¿Por qué escribir resulta terapéutico?

5 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
¿Sabías que a través de la escritura se puede cuidar y mejorar la salud mental? Te contamos todo lo que debes saber sobre este tema.

El poeta español, Francisco Umbral, afirma que: «Escribir es la manera más profunda de leer la vida». Pero ¿qué quiere decir este autor con estas palabras? Al terminar de leer el presente artículo entenderás el verdadero significado de dicha frase, ya que a lo largo de las siguientes líneas vamos a hablar de los grandes beneficios de la escritura y de por qué escribir resulta terapéutico. 

Escribir es una de las habilidades básicas que se adquiere en los primeros años de escolarización. Dicha habilidad se va perfeccionando con el paso del tiempo y llega un punto en el que uno es capaz de convertir sus pensamientos, emociones, experiencias, etc. en palabras. Es entonces cuando conviene comenzar a utilizar la escritura como herramienta para mejorar y potenciar el bienestar psicológico. 

Los beneficios de la escritura están demostrados científicamente

¿Por qué escribir resulta terapéutico?

Uno de los primeros en investigar sobre la escritura y sus beneficios para la salud mental fue el psicólogo norteamericano James Pennebaker, quien llevó a cabo un estudio en el que le pidió a varios alumnos de la Universidad de Texas que, durante cuatro días consecutivos, dedicasen quince minutos de su tiempo a escribir.

Además, dividió a los participantes en cuatro grupos, asignándoles a cada uno de ellos unas pautas determinadas para la realización del ejercicio:

  • El primer grupo debía escribir sobre cualquier tema trivial de sus vidas.
  • El segundo grupo tenía que escribir sobre una experiencia traumática vivida, centrándose únicamente en la descripción de las emociones relacionadas con dicho hecho.
  • El tercer grupo también debía escribir sobre una situación traumática, pero centrándose en redactar lo que ocurrió. 
  • El cuarto grupo, al igual que los dos anteriores, debía escribir sobre un evento traumático, pero centrándose en reflexionar sobre aquello que les había afectado más de la situación y relacionándolo con las emociones que esta les había causado.

Así, tras realizar un seguimiento de los participantes durante varios meses, Pennebaker observó que aquellos estudiantes que se dedicaron a escribir sobre experiencias traumáticos lograban canalizar mejor el dolor provocado por el trauma, lo cual les llevaba a sentir un mayor bienestar.

Gracias a este estudio, y a otros que confirman dichos resultados, se puede concluir que la escritura es una herramienta ideal para explorar las propias emociones, sentimientos y pensamientos y, así, vivir más satisfecho y en paz con uno mismo.

“El escribir ayuda a mantener nuestra brújula psicológica bien dirigida”.

-James Pennebaker-

¿Por qué escribir resulta terapéutico?

¿Por qué escribir resulta terapéutico?

A través de la escritura uno puede conectar con su propio «yo», liberándose de todo aquello que está en su interior (recuerdos, experiencias, etc.). De manera que, utilizando un simple papel y un lápiz (o un teclado y un ordenador, si se prefiere), uno puede llegar a conocerse muy bien, descubriendo incluso aquellos aspectos relacionados con el inconsciente.

La acción de escribir sobre uno mismo implica realizar un ejercicio de introspección y meditación, ya que hay que tomarse un tiempo para pensar, ordenar las ideas y plasmarlas con palabras de la mejor manera posible.

Esto hace que resulte sencillo sincerarse con uno mismo y expresar las situaciones vividas (incluso cuando estas producen cierto dolor o son poco agradables), tomar distancia con respecto a las mismas y comprenderlas mejor. Por todo ello, se puede decir que escribir resulta terapéutico.

Por tanto, tal y como se hacía mención al principio: «Escribir es la manera más profunda de leer la vida». Es decir, la escritura permite conectar con la propia realidad y ser consciente de todo lo que uno vive. 

Y tú, ¿por qué no pruebas a dedicar unos minutos al día a escribir sobre tus propias experiencias? ¡Seguro que te ayuda a extraer todo lo reprimido que hay en ti y a gestionar mejor las emociones!

  • Lanza Castelli, Gustavo., Fernández Álvarez, Héctor. y Fiorini, Héctor. (2011). La Escritura como Herramienta en la Psicoterapia. Madrid. Ed. Psima
  • Pennebaker, J. W. (1997). Writing about emotional experiences as a therapeutic process. Psychological science8(3), 162-166.