Piragüismo: entre el turismo y la competencia

3 marzo, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Si no te sientes lo suficientemente preparado para competir en el piragüismo, dedícate a hacer turismo desde tu embarcación. Recuerda que este deporte te ofrece muchas alternativas.

El piragüismo se encuentra compuesto por diversas modalidades que se llevan a cabo con regularidad en varias superficies acuáticas del mundo, por no decir que en todas. Este deporte se divide entre el turismo y la competencia, esa es la razón por la que tantas personas lo realizan frecuentemente.

Sin embargo, aunque las modalidades presenten similitudes, el turismo y la recreación suelen ser bastante diferentes. Lo que no cambia es la pasión que puedas llegar a sentir por el piragüismo, pero se hace necesario que comprendas las diferencias y distingas las características de cada uno.

El piragüismo entre el turismo y la competencia

Descenso del Sella, piragüismo, turismo e historia

La mayoría de las disciplinas deportivas realizadas en un entorno natural cuentan con componentes turísticos y competitivos. Esto se da gracias al aprovechamiento del espacio y la facilidad para recorrer ciertos lugares.

De la misma manera ocurre con otros deportes como el ciclismo, el running, el surf, entre otros. El piragüismo no es la excepción y, por ello, se divide en las categorías que se explican a continuación.

Piragüismo y turismo

Para diferenciar el piragüismo entre las modalidades de turismo y competencia se hace necesario comprender de qué manera se realizará el recorrido, en qué tipo de superficie y el lugar. En pocas palabras, debes conocer las características principales de cada modalidad.

Con respecto al turismo, es posible afirmar que se trata de uno de los deportes más famosos en España y diversos lugares de Europa. Esto no quiere decir que en el resto del mundo no se lleve a cabo, prácticamente cada rincón del planeta cuenta con un lugar para hacer piragüismo recreativo.

¿Qué modalidades se practican?

El piragüismo generalmente se divide en aguas tranquilas y aguas bravas; ambas modalidades cuentan con características diversas y dependen de la superficie acuática en la que se realicen.

Tal y como su nombre lo indica, las aguas tranquilas se desarrollan en superficies sin corriente o con una corriente muy leve. Comúnmente son aguas estancadas como lagos o represas.

Por su parte, las aguas bravas constan de descensos por ríos con corrientes vertiginosas y mucho más complejas. Usualmente son superficies con caudales fuertes y diferentes obstáculos.

El piragüismo turístico puede llevarse a cabo en ambas superficies, aunque el más común se realiza sobre aguas tranquilas. Esto se debe al componente de turismo que se basa en fotografías y recorridos familiares.

Piragüismo y competición

Piragüismo: el país con más medallas en los Juegos Olímpicos

La competición dentro del piragüismo cuenta con un contenido bastante rico, incluso hace parte de las disciplinas deportivas que conforman los Juegos Olímpicos desde Berlín 1936.

Entre el turismo y la competencia del piragüismo se comparten las modalidades de aguas tranquilas y bravas, como se menciona anteriormente. Sumado a ello, también existen otros modos de competencia como el eslalon y la maratón.

Modalidades de competencia

Las modalidades para competir dentro del piragüismo son las aguas tranquilas, las aguas bravas, el eslalon y la maratón. Cada una posee características diversas y se distinguen gracias a la superficie en la que se desarrollan.

  • Aguas tranquilas: generalmente se componen de competiciones de velocidad. Así como en el piragüismo recreativo, se ejecuta en superficies sin corriente.
  • Aguas bravas: su desarrollo se presenta en superficies acuáticas naturales, especialmente en ríos de caudales complejos. En competición se realizan descensos contabilizados en tiempo.
  • Eslalon: contrario a las aguas bravas, este tipo de competencia suele hacerse en superficies acuáticas artificiales. Aquí, deben sortearse diversos obstáculos y atravesar compuertas estilo circuito.
  • Maratón: hace referencia a los recorridos de largas distancias tipo circuito. Cada vez que se llega a un punto de control, se denomina «porteo». En competencia, se distingue por contar con diferentes distancias.

¿Cuál debes practicar?

No existe nada que indique cuál debes practicar. Eso depende de ti y lo que desees; en caso de querer conocer un lugar o compartir tiempo en familia en un sitio natural, el piragüismo recreativo puede ser una excelente opción.

Por el contrario, si este deporte te apasiona y cuentas con un espíritu competitivo, la modalidad de competencia es para ti. Sin embargo, no es así como así; para ser un competidor en esta disciplina requieres de preparación, entrenamiento, paciencia y mucho trabajo.

Diferenciar entre el turismo y la competencia

En caso de nunca haber practicado piragüismo y sentir curiosidad por él, te invitamos a comenzar con el recreativo. De esta manera, puedes acercarte al deporte, experimentar y conocer mucho más. Incluso, con el paso del tiempo puedes embarcarte en competiciones y recorridos de mayor complejidad.

  • González, L. G. (2004). Agua y turismo. Nuevos usos de los recursos hídricos en la Península Ibérica. Enfoque integral. Agua y Turismo. Nuevos Usos de Los Recursos Hídricos En La Península Ibérica. Enfoque Integral.
  • Méndez de la Muela, G. (2000). Evolución del turismo náutico en España en los últimos treinta años : recreación o status social, una aproximación a la sociología del turismo náutico. In Evolución del turismo náutico en España en los últimos treinta años : recreación o status social, una aproximación a la sociología del turismo náutico.