Gafas y gorros para natación

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Tienes dudas con respecto a la elección de las gafas y el gorro para practicar natación? Aquí encontrarás un pequeño repaso sobre las características que deben tener.

Como habitualmente se dice, la natación es un deporte que demanda muy poca inversión de parte de los deportistas en lo que se refiere a equipamiento. No obstante, sí es primordial saber escoger elementos como traje de baño, gafas y gorros; si se puede apuntar a los mejores modelos, el nadador sentirá la diferencia sin dudas.

Pese a que se necesitan pocas cosas, no es tan fácil elegirlas y quedarse con la primera alternativa sin probar otras. En lo que refiere a gafas y gorros, las características y preferencias de cada persona son fundamentales. A continuación, una pequeña guía para no equivocarse al adquirir estos objetos.

Gafas y gorros para nadar: escoge los mejores

Así como es importante saber optar por el bañador de competición más adecuado, también es primordial que las gafas y gorros sean perfectos para el nadador. De lo contrario, la incomodidad podría jugar malas pasadas, y más al momento de competir o entrenar intensamente.

Ni hablar, por supuesto, si se salen o, por el contrario, si ajustan demasiado. Con el objetivo de evitar estos problemas, enumeramos a continuación los puntos más importantes para la elección de cada uno de estos implementos.

Qué gafas para natación me conviene elegir

Hay un aspecto fundamental que un nadador debe tener presente al evaluar si unas gafas se adaptan o no a sus necesidades. Este elemento debe pasar inadvertido; es decir, el deportista debe ser capaz de prestar total atención a sus movimientos y ejercicios y no estar al tanto de los problemas que las gafas puedan acarrear.

Por lo tanto, será necesario que no les ingrese agua, que no ajusten ni queden flojas, que no se empañen y que permitan ver a la perfección.

Existen varios tipos de gafas: las suecas —económicas, se usaban antes y solo algunos nadadores las prefieren hoy—; las normales o polivalentes —las de competición son mejores y más caras—; y las tipo máscara, que se asemejan a las que usan los busos y aseguran mayor hermetismo. Este último tipo de no se usa para natación en piscinas.

A la hora de elegir, debemos evaluar estos puntos:

  • Tamaño: Tanto la goma que las sujeta como el puente —lo que va por encima de la nariz— deben ser cómodas para las facciones propias de cada individuo.

  • Succión: Para evitar filtraciones, asegúrate de que las ventosas se adhieran perfectamente a tu rostro; pruébalas sin la goma, deberían quedar sujetadas. El faldón, que es el borde de silicona que recubre a las ventosas, debe garantizar un aislamiento perfecto.
  • Visibilidad: Desde luego, ver bien es esencial. Controla la opacidad para tener una visión clara en la piscina, donde muchas veces no llegan los rayos solares.
  • Precio: Una buena inversión te ofrecerá mejor rendimiento y mayor durabilidad.

Consejo para evitar que las gafas se empañen

La gran mayoría de las gafas actuales trae una capa antivaho, que impide que los cristales se empañen. El tema está en que muchas veces cometemos errores que desgastan esta capa, como frotar con toallas, ropa o los dedos los cristales, usar limpiadores de vidrios o hasta utilizar agua de la piscina para lavarlos.

Para evitar el efecto nocivo del cloro y demás productos, es mejor lavarlas con agua del grifo. Asimismo, evita colocarlas en tu frente en cada descanso, para que el sudor no estropee el antivaho. Otra recomendación fundamental: no las mojes antes de ingresar al agua; consérvalas secas todo lo que sea posible. El aerosol antivaho también ayuda mucho.

Sugerencias para escoger el gorro apropiado

El uso del gorro de natación se justifica por su función de proteger los oídos y el cabello del agua clorada. Además, muchas instituciones los exigen con el fin de cuidar las instalaciones —los filtros— de las piscinas.

En lo que respecta al ámbito competitivo, estos instrumentos están hechos de silicona o látex. Se puede agregar una más a las misiones de los gorros antes enumeradas: es la de agregar hidrodinámica al individuo, hecho para nada menor en un deporte de velocidad. Para la entrada al agua tras un salto, tener un buen gorro es fundamental.

Para las mujeres, se vuelve un elemento todavía más importante. Dado que la mayoría posee el cabello largo, es importante ‘contenerlo’ para que no interfiera en su performance en el agua.

Imagen: La Vanguardia.

Si vas a adquirir un gorro para natación, examina las siguientes propiedades:

  • Material: Los sínteticos, como los de silicona o látex, ofrecen mejores resultados de hidrodinámica y agarre para los nadadores. Los de lycra no son recomendables porque suelen ajustar menos.
  • Para nadadores de aguas abiertas: Los gorros fabricados con neopreno brindan mayor flotabilidad y aislación; es mejor optar por colores llamativos, más visibles en caso de emergencias.
  • Talla: Desde luego, no todos los nadadores tienen el cráneo del mismo tamaño. Si los de talla regular te van muy sueltos, prueba con uno junior. Debes procurar que apriete, pero no para causar dolor.

Estar a gusto es lo primero

Una vez evaluados todos estos aspectos, solo queda escoger el color y la temática que más te guste. En este sentido, opta por el que te identifique más; aunque es un detalle, será un elemento más que te motive a entrenar cada día.

Finalmente, recuerda que es mejor lavarlos con agua fría después de cada uso para evitar que la humedad los afecte. Déjalos secando en un lugar seco. Si entrenas más de una vez al día, o solo por precaución, siempre es bueno tener gafas y gorros de repuesto y así evitar percances.