Fallos importantes que cometemos al nadar

Paco Magar · 27 enero, 2021
Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 27 mayo, 2019
Cuando empezamos con la natación, tenemos que ir adaptándonos en nuestras posiciones, respiración y técnicas correctas. A ello nos ayudarán cursos y tutoriales: se trata de evitar los errores más frecuentes.

Casi todas las personas aprenden a nadar experimentando y poco a poco. Algunos aprenden de sus padres durante la infancia y otros dan sus primeras brazadas en solitario, y eso hace que cometan errores y fallos importantes. Para evitarlo, están los valiosos cursos de natación.

Es lógico que muchas personas no manejen la técnica adecuada, por eso es importante conocer los errores que cometemos al nadar. Aprender natación de forma adecuada podría salvar nuestras vidas en una situación de emergencia. Además, de esta forma evitaremos lesiones cuando vayamos a la playa o la piscina, se impone una preparación mental y física.

1. No respirar bien: uno de los fallos importantes

Nadador

La natación no comienza con el movimiento, sino con nuestra capacidad respiratoria en el agua. Incluso cuando no sumergimos la cabeza solemos sabotear nuestra respiración. Una respiración correcta es fundamental en el éxito de nuestros movimientos y para evitar el cansancio.

El principal error respiratorio consiste en mantener la cabeza alzada para tratar de tomar aire. Este movimiento suele quitarnos capacidad respiratoria y constituye un fallo a nivel de postura de nado. Por lo general, lo correcto es mantener la vista al frente e ir expulsando y tomando aire con las brazadas.

Otro desacierto está en tomar aire y mantenerlo dentro como si estuviéramos buceando. En la realidad, esta acción acelera el agotamiento muscular y respiratorio. De esta manera, solo cubrimos menores distancias y nos fatigamos con rapidez. El objetivo es utilizar el movimiento como medio para facilitar la respiración.

2. Una postura no horizontal

La mayoría de los entrenadores y nadadores profesionales consideran que el problema de muchas personas al nadar está en su postura. En realidad, pocos conocen cual es la verdadera posición que debe tener el cuerpo al realizar esta práctica.

Lo básico que hay que saber es que el cuerpo debe permanecer horizontal durante los desplazamientos. Más allá de la movilidad y el estilo de nado, esto es lo más importante. Para lograrlo, las piernas deben ser levantadas y no ir por debajo en relación al tronco.

El hecho es que no nadamos solamente con las brazadas. Nuestra parte superior hace la mayor parte del ejercicio, pero las piernas también tienen un papel motor y aerodinámico.

3. Fallos importantes: posiciones horizontales

Hombre nadando sin cometer fallos importantes

El movimiento en la natación es muy dinámico. El hecho de tener que permanecer en una posición horizontal no significa que estaremos rectos y tampoco supone el hecho de mirar siempre al frente. Lo más importante, después de la respiración, es precisamente no desarticular la posición.

Con cada brazada, lo lógico es inclinar ligeramente el cuerpo en relación al cada movimiento. En las competiciones, podemos ver que cuando los nadadores toman impulso realizan un movimiento similar al de los peces. Esto se realiza con la parte baja del tronco y las piernas pegadas.

Al nadar, no solo nos movilizamos con los brazos, sino que tratamos de surcar un camino en el agua. Esto último se entiende mejor cuando analizamos los errores que cometemos al nadar con las brazadas.

4. Aumenta la longitud de las brazadas

Nadar no es mover los brazos automáticamente. Realmente, en el acto de nadar cada brazo cumple una función. Existe una extremidad que es propulsora, la cual es por lo general la que más dominamos. A la vez, la otra cumple la función de apartar el agua que está frente a nosotros.

Explotar la máxima longitud de la brazada también es fundamental. La mayoría de las personas o aprovecha toda la extensión de su brazo, tronco y del movimiento de ambos. Solo así podremos nadar más rápido.

De esta forma, mover los brazos con rapidez y sin la extensión adecuada no nos permitirá un movimiento veloz. En la práctica, esta concepción hace que tengamos una idea muy equivocada de cómo se nada. Por eso, muchos aprendices de natación tienen la sensación de avanzar muy poco.

5. Los pies juegan un papel importante

Aunque suene difícil de creer, los pies cumplen su función cuando estamos nadando porque en ellos también hay un impulso que viene desde atrás. Por eso, en vez de flexionar los tobillos o mantenerlos inmóviles debemos estirarlos. Estos deben chocar en el agua siendo extendidos, con lo cual generamos un efecto de palanca.

Después de abordar todos estos temas, es probable que tu idea sobre lo que es la natación y sus beneficios haya cambiado. No obstante, el mayor error que podemos cometer es no nadar por el hecho de que no lo hagamos bien. La práctica hace al maestro.

  • Manual de natación para toda la vida. fina.org. Extraído de https://www.fina.org/sites/default/files/descargue_manual_natacion_para_la_todos_-_natacion_para_la_vida.pdf
  • J. Antonio Hernández. 2009. Natación, técnicas de estilos. Extraído de https://peterpanahoy.files.wordpress.com/2009/02/natacion_-las-tecnicas-de-los-estilos_-posicion-coordinacion-y-respiracion-de-crol.pdf