman ‘figuras’ que son muy llamativas y, en verdad, embellecen mucho los instrumentos, sin embargo, no deja de ser un aspecto estético.

Por ello, a la hora de elegir un instrumento, debemos evitar tomar una decisión en función de si la guitarra es bonita o no por poseer alguna de estas ‘figuras’. Por encima de todo debe estar siempre el sonido, la comodidad en la pulsación, etc. Si a mayores la guitarra que mejor cumple esos requisitos tiene garra de oso o cualquier otra peculiaridad, pues mejor que mejor.