El estilo mariposa: todo lo que deberías saber

20 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Dentro de un deporte tan complejo como la natación sobresalen aún más complejidades. El estilo mariposa es un ejemplo perfecto de ello; anímate a conocerlo más a fondo.

La natación es uno de los deportes más completos que existe y su alta complejidad se debe a la convergencia de diferentes capacidades físicas utilizadas con el fin de avanzar en superficies acuáticas. Dentro de este exigente deporte sobresale el estilo mariposa, quizás uno de los más complejos.

Además del estilo mariposa, encontramos también los estilos libre, pecho y espalda. El día de hoy, haremos énfasis en uno de los estilos que más tarda en ser aprendido, al menos para una gran cantidad de personas.

Historia del estilo mariposa

Mireia Belmonte nadando al estilo mariposa.
Imagen: Facebook Mireia Belmonte.

Alrededor de los años 20, Erich «Rade» Rademacher  realizó una variante al estilo pecho en la cual hacía la brazada en la fase de recobro por fuera del agua.  El objetivo de este nadador era mejorar los tiempos pero ocurrió todo lo contrario; este estilo híbrido no tuvo mucho éxito y desapareció con rapidez.

Una década más tarde, viendo lo que había sucedido con “Rade”, muchos nadadores comenzaron a realizar variantes con respecto al estilo pecho. Dichos cambios dejaban entrever similitudes con lo que actualmente se conoce como estilo mariposa.

En los años 30, David Armbruster, entrenador norteamericano, presenta un nuevo estilo de patada denominado “cola de pescado” que se realiza con los pies juntos, las rodillas semiflexionadas y de manera simétrica.

Junto con Jack Sieg, uno de sus deportistas, el entrenador Armbrustar consiguió perfeccionar los tiempos demostrando que el estilo sí era apto para un deporte como la natación. Dichos tiempos mejoraron de forma paulatina, incluso alcanzando el récord mundial pero sin ser avalados por entes oficiales.

Con el paso del tiempo, muchos otros nadadores fueron adoptando el estilo mariposa, haciendo modificaciones muy leves a la técnica en cuanto a patada específicamente. Para los años 50 y con el miedo latente de la posible desaparición del estilo pecho, las diferentes federaciones presionaron para aceptar al estilo mariposa separándolo de pecho.

Por ende, la FINA (Federación Internacional de Natación) ante el congreso de Helsinki decidió convertir al estilo mariposa en el cuarto y más reciente método para competir de forma oficial.

Más sobre el estilo mariposa

Toda técnica de natación tiene sus ejercicios para ser perfeccionada.

Desde ese entonces, el estilo mariposa se ha convertido en el segundo más rápido, luego del crol o libre. Esto se da gracias a su técnica de ondulación y patada simétrica. A pesar de ello, la fricción que genera la brazada durante el recobro hace que el avance se ralentice algunos segundos.

Se considera como el estilo más difícil debido a las capacidades físicas que requiere. Aprender el estilo mariposa implica tener buena coordinación entre extremidades inferiores y superiores; además, sin la fuerza suficiente su ejecución no sería la adecuada.

En algunos lugares del mundo, el estilo mariposa se conoce como “delfín” gracias a la forma que hace el cuerpo al ejecutar la ondulación. Incluso, en sus inicios los nadadores le llamaban “mariposa-delfín”.

Ejecución del estilo mariposa

Estilos de natación

Este es el último en ser enseñado debido a la complejidad antes mencionada. Por otra parte, el aprendiz ya estaría familiarizado con la coordinación, la fuerza y otras capacidades físicas necesarias para este deporte gracias a los tres estilos previos.

Para realizar el estilo mariposa es necesario tener en cuenta algunas fases y cómo se componen cada una de ellas.

Fase de salida de brazos

Debe realizarse la fase de salida de brazos de manera simétrica en todo momento. La rotación del hombro será lo más rápida posible ubicando los brazos frente a los hombros; una vez allí, se hace el empuje hacia las piernas.

Fase de salida de cabeza

La respiración en el estilo mariposa se realiza a la misma vez que la brazada. No obstante, el gesto de respiración no se lleva a cabo en cada brazada. Esta fase debe hacerse gradualmente, teniendo en cuenta que la barbilla está tocando el pecho en todo momento.

Cuando las manos estén a la altura de los muslos, la cabeza debe ser levantada paulatinamente junto con el movimiento de los brazos. Al realizar el recobro, la cabeza saldrá para tomar aire por medio de una bocanada.

El estilo mariposa, el mejor de todos

Estilo mariposa

Este estilo es considerado como la prueba reina para los nadadores; muchos afirman que quien lo domina adecuadamente puede ser considerado como un verdadero nadador.

Lo cierto es que el trabajo que requiere es bastante arduo. Los invitamos a continuar sumergiéndose en el mundo de la natación y sus estilos.

Imagen principal: People photo created by drobotdean – www.freepik.com

  • Morales Ortiz, E., Arellano Colomina, R., & Femia Marzo, P. (2011). Análisis de la competición en el estilo mariposa en jóvenes nadadores andaluces: establecimiento de un modelo de progresión. NSW Natación Saltossincro Waterpolo.
  • Llana, S., Pérez, P., Valle, A. del, & Sala, P. (2012). Historia de la natación II: desde el Renacimiento hasta la aparición y consolidación de los actuales estilos de competición. Citius, Altius, Fortius: Humanismo, Sociedad y Deporte: Investigaciones y Ensayos.
  • Gutiérrez, F. G. (2011). Conceptos y clasificación de las capacidades físicas. Cuerpo, Cultura y Movimiento. https://doi.org/10.15332/s2248-4418.2011.0001.04