¿Es un error dormir maquillada?

Paco Magar · 1 marzo, 2019
Las prisas cotidianas de nuestro día a día, el estrés o los malos hábitos pueden incidir en la limpieza correcta del rostro. Sin embargo, es importante desmaquillarse antes de irse a la cama.

El hábito de dormir maquillada es mucho más habitual de lo que pensamos; normalmente, muchas mujeres llegan a casa después de una larga jornada laboral, un viaje o, simplemente, un día agotador y solo quieren meterse en la cama. El cansancio, la pereza o la falta de información impiden que se tomen cinco minutos para el cuidado de su rostro.

El hecho de desmaquillarse antes de dormir previene deterioros y daños en la piel y permite ahorrar dinero. De nada sirve invertir en costosas cremas faciales diarias sin no nos procuramos una higiene necesaria.

¿Por qué dormir maquillada es un error?

Del mismo modo que los dientes necesitan estar limpios antes de ir a la cama, lo mismo sucede con la cara. Con esta simple comparación, resulta muy sencillo comprender la importancia de quitarse el maquillaje antes de dormir. Es la manera de prevenir enfermedades y generar un buen descanso facial. Para profundizar en estos aspectos, te presentamos las principales consecuencias de dormir maquillada:

1. La piel envejece con mayor velocidad

Utilizar maquillaje es una forma de destacar ciertas facciones, ocultar manchas o generar algún impacto. Cualquiera que sea el motivo, lo cierto es que todas las mujeres buscan estar más bellas y seguras. Sin embargo, dormir maquillada puede provocar justamente a la larga el efecto contrario.

La piel tiene un colágeno que se descompone con la acción de las moléculas que posee el maquillaje. Por ello, las famosas arrugas aparecen antes de tiempo.

Los productos a base de aceites funcionan como una barrera para el aire; los poros se tapan y la piel no puede respirar. De esta manera, se producen daños que impiden la regeneración natural de las células.

Chica desmaquillándose.

2. Se favorece la aparición del acné

Existe la creencia errónea de que el acné es solo un mal de adolescentes. Sin embargo, a diario muchas mujeres adultas se enfrentan a los granitos antiestéticos; la causa principal es ir a dormir maquillada.

Lo brotes surgen porque la suciedad que atrae el maquillaje tapa los poros. La grasa se acumula y provoca el acné. Por este motivo, es más dificultoso proceder después al restablecimiento de la piel y su limpieza.

3. Rostro sin luz

La luminosidad facial se logra con las vitaminas y nutrientes que trabajan en el cutis; muchos de estos nutrientes son incorporados en las cremas faciales y en ciertos alimentos, y en todos los casos se activan con un complemento de hidratación. Sin embargo, el maquillaje no permite la respiración y, por lo tanto, la piel comienza a verse opaca y tersa.

El buen descanso aporta las energías necesarias para retomar la actividad. Del mismo modo el cutis necesita de esas horas, limpio y fresco, para regenerarse.

4. Labios resecos y ojos irritados

Las zonas de la boca y de los ojos ojos son de las más sensibles del rostro; su cuidado es fundamental para evitar lesiones o enfermedades. Los pintalabios tienen componentes que después de varias horas de uso generan sequedad; si no se pone remedio a tiempo, aparecerán grietas y los conocidos ‘labios partidos’.

Las sombras y máscaras de pestañas causan irritaciones en los ojos; otra consecuencia de no hacer una buena limpieza antes de ir a dormir es que el maquillaje de los ojos puede provocar la aparición de conjuntivitis. De igual forma, las pestañas se vuelven más frágiles de lo normal.

Chica durmiendo en la cama.

5. Aumentan los gastos en tratamientos faciales

Las empresas de belleza han evolucionado, y cada día salen nuevos tratamientos. Es bastante frecuente invertir en cremas hidratantes, anti-edad, blanqueadoras o de limpieza. En la práctica, dormir maquillada es ir contra el trabajo de estos productos; todos sus efectos se ven contrarrestados por el maquillaje durante la noche.

La consecuencia de un mal hábito relacionado con el cuidado de la piel es que habrá que invertir dinero en nuevas lociones. La economía doméstica podría verse perjudicada por no tener los cuidados mínimos de higiene.

Consejos para tener un rostro limpio antes de dormir

Estos sencillos consejos pueden ayudarte a tener un cutis perfecto:

  • Lavar con abundante agua dos veces.
  • Utilizar toallitas desmaquillantes solo en ocasiones especiales y durante poco tiempo.
  • Aplicar en el rostro leche o crema de limpieza con suaves masajes circulares ascendentes y retirar con un algodón.
  • Humedecer un algodón en loción para tonificar y aplicar de manera circular en el rostro.
  • Hidratar la piel, especialmente la zona del contorno de los ojos.
  • De manera esporádica, es recomendable aplicar una mascarilla para retirar residuos. Con esta práctica, el cutis se mantiene saludable y los nutrientes naturales actúan mejor.

Con estos simples pasos, las cremas que se utilizan con frecuencia darán mejores resultados y los gastos en belleza disminuirán notablemente.