Natación infantil: todo lo que necesitas saber

1 junio, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Sumergir a nuestros niños en el mundo de la natación infantil puede traerles grandes beneficios en su desarrollo.

La natación, a nivel general, es la convergencia de diversas cualidades físicas y psicológicas, el ocio, la diversión, el ejercicio físico y la disciplina. Cada uno de estos aspectos se experimentan poco a poco en este deporte desde las bases; por ello, debe hacerse énfasis en la natación infantil.

Estimular el organismo desde la niñez por medio de la natación puede traer consigo diferentes beneficios, razón por la que se recomienda a los padres aproximar a sus hijos a las academias más cercanas lo más pronto posible.

¿Qué es la natación infantil?

Natación infantil: niñas en la piscina
Imagen:People photo created by master1305 – www.freepik.com

La natación infantil hace referencia a la práctica de este deporte enfocada a los niños. Cabe resaltar que, desde la matronatación hasta los 4 años aproximadamente, esta disciplina debe enfocarse en un ámbito lúdico mediante el cual se desarrolla la familiarización con el medio acuático.

Un poco más grandes – después de los 4 años -, la natación infantil se enfoca en el aprendizaje de los cuatro estilos hasta el mejoramiento de las capacidades físicas básicas. Por tal razón, se convierte en un deporte relevante y recomendado por profesionales en el área de la salud.

Beneficios de la natación infantil

Hacer que los hijos practiquen natación desde su nacimiento puede convertirse en algo supremamente positivo. Esta práctica brinda un sinnúmero de beneficios tanto físicos como psicológicos, incluso sociales. A continuación, te mostraremos algunos de ellos.

Potencia capacidades físicas

La práctica regular de natación infantil contribuye al mejoramiento de diversas capacidades físicas, entre las que sobresalen la coordinación, la fuerza, la resistencia y la velocidad.

Incluso con ejercicios basados en la lúdica, los infantes pueden potenciar la flexibilidad. Esto ayuda al desenvolvimiento dentro y fuera de la piscina.

Ayuda al organismo en general

Beneficios de la matronatación

Aparte de potenciar las capacidades físicas básicas, la natación infantil favorece diferentes procesos vitales del organismo. Tanto en bebés como en niños, este deporte mejora la capacidad respiratoria y cardiovascular.

Independientemente de los ejercicios físicos o lúdicos, el esfuerzo de todos los segmentos corporales dentro de la piscina hace que los pulmones tomen aire con mayor regularidad, provocando una mejor circulación de sangre oxigenada por todo el cuerpo.

La estimulación constante de la natación infantil, también, se encarga de mejorar la orientación en tiempo y espacio del niño. Esto se consigue con los constantes desplazamientos dentro del medio acuático y bajo la libre exploración.

Cabe recordar que, dentro del agua, las personas pueden moverse con mayor facilidad, razón por la cual el área motriz se ve favorecida. En el caso de los bebés que practican matronatación, aspectos como gatear o aprender a caminar pueden desarrollarse con mayor facilidad.

Fortalece la parte humana del niño

La natación infantil no solo trae beneficios físicos y fisiológicos para quien la practica sino, también, diversas cosas positivas en cuanto a la parte social y psicológica del niño.

Si bien la enseñanza personalizada potencia habilidades y mejora el aprendizaje, la que se realiza en grupo con otros niños ayuda a la parte social: mejora las relaciones interpersonales así como el trabajo en equipo y la resolución de problemas.

Además de mejorar la socialización e interacción con otras personas, la natación infantil ayuda en la construcción de la autoestima del infante. Incluso, sin importar que el trabajo sea grupal, la autonomía es otra cualidad que irá ganando terreno en el mundo del niño.

Una ventaja en cuanto a la enseñanza de la natación infantil es que la mayoría de cosas aprendidas dentro del medio acuático son llevadas al mundo real. Esta es una costumbre practicada por los niños con regularidad y que brinda mayor certeza en cuanto a esta práctica deportiva.

Natación infantil sí, pero con cuidado

Natación para bebés

Posiblemente, la mayoría de cosas que ofrece la natación infantil se ven bonitas y agradables; por ello, es tan recomendada por expertos. Sin embargo, al igual que los demás deportes, esta debe practicarse con cuidado.

En las clases, además del profesor o instructor, también debe estar presente uno de los padres por una cuestión de responsabilidad y para evitar malos entendidos con la persona encargada de impartir la natación.

Además, siempre deben existir las medidas de seguridad adecuadas tanto para niños como para adultos. Una clase de natación infantil no puede llevarse a cabo si no se cuenta con implementos tales como salvavidas, flotadores metodológicos y, por supuesto, una piscina reglamentada.

Imagen principal: Water photo created by freepik – www.freepik.com

  • Contreras, C. (2011). La importancia de la práctica de la natación en la educación de los niños y las niñas. Buenos Aires.
  • Otalora, R. (2012). Consideraciones Para La Enseñanza Y Aprendizaje De La Natación En Edades Tempranas: Desarrollo Psicologico, Vínculos Afectivos Y Otras Particularidades De La Edad Infantil. Revista Univalle.