Guía de uso para las pestañas postizas

3 noviembre, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la comunicadora Mónica
Las pestañas postizas son capaces de hacer de tu mirada el centro de atención. ¿Te animas a usarlas?

Hay un nuevo aliado en lo que al mundo beauty se refiere, uno que es capaz de hacer que tu mirada se agrande, se intensifique y se vuelva más expresiva. Las pestañas postizas tienen pueden hacer de tus ojos el centro de atención, pero… ¿sabes cómo usarlas?

Sácales todo el partido posible y logra un efecto natural e impactante. Abre bien los ojos y atiende a los consejos de los expertos.

El resurgimiento de las pestañas postizas

maquillar ojos

Durante muchos años, las pestañas postizas gozaron de una mala fama. Por mucha calidad que tuvieran, siempre las han tildado de parecer demasiado artificiales, pero esto ha quedado atrás. Hoy en día, puedes encontrar opciones impresionantes para lograr una mirada espectacular a la par que natural.

En la actualidad, los ojos se han convertido en el centro de atención. Todos buscan potenciar la mirada a través de unas cejas definidas, un eyeliner original y, por qué no, con unas pestañas de escándalo.

Si quieres darle una oportunidad a las pestañas postizas, pero no tienes claro cómo usarlas, te traemos una guía básica de pasos a seguir, consejos y propuestas para que puedas lucir esos ojazos.

Elige tus pestañas postizas

Por lo general, las pestañas postizas son extra largas para que cada quien las pueda cortar y adaptar a la forma y longitud de sus ojos. Lo primero que debes hacer es probártelas (sin pegarlas) para que calcules donde debes meter tijera.

Una vez que las hayas recortado, los expertos recomiendan que las toques, las «ablandes» para que pierdan rigidez y se adapten más fácilmente a la curvatura de tu párpado.

Aplica pegamento

Para que queden fijas, debes aplicar unas gotas de pegamento específico para este fin en toda la tira de las pestañas, especialmente en los extremos. Este de Sephora funciona de maravilla.

Deja que el pegamento actúe durante unos 20 o 30 segundos para que se vuelva un poco más pegajoso y sea más fácil fijar las pestañas. Si las intentas fijar demasiado rápido, la textura será muy líquida y se moverán constantemente, haciéndote más difícil el proceso.

Unas pinzas para las pestañas postizas

Aunque podrías usar las pinzas de depilar, existen unas pinzas con puntas redondeadas que te pueden facilitar un poco la tarea. Lo primero es que sostengas con ellas las pestañas y las coloques lo más cerca posible de la línea de nacimiento natural.

Después, empuja las esquinas exteriores e interiores hacia abajo y presiona ligeramente con ayuda de tus dedos hacia tus pestañas. Así, lucirán más naturales.

pestañas postizas

Un truco de maquillador

Para que las pestañas postizas queden más integradas, los maquilladores recomiendan que apliques eyeliner en la unión de ambas, de esta forma lograrás un efecto más natural y podrás camuflar las posibles manchitas que te haya dejado el pegamento.

Tipos de pestañas postizas

Pestañas postizas enteras: son aquellas que ocupan todo el ojo, desde el lagrimal hasta el rabillo. Van unidas por una banda y puedes encontrarlas en distintos largos y espesores.

Medias pestañas o de esquina: al no tener tanta curvatura, son más fáciles de colocar. Se ponen en el extremo exterior del ojo y su misión es alargar la mirada.

Pestañas individuales o en grupo: son pequeños mechones unidos por una banda y son las más versátiles porque te dan la posibilidad de jugar con el efecto que quieras conseguir. Puedes ponerlas mezcladas con tus pestañas naturales y obtener más volumen, espesor y longitud.

Pestañas postizas magnéticas: se llaman pestañas para torpes y es porque son tan fáciles de poner que cualquiera podría hacerlo. Funcionan con un imán y se requieren dos hileras para que se peguen entre sí, una superior y otra inferior. ¿Lo mejor? Las puedes reutilizar un montón de veces, eso sí, siempre lavándolas bien. Mira en Amazon la cantidad de propuestas que tienen.

Las pestañas postizas están de moda y pueden ser tus aliadas de belleza siempre y cuando aprendas a usarlas debidamente. Con esta guía, esperamos haberte ayudado.

Consulta a los expertos que encuentras en tiendas antes de comprarlas y así podrás elegir las que mejor se adaptan a tus necesidades.