¿Qué es el analfabetismo emocional y la inteligencia emocional?

Valeria Sabater · 29 enero, 2019

A veces, a nuestro cerebro le falta la sabiduría del corazón. Carecemos de esa brisa psicológica que nos aporta el buen aprendizaje de las emociones, la correcta gestión de esos universos donde prevenir el analfabetismo emocional y poder responder así de manera más ajustada a los desafíos cotidianos.

Lejos de quedarnos con la connotación negativa que pueda desprender dicho término (analfabetismo emocional) hay que entender un sencillo aspecto. La mayoría de nosotros disponemos de valiosas competencias. Somos hábiles en nuestros trabajos, nos distinguen nuestros títulos, maestrías, virtudes y grandes rodajes personales.

Ahora bien, pongamos un ejemplo. Si alguien dispone de un cociente intelectual muy elevado pero no ha educado sus emociones, difícilmente alcanzará el auténtico éxito y la felicidad. No lo hará porque carece de habilidades sociales, de empatía, de asertividad y de ese buen hacer donde nadie puede quedarse frustrado por la envidia, el miedo o la inseguridad.

La Inteligencia Emocional nos da impulso y un lugar seguro desde el cual, echar raíces para crecer en el día a día. Es ese sustrato psicológico que nos ayuda a crecer como personas, a despertar nuestro potencial. Son aspectos de gran relevancia que aprenderemos a manejar con solvencia en el curso de Ismael Cala.

“Tu intelecto puede confundirse, pero tus emociones nunca te mentirán”
-Roger Ebert-

¿Qué es el analfabetismo emocional y por qué veta nuestra felicidad?

Nadie puede ir por el mundo con el mismo cociente emocional que un niño de tres años. Hasta el directivo más orgulloso o el político más poderoso, verá limitado todo su potencial y creará entornos hostiles e infelices a causa de ese analfabetismo emocional. Carecer de dichas competencias tiene consecuencias, las mismas que tal vez, nosotros mismos habremos experimentado en alguna ocasión.

cabeza con emociones simbolizando el Analfabetismo Emocional e Inteligencia Emocional

Son las siguientes:

  • Incapacidad para entender las emociones y necesidades de los demás.
  • Frustraciones continuas, sensación de que todos van en nuestra contra y no nos entienden.
  • Dificultad para llegar a acuerdos, para tener diálogos asertivos y productivos.
  • La falta autoconciencia emocional nos hará estar siempre frustrados porque somos incapaces de gestionar una decepción, un simple enfado, un malentendido…
  • Falta de empatía.
  • Habilidades sociales mínimas, pobres y rígidas.
  • Poca habilidad para crear relaciones sociales significativas.
  • Las personas caracterizadas por el analfabetismo emocional no son creativas. Presentan esquemas de pensamientos muy rígidos y polarizados.

Hábitos de la Inteligencia Emocional para vencer la analfabetización

Todos nos preocupamos por estar en forma y con buena salud. De ahí que vayamos al gimnasio, de ahí que sigamos determinadas dietas e intentemos buscar siempre los mejores alimentos. Si hacemos esto por nuestra salud ¿por qué no hacemos lo mismo por nuestra mente, nuestro corazón y desarrollo personal?

Esto mismo es lo que nos anima a realizar Ismael Cala con su curso. Aprender a dominar la Inteligencia Emocional para sentirnos más válidos, más competentes y poder así afinar al máximo nuestros recursos cognitivos, creativos, conductuales…

Veamos por tanto qué estrategias nos pueden ayudar a ser un poco más hábiles a la hora de manejar nuestras emociones.

  • Pon siempre las emociones a tu favor. Procura que sean tus aliadas, no esos elementos capaces de bloquearte, de desanimarte, de situarte de por vida en una misma zona de confort. Compréndelas, calíbralas y haz que te hablen de motivación, que te impulsen a superarte cada día un poco más.
  • Sé positivo, optimista, sé capaz de ver oportunidades donde otros ven muros y alambradas.
  • El miedo no debe limitarte. El temor es ese enemigo al que debes desenmascarar y hacer tuyo sin vacilar.
  • El mundo está lleno de alternativas, no te quedes con una o con la primera que otros te dan. Busca nuevas perspectivas, expande tu mirada, aplica una adecuada mentalidad de crecimiento.
árbol en forma de corazón simbolizando el Analfabetismo Emocional e Inteligencia Emocional

Por último y no menos importante, Ismael Cala nos recomienda ser reflexivos. Aplicar ese pensamiento pausado y relajado donde pasar por un adecuado filtro mental cada emoción y pensamiento, nos permitirá tomar mejores decisiones en el día a día.

Porque solo cuando adquirimos una mirada tranquila y educamos también nuestra atención, aprendemos a a ver las cosas con una perspectiva más amplia, poderosa. Esa donde no existen las prisas, la misma donde la creatividad fluye por si misma para permitirnos apreciar el presente y las oportunidades que se inscriben en él.