Estilo braza: el secreto de su técnica

18 enero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis
Más allá de ser un secreto, el estilo braza cuenta con un punto relevante que no debes pasar por alto, al menos, si deseas ser un bracista profesional. ¡No te lo pierdas!

El estilo braza hace parte de uno de los cuatro estilos contemporáneos de la natación y se distingue como uno de los más antiguos del mundo. Este también se reconoce como «pecho» y es uno de los últimos en ser aprendidos por un deportista principiante.

Normalmente, la enseñanza de la natación impartida por un profesional en este deporte se lleva a cabo desde lo simple a lo más complejo. En ese orden de ideas, el estilo braza junto con el mariposa son los últimos en ser enseñados.

Por lo anterior, existen creencias encargadas de señalar que el estilo braza cuenta con un secreto interesante, útil para aprender a nadar con mayor facilidad. ¿Será esto cierto o son simples afirmaciones?

Estilo braza y su técnica

Superficies donde puede realizarse el estilo pecho

Si te sientas a observar con detenimiento, la técnica del estilo braza es la menos convencional de todos los estilos. La brazada de crol y espalda son asimétricas y poseen fases similares, a pesar de ser en dirección contraria.

La patada de crol y espalda se desarrolla prácticamente igual pero en posiciones invertidas. Con respecto al estilo pecho, su técnica es simétrica pero posee similitudes con el crol en cuanto a posición del cuerpo.

Sin embargo, el estilo braza y su técnica no se asemeja a ninguna ejecutada en los demás estilos. Su brazada no presenta fase aérea, lo que la hace un poco más corta con relación a las demás; su patada cuenta con una flexión de rodillas mucho más pronunciada.

¿Existe algún secreto en la técnica?

En términos generales, queda claro que el estilo braza cuenta con muy pocas similitudes con respecto a los demás estilos. A pesar de ello, esto no significa que no sea un estilo digno de aprender, perfeccionar y en el cual hacer énfasis dentro de alguna competición.

Más allá de algún secreto con relación a la técnica, este tipo de estilo debe ser aprendido y entendido. Para mejorar de manera oportuna te aconsejamos trabajar regularmente capacidades físicas como la fuerza y la coordinación, ya que son las más utilizadas.

Además, para entenderlo debes conocer cómo funciona la proporción de la técnica que necesita de un esfuerzo más grande para moverse dentro de la superficie acuática.

Puedes o no denominarlo como secreto; sin embargo, saber que el estilo braza es el más lento en comparación de los demás es algo a tener en cuenta. Dichos desplazamientos lentos se deben a la resistencia generada por las piernas durante la fase de recobro en la patada.

Si comprendes este punto, entenderás que la técnica no solo debe contar con una coordinación muy exigente, sino con gran cantidad de fuerza para contrarrestar dicha resistencia.

En conclusión, el secreto o el punto relevante a tener en cuenta se centra en el desarrollo muscular del tren inferior. La mayoría de bracistas famosos han llegado lejos gracias a su potente acción de piernas durante la patada.

Estilo braza: ¿qué camino elegir?

técnica del estilo pecho

A nivel amateur, este estilo cuenta con una particularidad: es practicado comúnmente debido a sus amplios beneficios ligados con la relajación. Sin embargo, no se hace énfasis en el desarrollo de la técnica tal y como ocurre a nivel profesional y competitivo, debido a su complejidad.

En este orden de ideas, ocurre lo que se menciona anteriormente_ se convierte en uno de los últimos en ser aprendidos, así como el estilo mariposa. Por tal razón, necesitas elegir una de las dos maneras de practicarlo –amateur o profesional- para diseñar tus rutinas de entrenamiento.

Si te inclinas por la relajación, no necesitas un entrenamiento muy elaborado y basta con llevar a cabo sesiones de desplazamiento en las cuales no se tenga en cuenta la técnica.

Pero si deseas ser un bracista de competición, debes ser mucho más disciplinado con tus rutinas de entrenamiento. Además, deberás tomar en cuenta el punto que se menciona sobre el secreto de la técnica que se centra en el desarrollo muscular de las piernas.

Trabajo constante para un desarrollo oportuno

En caso de dedicarte al estilo braza en un ámbito profesional y competitivo, necesitarás asesoramiento profesional y médico. Por otra parte, procura ser constante, disciplinado, paciente y con una alta capacidad de tolerar el fracaso.

No conseguirás buenos resultados de la noche a la mañana, pero estarás sumergido en una gran disciplina deportiva como la natación. Te aconsejamos disfrutar del proceso y de cada enseñanza que este estilo te deje.

  • Gómez Cadenas, J. manuel. (2014). La enseñanza de los estilos de natación: crol, espalda, mariposa y braza: Manual para monitores, profesores y practicantes. In Wanceulen Editorial.
  • Abadía García de Vicuña, O. (2002). Estudio del efecto del entrenamiento de fuerza en el rendimiento en las distintas especialidades de natación. Comunicaciones Técnicas.