¿Qué es y para qué sirve el ‘mindfulness’?

19 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Seguro que has oído hablar del 'mindfulness'. Cada vez son más las personas que practican esta técnica de meditación. Pero, ¿sabes en qué consiste?

Vivimos en la era de la inmediatez y la velocidad. Estamos absorbidos por la rutina, lo que hace que, frecuentemente, vayamos con el piloto automático puesto. Para evitar que esto nos ocurra y nos afecte negativamente, es conveniente practicar el mindfulness.

Es decir, debemos pararnos, respirar y fijarnos en nuestros pensamientos, emociones, sensaciones y acciones, así como prestar atención a lo que sucede en el entorno que nos rodea. En definitiva, se trata de conectar con el interior y permanecer presente en el exterior. Solo así conseguiremos ser felices y disfrutar realmente de la vida.

Cuida tus pensamientos porque se volverán actos. Cuida tus actos porque se harán costumbre. Cuida tus costumbres porque formarán tu carácter. Cuida tu carácter porque formará tu destino y tu destino será tu vida.

-Mahatma Gandhi-

¿Qué es el mindfulness?

Mindfulness escrito en la arena

El mindfulness se ha puesto de moda en los últimos tiempos. Actualmente, son numerosos los estudios y las publicaciones que han influido en acercar esta práctica a la cultura occidental y que se utiliza como herramienta para mejorar el estado físico y psíquico de las personas.

Pero, realmente, esta técnica de meditación no es nada novedosa. Su origen tuvo lugar hace unos 2500 años, aproximadamente, en la tradición budista. Así, el concepto mindfulness proviene de una traducción de la palabra ‘sati’, que se encuentra escrita en los textos budistas más antiguos. Este término hace referencia a la conciencia o atención plena.

Por tanto, el mindfulness es una técnica de meditación y relajación que consiste en estar activa y conscientemente presente, viviendo el aquí y el ahora. Para ello, hay que procurar atender y percibir todo lo que ocurre en el entorno y en el interior del propio ser.

La atención plena es simplemente ser consciente de lo que está sucediendo en este momento sin desear que sea diferente; disfrutando de lo agradable sin aferrarse cuando cambia (que lo hace); estar con lo desagradable sin temor a que siempre será de esta manera (que no lo hará).

-James Baraz-

5 componentes para entenderlo

Mujer controlando el estrés

Para comprender mejor en qué consiste el mindfulness, hay que entender sus cinco componentes. Según el psiquiatra Edgar R. Vásquez-Dextre, estos son los siguientes:

  • Atención en el momento presente: centrarse en los procesos internos y externos que tienen lugar en el momento presente, evitando pensar en el pasado o en el futuro.
  • Apertura a la experiencia: observar la experiencia sin juzgar, como si fuera la primera vez que se vive.
  • Aceptación: experimentar el momento presente tal y como es.
  • Dejar pasar: desprenderse de lo material, de las posesiones, de lo económico, del estatus social, etc.
  • Intención: se trata de tener un propósito un objetivo personal, como motivación para empezar a practicar mindfulness.

Adquirir y desarrollar dichos componentes es fundamental para llevar a cabo la técnica del mindfulness de un modo adecuado.

La concentración es la piedra angular de la práctica del mindfulness. Tu atención plena solo será tan fuerte como la capacidad de tu mente de permanecer tranquila y estable. Sin la calma, el espejo de la atención tendrá una superficie agitada y entrecortada, y no será capaz de reflejar con exactitud las cosas.

-Jon Kabat-Zinn-

¿Para qué sirve el mindfulness?

Tras conocer en qué consiste el mindfulness, es importante saber para qué sirve. Esta técnica de meditación es útil para:

  • Reducir el estrés y la ansiedad.
  • Reducir los dolores físicos.
  • Aumentar el bienestar personal.
  • Aumentar la seguridad personal.
  • Interrumpir y cambiar patrones de pensamientos negativos.
  • Mejorar el estado de ánimo.
  • Aumentar la capacidad de concentración.
  • Desarrollar la inteligencia intrapersonal e interpersonal.

La expectativa me ha traído decepción. La decepción me ha traído la sabiduría. La aceptación, el reconocimiento y la apreciación me han traído alegría y satisfacción.

-Rasheed Ogunlaru-

  • Parra Delgado, M., Montañés-Rodríguez, J., Montañés-Sánchez, M. y Bartolomé-Gutiérrez, R. (2012). Conociendo mindfulness. ENSAYOS, Revista de la Facultad de Educación de Albacete, (27).
  • Snel, E. (2013). Tranquilos y atentos como una rana. Barcelona: Editorial Kairós.
  • Vásquez-Dextre, E. R. (2016). Mindfulness: Conceptos generales, psicoterapia y aplicaciones clínicas. Revista de Neuro-Psiquiatría79(1), 42-51.