Todo lo que deberías saber sobre natación sincronizada

25 enero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Antes de sumergirte en el mundo de la natación sincronizada, te aconsejamos conocer más sobre ella e investigar. El punto de partida se encuentra aquí. ¡Anímate a dar esa brazada de más!

La natación sincronizada es una extensión de la disciplina deportiva que se lleva a cabo dentro de diferentes superficies acuáticas –natación-. Sin embargo, para muchos va más allá de un deporte y lo consideran como una mezcla de arte, armonía, belleza y, por supuesto, práctica deportiva.

También suele ser reconocida como natación artística o nado sincronizado debido al alto grado de coordinación que debe existir en cada uno de sus practicantes. ¿Te genera curiosidad y deseas saber más sobre esta disciplina? A continuación, te mostraremos todo lo que debes saber.

Historia de la natación sincronizada

Qué hacer antes de practicar natación

Los primeros registros de la natación sincronizada se presentaron en 1892. En Inglaterra, se llevaron a cabo eventos artísticos denominados como «ballet acuático». Sin embargo, recién en el siguiente siglo se afirma el nacimiento de esta disciplina.

A principios del siglo XX, continuaba el desarrollo de manera simultánea en diversos países del mundo. Canadá, Estados Unidos, Australia, Alemania, España y Francia fueron las naciones principales que incidieron en la natación sincronizada.

No obstante, en ese entonces era reconocida como «natación ornamental», la cual se centraba en el género masculino. A pesar del marcado predominio del hombre, la modalidad femenina no tardó en llegar para quedarse.

En los años 30, apareció la primera mención como natación sincronizada. De esta manera, fue presentado el evento de «Las Sirenas Modernas» celebrado en la Feria Mundial de Chicago y organizado por Katherine Curtis.

Sin duda alguna, se trató de un evento que marcó la historia de esta disciplina, especialmente en los Estados Unidos. En dicho país, la actriz y nadadora Esther Williams fue la encargada de impulsar la natación sincronizada, brindándole gran valor e importancia en la nación norteamericana.

Por otra parte, la Federación Internacional de Natación FINA aceptó la natación sincronizada como deporte en 1952, doce años después de haber redactado su primer reglamento.

Durante ese tiempo, esta disciplina tuvo lugar en los Juegos Olímpicos de 1948 (Londres) y 1952 (Helsinki) como deporte de exhibición. En 1984, en Los Ángeles, la natación sincronizada se convirtió en un deporte olímpico de manera oficial.

Tipos de competiciones

Dentro de esta disciplina, sobresalen tres tipos de competiciones oficiales: individual, dúos y exhibiciones por equipos. Cada deportista debe enfocarse en el tipo que más se acople y dedicarse a mejorar en él.

Individuales

El deportista debe crear una rutina en la cual incluya diversas posiciones básicas; estas deben ser realizadas dentro de la superficie acuática reglamentaria y deben contar con un alto contenido de creatividad.

Dúos

Este tipo de competición es mucho más llamativo que el individual, ya que requiere de mayor coordinación y armonía. Es permitido cargar al compañero y se busca el trabajo artístico entre ambos deportistas.

Exhibiciones por equipos

La complejidad en cuanto a este tipo es mucho más elevada. En este caso, son ocho los deportistas que deben trabajar en perfecta armonía y coordinación, a pesar de no realizar las mismas figuras.

Figuras o posiciones más utilizadas

Todo lo que deberías saber sobre natación sincronizada

Esta disciplina se comprende por diversas posiciones o figuras básicas, las cuales se consideran como un punto fundamental de la natación sincronizada. A partir de estas, se elaboran las rutinas de competición y deben desarrollarse de la mejor manera posible.

  • Estirada: se realiza de espalda y boca abajo con el cuerpo totalmente estirado.
  • Pierna de ballet: esta posición puede realizarse a una pierna o a dos; además se lleva a cabo en la superficie de la piscina o dentro de las profundidades.
  • Vertical: con respecto a la posición estirada, esta se ejecuta de manera vertical. El resto de la figura cuenta con el cuerpo ubicado completamente extendido.
  • Carpa de frente y espalda: en ambas posiciones de carpa se debe flexionar el cuerpo a la altura de las caderas. De frente, el ángulo es de 90 grados y de espalda, la flexión aumenta a 45 grados. El resto del cuerpo debe permanecer alineado.

Existen muchas otras figuras que pueden utilizarse dentro de la natación sincronizada. A pesar de ello, las expuestas anteriormente son de las más empleadas en esta disciplina.

Natación sincronizada: más que un deporte

Las personas que se dedican de lleno a practicar esta disciplina afirman que va mucho más allá de un deporte. Si te detienes a analizarlo, pueden tener razón debido a que se centra en la coordinación, la armonía de los movimientos y la danza.

Si realmente quieres conocer un ámbito diferente que se encuentra ligado a la natación, procura darle una oportunidad a esta disciplina. Conócela y practícala con regularidad.

  • Vinet, L., & Zhedanov, A. (2011). Natación sincronizada a. In Journal of Physics A: Mathematical and Theoretical.
  • Conesa Ros, E. (2009). Las piruetas y su aplicación en diferentes disciplinas deportivas. ESPIRAL. CUADERNOS DEL PROFESORADO. https://doi.org/10.25115/ecp.v2i3.883