El flamenco y la música nacionalista española para guitarra

12 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el profesor de guitarra Miguel Martínez
El movimiento musical nacionalista surgió a mediados del siglo XIX y asumió las características de las músicas folclóricas. De esta manera, el flamenco en España tuvo una gran influencia en su música nacionalista.

A mediados del siglo XIX el romanticismo musical fue dando paso a un nuevo movimiento que, utilizando los rasgos característicos de la música folclórica de cada país o región, perseguía construir una identidad musical propia. A este tipo de música con tintes nacionales se la denominó música nacionalista.

El panorama musical se expandió, geográficamente hablando, y surgieron músicos de gran talla en diferentes países como E. Grieg en Noruega, J. Sibelius en Finlandia, N. Rimsky-Korsakov en Rusia, A. Dvorak en Checoslovaquia o B. Bartok en Hungría, entre otros.

A nuestro país el movimiento nacionalista llegaría un poco más tarde, prácticamente a finales del siglo XIX, pero de igual modo se prolongó durante más tiempo dejándonos partituras de un valor inigualable. En este artículo os mostraremos cuál fue la influencia que ejerció el flamenco en la música nacionalista española para guitarra.

El nacionalismo musical en España

Los trabajos musicológicos y las enseñanzas de Francisco Asenjo Barbieri y Felipe Pedrell fueron determinantes en la formación de una generación de músicos españoles que pasarían a la historia por su marcado carácter nacionalista. Estamos hablando de compositores como Isaac Albéniz, Enrique Granados, Manuel de Falla o Joaquín Turina.

Si, como hemos dicho, la música nacionalista obtiene su inspiración de la música folclórica, llegaremos rápidamente a la conclusión de que el flamenco fue y continúa siendo una fuente inagotable de recursos para los compositores “clásicos” a la hora de dar ese aire español a sus composiciones.

Rumore de la caleta.

El flamenco y la música nacionalista española para guitarra

La influencia del flamenco puede verse en muchos de los aspectos relacionados con las composiciones musicales de esta época:

  • Aspectos tonales: La música popular andaluza a menudo utiliza el modo menor y lo hace, además, de una forma peculiar. A diferencia de la música tradicional, en el flamenco la armonía gira en torno a la dominante. Incluso utiliza una cadencia propia llamada cadencia andaluza (I-VII-VI-V).
  • Aspectos modales: Para dotar a la música de ese aire flamenco en sus melodías, los compositores nacionalistas recurrieron al uso de las escalas frigias y frigias mayores tan presentes en este tipo de música.
  • Aspectos armónicos: Quizá sea éste el aspecto más influyente desde el punto de vista guitarrístico. Las armonías utilizadas por los guitarristas flamencos fueron introducidas sin apenas variación en la música nacionalista. Esto provocaba, por una parte, que el oyente rápidamente percibiera ese color flamenco, y por otra, favorecía que dichas piezas fueran muy guitarrísticas, aun cuando no estaban escritas para este instrumento. La disonancia es un rasgo identificador de los estilos flamencos, y algunos de los acordes más utilizados son las dominantes alteradas, acordes maj7, add(b9), m7, etc.
  • Aspectos formales: Los autores nacionalistas recurrieron a menudo a las estructuras formales del flamenco, como son el Fandango, la Seguidilla, la Malagueña, etc.
  • Rítmica: El ritmo de la música folclórica del sur de España y del flamenco es predominantemente ternario. Es por ello que una gran parte de la música nacionalista española se desarrolle sobre compases ternarios (3/4 o 3/8) o de subdivisión ternaria (6/8, 9/8). E incluso por sucesión o superposición de ambos (6/8 + 3/4). También podemos encontrar piezas con los característicos compases de doce flamencos, que son ciclos rítmicos que alternan compases de acentuación ternaria con binaria.

Pequeño repertorio seleccionado

En lo que a la guitarra se refiere, la etapa nacionalista nos dejó una gran cantidad de partituras que podemos dividir en dos grupos: las obras originales para guitarra y las transcripciones de obras para otros instrumentos.

Obras originales:

  • Joaquín Turina (1882 – 1949): Sevilla, Fandanguillo, Ráfaga y Fantasia sevillana.
  • Federico Moreno Torroba (1891 – 1982): Fantasía flamenca, Homenaje a la Seguidilla, Sonatina trianera, Fandango Corralero, Trianera, Ay malagueña, Sevillana, etc.
  • Ángel Barrios (1882 – 1964): Cantos andaluces, Farruca gitana.

Transcripciones:

  • Isaac Albéniz (1860 – 1909): Sevilla, Cádiz, Granada (Suite Española nº1), Rumores de la Caleta (Recuerdos de viaje).
  • Manuel de Falla (1876 – 1946): El Paño moruno, Nana, Canción (Siete canciones populares españolas), Andaluza (Cuatro piezas españolas para piano), Primera danza española (La vida breve). Danza del molinero, Danza de la molinera (El sombrero de tres picos).
El músico Manuel de Falla.

Manuel de Falla y Paco de Lucía

Los músicos flamencos también se han sentido a menudo atraídos por las piezas de compositores “académicos”. Prueba de ello es la grabación del concierto más famoso para guitarra y orquesta, el Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, que hiciera el gran Paco de Lucia. Pero más significativo aún es que dedicara un álbum entero a la música de Manuel de Falla.

  • Burkholder, J. P., Grout, D. J., Palisca, C. V. (2019). Historia de la música occidental. Madrid. Alianza Música
  • Gómez Amat, C. (2004). Historia de la música española. 5. Siglo XIX. Madrid. Alianza Música.
  • Plantinga, L. (2015). La música romántica. Madrid. Akal.