¿En qué consiste el nado sincronizado?

8 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Has visto la dificultad de las acrobacias y la belleza de las figuras que realizan las bailarinas de nado sincronizado? Este deporte se populariza cada vez más, e incluso ya se practica en la rama masculina.

Dentro del grupo de los deportes de piscina, el nado sincronizado aparece como uno de los más artísticos. Las coreografías que llevan a cabo los participantes son realmente impresionantes y demandan muchas cualidades físicas. Conoce todo sobre este deporte a continuación.

La piscina no es solo escenario para la natación competitiva, en la que el objetivo es recorrer cierta distancia en menor tiempo que los rivales. También hay otras disciplinas muy variadas, como el waterpolo, el clavadismo y el nado sincronizado.

A este último dedicaremos el siguiente artículo. Es común verlo en los Juegos Olímpicos, pero solemos perderle el rastro hasta la próxima edición de esta cita deportiva. ¿Qué debemos saber sobre este deporte?

Aspectos básicos del nado sincronizado

También conocida como natación sincronizada, pueden practicar este deporte varones y mujeres de manera individual, grupal —de 4 a 8 o 10 participantes— o en duplas. También existe una modalidad mixta en parejas, denominada combinada.

El ente responsable de su regulación es la FINA, Federación Internacional de Natación. En las competiciones mundiales o en los Juegos Olímpicos solo se llevan a cabo competencias femeninas.

El objetivo de esta disciplina es realizar figuras y bailes en la piscina mediante movimientos corporales al ritmo de la música. La condición principal es nunca tocar el suelo de la piscina, aunque sí está permitido sumergirse.

Las piscinas que se utilizan para este deporte cuentan con ciertos rasgos peculiares. Las medidas son de 20 metros de largo por 30 de ancho, aunque pueden variar. Tienen 3 metros de profundidad y poseen paredes de cristal, de modo que se puedan apreciar los movimientos de los bailarines debajo del agua.

Asimismo, como la música es un componente central para cada número, hay bocinas debajo del agua para que los deportistas puedan oírla y seguir el ritmo. 

La indumentaria es otro de los detalles más destacados de este deporte. Los trajes de baño son coloridos, pueden tener brillos y deben ser cómodos para los competidores; eso sí, no pueden tener partes transparentes. Además, está permitido usar maquillaje, que por supuesto debe ser resistente al agua.

El nado sincronizado es una disciplina muy demandante físicamente.

Historia

El nado sincronizado nació a principios del siglo XX, gracias a la bailarina australiana Annette Lellerman, quien llevó su espectáculo de ballet acuático por América del Norte usando una piscina de cristal.

Después de un éxito rotundo —que incluyó hasta su llegada al cine en la década de 1940—, fue establecido como deporte olímpico en 1984. En esa edición estuvo presente como exhibición, pero para Seúl 1988 ya fue aceptado dentro de la grilla oficial. Desde entonces, se han presenciado actuaciones maravillosas de natación sincronizada.

Modalidades de competición

Los competidores tienen que llevar a cabo dos rutinas diferentes en cada evento de nado sincronizado. Son las siguientes:

  • Técnica: la rutina técnica está compuesta por movimientos obligatorios establecidos de antemano por un comité de la FINA. Debe seguirse un orden específico y la duración es de dos minutos y veinte segundos para duetos y dos minutos y cincuenta segundos para equipos. La música sí se puede escoger.
  • Libre: como su denominación indica, se eligen sin restricción la música y los elementos de la rutina. El tiempo máximo es de tres minutos y treinta segundos para duetos y cuatro minutos para equipos.

La puntuación de cada participante la definen dos paneles de jueces, compuestos por cinco o siete personas. En la rutina técnica, un panel evalúa la ejecución —realización de las partes obligatorias— y otro la impresión general.

En la rutina libre, en tanto, un panel observa el mérito técnico —aspectos como la sincronización y dificultad— y otro la impresión artística. Para este último punto, se consideran cuestiones como la coreografía y la interpretación musical.

En ambas rutinas la puntuación va de 0 a 10 y se pueden penalizar ciertas acciones, como por ejemplo exceder los 10 segundos fuera del agua. Todas las nadadoras parten del 10, y se descuentan puntos a medida que cometen errores.

Las parejas pueden estar conformadas por mujeres o ser mixtas.

Destrezas necesarias para realizar nado sincronizado

En primer lugar, queda claro que el nado sincronizado demanda una técnica muy buena para nadar, flotar y sumergirse en el agua. La resistencia física es fundamental para poder aguantar tantos minutos de movimiento continuo, pero el estado cardiovascular también ha de ser sobresaliente.

Dado que el componente estético es esencial en la valoración final del rendimiento de cada participante, se requiere gran flexibilidad para ejecutar las figuras correctamente. De igual modo, la sincronización y el conocimiento entre los nadadores es un aspecto esencial.

Finalmente, también se requieren aptitudes para el baile, la danza y la música, a lo que se le debe sumar la capacidad de abrir los ojos debajo del agua. Con base en esto, se puede comenzar a practicar las figuras básicas de este deporte tan apasionante y bello.

  • Nado sincronizado: ballet en el agua. 2008. Conade - SEP. Gobierno Federal de México. http://conadeb.conade.gob.mx/Documentos/Publicaciones/Nado%20Sincronizado.pdf