La importancia del sueño para el bienestar personal

11 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Dormir bien es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestra mente y de nuestro cuerpo. A continuación, te explicamos la importancia del sueño para el bienestar personal.

El hecho de dormir durante la noche es imprescindible para el correcto funcionamiento diurno y para disfrutar de una buena calidad de vida. Pero realmente, ¿cuál es la importancia del sueño para el bienestar personal?

Descansar bien es imprescindible para lograr un buen estado físico y psicológico. De lo contrario, es muy probable que se manifiesten consecuencias negativas para el cuerpo y la mente, e incluso pueden desarrollarse enfermedades.

El sueño es la única medicina efectiva

–Sócrates–

El proceso del sueño

El sueño es un proceso fisiológico indispensable para el funcionamiento humano. De hecho, está considerado como una necesidad básica para la supervivencia de las personas.

Es un proceso activo del cerebro, complejo y regulado por neurotransmisores como la acetilcolina, dopamina, serotonina, noradrenalina, etc.

Así, se puede definir como un estado de quietud conductual, acompañado de una postura de inmovilidad o reposo, con una disminución en la capacidad de responder a los estímulos externos.

Además, cabe destacar que el sueño está vinculado a cuatro dimensiones que determinan la calidad de sueño de cada persona:

  • Tiempo circadiano: localización del sueño en el periodo de 24 horas.
  • Factores intrínsecos: edad, sexo, patrones de sueño, estado fisiológico o necesidad de dormir, etc.
  • Conductas que facilitan o inhiben el sueño: hábitos de alimentación, práctica de ejercicio físico, consumo de determinadas sustancias, etc.
  • Ambiente: luz, ruido, temperatura, etc.
Mujer dormida en la cama: la importancia del sueño para el bienestar personal.

Efectos negativos de la privación del sueño

Dormir mal implica la aparición de una serie de efectos nocivos que provocan un descenso en el nivel de activación físico y mental, de modo que se pueden llegar a producir disfunciones cognitivas, motoras y del estado de ánimo. Esto afecta de manera muy negativa a la calidad de vida y a la salud mental de la persona.

En este sentido, se ha comprobado, a través de diversos estudios, que la falta de sueño provoca déficits en:

  • Atención.
  • Memoria.
  • Concentración.
  • Capacidad de reacción.
  • Rendimiento psicomotor.
  • Capacidad de inhibir estímulos.
  • Resolución de problemas.
  • Toma de decisiones.

Además, la privación de sueño está relacionado con un aumento en el nivel de:

  • Somnolencia.
  • Tensión.
  • Fatiga.
  • Cansancio.
  • Dolor muscular.

Asimismo, en cuanto al estado de ánimo, los efectos perjudiciales más destacados que se pueden producir son:

  • Irritabilidad.
  • Ansiedad.
  • Depresión.
  • Confusión.
Mujer sentada al borde de la cama.

Por tanto, la acción de dormir es esencial para el correcto funcionamiento de las personas en interacción con el ambiente.

La importancia del sueño para el bienestar personal

El bienestar personal hace referencia al desarrollo de un estado en el que todas las necesidades fisiológicas, psicológicas y emocionales están cubiertas de forma satisfactoria y equilibrada.

Teniendo esto en cuenta, se puede afirmar que el sueño es fundamental para lograr el bienestar personal, ya que, como hemos explicado antes, dormir previene la aparición de diversos síntomas negativos para la vida de una persona que pueden afectar al estado de ánimo y al rendimiento motor y cognitivo.

Una correcta calidad del sueño es un indicador de la presencia de bienestar psicológico, salud física y calidad de vida

Por tanto, si se tienen problemas para dormir, como dificultades para conciliar el sueño o para dormir toda la noche sin sufrir interrupciones, es muy importante consultarlo con un profesional especialista para buscar una solución cuanto antes.

En definitiva, el sueño resulta reparador para el cuerpo y la mente, por lo que hay que tratar de cuidar las rutinas nocturnas para asegurar un buen descanso. Dormir bien es esencial para conseguir el desarrollo personal. Es decir, para crecer de forma sana y positiva en todos los aspectos de la vida.

  • Astrobus, J., Balter, M., Battles, J., Berger, R., Bliwise, D. y Carskadon, M. (1993). Basics of sleep behavior. Los Angeles: Sleep Research Society.
  • Hartmann, E.L. (1977). Funciones del sueño fisiológico. Barcelona: Labor.
  • Miró, E., Cano-Lozano, M.C. y Buela-Casal Casal, G. (2005). Sueño y calidad de vida. Revista Colombiana de Psicología, 14(1), 11-27.