¿Qué debes tener en cuenta antes de maquillarte?

27 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
La preparación es un aspecto clave para cualquier trabajo que decidamos emprender. El maquillaje no es la excepción, claro. Conozcamos los secretos de esta etapa de la mano de una eminencia en la materia.

Previo al comienzo del proceso de maquillaje en sí mismo, la piel debe ser alistada para que este resalte todavía más y para que los productos se adhieran de la manera correcta. En este tercer capítulo, Lewis Amarante nos enseña los cuidados y la preparación de la piel que debemos tener en cuenta.

Una de las primeras cuestiones que se deben considerar es que existen varios tipos de piel, que difieren bastante entre sí. Las hay suaves, secas, grasosas, con o sin brillo, sensibles, gruesas, entre muchas otras.

En este encuentro, tendrás la oportunidad de conocer las acciones que cada una de ellas demanda por parte del maquillador. Ademas, claro, aprenderás cómo identificarlas y de qué manera explotar mejor sus virtudes.

Asimismo, la relación de cada una de estas clases de piel con los productos de maquillaje es diferente. Por ende, debemos conocer al máximo la función de cada uno de nuestros accesorios para cerciorarnos de que estamos aplicando el ideal.

Ante tantas cuestiones y detalles que evaluar y tener en cuenta, pocas cosas más convenientes que contar con la palabra de un hombre con tanto experiencia. ¿Qué tiene Lewis Amarante para enseñarnos acerca de todo esto?

Cuidados de la piel

Mantener la piel saludable e hidratada, además de ser sumamente beneficioso para la salud, permitirá resaltar aún más la belleza natural de cada persona. Entonces, al aplicar el maquillaje más tarde, los efectos serán mucho más notables.

Qué mejor ocasión que esta para consultar con uno de los profesionales más reconocidos cuál es la manera correcta de cuidar la piel. A continuación, planteamos algunos consejos comunes que se podrán tratar con Lewis en este módulo:

Higiene

Cada individuo es responsable de mantener, en el día a día, su piel en condiciones. Esto es de vital relevancia para aquellas personas que, por elección o por trabajo, utilizan maquillaje con frecuencia.

Aspectos fundamentales en la higiene de la piel son la limpieza e hidratación. Estas dos constituyen la base para que todo lo que apliquemos luego sea un éxito.

Imagen: Facebook Lewis Amarante.

Limpieza

Tener un rostro limpio es un menester fundamental de todo maquillador. Para ello, existe una gran variedad de productos de cosmética que se pueden utilizar.

En este paso, será esencial remover todas las partículas de grasa, suciedad o restos de otros productos que sean posibles.

Desmaquillante

Al quitarse el maquillaje, es de suma importancia que no queden restos sobre la piel, ya que estos atentan contra la salud de la piel por diversos motivos. Uno de ellos es la obstrucción de los poros y la acumulación de bacterias.

Hay desmaquillantes para ojos y para el rostro. Conoce en este módulo las recomendaciones de Amarante para usarlos con propiedad y cuidar la salud de tus clientes.

Preparación de la piel

Además del cuidado, debemos hacer un acondicionamiento de la piel antes de aplicar cualquier producto de maquillaje. Puedes aprovechar los consejos de Lewis Amarante para aprender a fondo sobre los siguientes temas:

Tonificadores

Se trata de cosméticos que tienen como finalidad controlar la grasa y quitar impurezas de la piel previo al maquillaje. Además, otorgan frescura e hidratación.

Según el tipo de piel, puedes aplicar aquí dos tipos de lociones: astringentes o tonificadores. ¿Cuáles son las características y los usos de cada una?

Primer

También llamados prebase, estos productos se utilizan antes de comenzar a maquillar el rostro. Vienen en diferentes presentaciones: líquidos, en gel, en pomada, etc.

Básicamente, su función central es la de acondicionar la piel previa al maquillaje. Con su uso, la piel queda más sedosa y tersa, además de que el maquillaje luce mucho mejor y perdura por más tiempo.

Chica maquillada tocándose la barbilla.

Hidratar la piel

Este es un punto vital para que el maquillaje se mantenga perfecto al cabo de varias horas. La hidratación es un proceso tan importante que determinará en gran parte tu resultado final.

Para que el maquillaje se adhiera como debe y permanezca sobre la piel cumpliendo su función perfectamente, esta debe estar hidratada y suave. Por lo general, el uso de máscaras, bases y otros productos suelen dejar la piel seca; es muy importante devolverle esta hidratación antes de proseguir.

Por último, también debemos tener en mente que todo dependerá también del tipo de clima al que la piel se vea expuesta a diario y el cuidado que cada persona hace en su vida cotidiana. Además, lógicamente, cada maquillador cuenta con sus secretos y trucos para llegar al resultado que pretende.

Lewis Amarante conoce a la perfección cada una de estas variables, por lo que contaremos con una voz más que calificada para guiarnos en nuestras elecciones. ¿Qué esperas para formar parte de tan apasionante proceso de aprendizaje?