Para esto sirve cada color de corrector de maquillaje

15 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la comunicadora Mónica
Existen correctores de maquillaje rosas, lila, amarillos... y nunca queda claro para qué sirve cada uno. Con esta guía, lograrás entender de una vez por todas cuál es el que tu piel necesita.

En ocasiones, el mundo del maquillaje puede resultarte confuso. Una de las grandes dudas gira en torno a saber para qué sirve cada color de corrector de maquillaje: verde, lila, rosa, blanco, el amarillo, naranja… ¡Uff!, menudo lío, ¿verdad?

La cosa es más sencilla de lo que a priori parece, lo único que tienes que saber es que cada uno tiene una misión especial y una forma concreta para ser aplicado. ¿Quieres profundizar en el tema?

El corrector de maquillaje tiene una función

Para esto sirve cada color de corrector de maquillaje

Seguro que alucinas con esos vídeos de las beauty junkies en donde se pintan la cara de colores. Lo que más sorprende es que, aunque en un principio parecen verdaderos payasos, después de extender los productos terminan por lucir una piel perfecta y unificada.

La magia radica en los correctores y existe un tono para cada problema. Partiendo de la base de que este producto maravilloso sirve específicamente para preparar la piel antes de maquillarla y ayuda a cubrir ciertas imperfecciones, te ayudará a lograr un make up más definido y un rostro espectacular.

Pero ¿cómo se utilizan? y más importante, ¿para qué sirve cada uno? Continúa leyendo para encontrar la respuesta a tus preguntas y obtener las claves para que aprendas a sacarles el máximo partido.

Para qué sirve cada color de corrector de maquillaje

Es fundamental saber qué color utilizar en qué zona y para qué. Si lo haces mal, lo más probable es que consigas el efecto contrario y que en lugar de neutralizar, potencies aún más la imperfección.

Corrector de maquillaje verde

Su poder es el de neutralizar las rojeces, así que puede ayudarte a tapar las marquitas creadas por el acné o cualquier otra imperfección con esta tonalidad.

Aplica el producto en la marca y difumina los bordes. Después iría la base de maquillaje para que no se vea verde. Si tienes muchas rojeces, incluye un primer de color verde para neutralizar el tono de la piel y, después, tu maquillaje habitual.

El de color azul o lila

Este corrector sirve para eliminar la palidez del rostro e iluminarlo. También, es muy recomendable para refrescar los cutis amarillentos, ya que consigue neutralizar el tono opaco.

Ocasionalmente, puedes usar también una prebase en lila por todo el rostro antes de la base de maquillaje.  De este modo, le das luz y aportas calidez al rostro.

Corrector de maquillaje naranja

Da un aspecto saludable a las pieles medias y oscuras. Su función es la de corregir manchas, pecas, y ojeras amarronadas. Si tienes manchas ocasionadas por el sol, este corrector te va a ayudar a disimularlas. Aplica sólo en la zona a cubrir y siempre antes de la base.

Corrector de maquillaje en color rosa

Si tienes la piel apagada, no dudes en incluir uno a tu neceser. Corrige el tono cetrino y amarillento en pieles claras y medias, consiguiendo un efecto saludable y de total relax.

El corrector blanco

Puede que sea al menos conocido, pero cuando sepas todo el partido que se le puede sacar, te vas a enganchar. Funciona como un reflector de luz que rellena e iluminar. Bien utilizado, puede crear volúmenes y elevar ópticamente zonas hundidas del rostro.

Eso sí, no lo uses nunca en ojeras o harás que luzcan más pronunciadas. El corrector blanco no cubre, solo ilumina y es capaz de potenciar algunos rasgos.

Dos de nuestros correctores de maquillaje fetiche

Para esto sirve cada color de corrector de maquillaje

El truco es dar con el color de corrector ideal para tu piel y siempre aplicarlo antes de la base de maquillaje, a modo de primer. El primer paso es matizar y luego unificar.

Ahora que ya sabes para qué funciona cada color, puedes hacerte con el que tu piel necesite de forma individual, o con una paleta que incluya todos o varios de los tonos. Aquí, te sugerimos algunos productos.

CC Sticks de Max Factor: son cinco correctores de color que puedes comprar de uno en uno. Camuflan rojeces, manchas, ojeras e imperfecciones. Tiene un formato lápiz y textura cremosa, por ende es fácil de aplicar. Su efectividad se basa en la armonía del color que dice que los colores del círculo cromático se neutralizan con su opuesto o complementario.

All I need concealer palette de Essence: esta paleta incluye cinco colores combinables entre sí. Rosa, amarillo, verde y beige claro y oscuro . Gracias a su textura cremosa son muy fáciles de aplicar y extender.

Con este repaso a lo que los correctores de maquillaje y sus distintos colores pueden hacer por ti, estamos seguros de que irás corriendo en busca del tuyo.

Con un poco de práctica, verás lo mucho que pueden mejorar tus make ups. Sigue a los expertos, ve algún tutorial y domina la técnica.