Ejercicios para la mano izquierda en guitarra

27 enero, 2021
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Sientes que no eres lo suficientemente bueno con tu mano izquierda? Con estos ejercicios y consejos podrás mejorar tu técnica.

La guitarra es, como todos sabemos, un instrumento que requiere la coordinación de ambas manos para su ejecución. Mientras que la mano derecha se encarga de pulsar las cuerdas para producir el sonido, la izquierda es la responsable de escoger qué nota vamos a tocar. Para mejorarla, te presentamos algunos ejercicios para la mano izquierda en guitarra.

Antes de comenzar a ahondar en este tema, vale la pena aclarar que con ‘mano izquierda’ nos referimos a la mano no hábil de los diestros. Para los zurdos, el tema es un poco más amplio, pero también pueden tomar las siguientes recomendaciones y aplicarlas para la mano con la que manejan los trastes, sea la derecha o la izquierda.

Practicar con la mano izquierda en guitarra

Para lograr la ejecución de notas y acordes complicados, es fundamental que el guitarrista tenga la técnica apropiada. Esto es algo que se aprende desde el principio, pero que siempre estamos a tiempo de corregir.

No solamente la mano derecha, por ser la de mayor movilidad, requiere de un trabajo constante y a conciencia por parte del músico. Sin lugar a dudas, la mano izquierda en guitarra es igual de importante, ya que es la que determina qué nota se tocará, así como también influye fuertemente en la calidad de este sonido.

A continuación, veremos algunos trabajos que podemos realizar para tener un mejor rendimiento con la mano no hábil:

El metrónomo, un instrumento infaltable

Así como lo sugerimos al hablar de la práctica para la mano derecha, también lo es para la izquierda. El metrónomo permite practicar la ejecución de notas con períodos de tiempo definidos, lo que nos ayudará a aumentar la exigencia de manera paulatina.

Así, puedes practicar acordes específicos a una velocidad lenta (por ejemplo, 40 bpm) hasta que salga perfecto. En este caso, concéntrate en que la digitación salga perfecta. A medida que vaya saliendo, aumenta la velocidad.

Coordinación de dedos

Para pulir todavía más la digitación, es posible seguir ciertos patrones de pulsación de trastes que resultan muy efectivos. De hecho, hasta puedes combinar este trabajo con el uso del metrónomo para volverlo más difícil a medida que avances.

Imagen: sanfernando.gob.ar

Con el objetivo de mejorar tu manejo de los trastes y que los dedos ganen soltura, tócalos de este modo consecutivamente:

  • 1234 – 1243 – 1324 – 1342 – 1423 – 1432 – 2134 – 2143 – 2314 – 2341 – 2413 – 2431 – 3124 – 3142 – 3214 – 3241 – 3412 – 3421 – 4123 – 4132 – 4213 – 4231 – 4312 – 4321
  • Otra alternativa es tocar del 1 al 4 y luego repetir, pero comenzando del 2 y yendo hasta el 5. Así hemos de continuar hasta llegar al último traste.

Tanto para este como para cualquier otro ejercicio para practicar con la mano izquierda en guitarra, recuerda hacer movimientos progresivos para entrar en calor. De lo contrario, podrías padecer una tendinitis o una lesión similar, lo que te dejaría bastante tiempo sin hacer esto que tanto te gusta.

Ganar fuerza en los dedos

Muchos músicos tienen problemas para usar la mano izquierda porque no poseen la fuerza suficiente como para pulsar bien cada traste. Asimismo, también es común que les falte resistencia y se cansen luego de pasados algunos minutos.

En estos casos, podemos recurrir a un elemento muy beneficioso, que es la Power Ball. Se trata de una esfera con un giroscopio en su interior que genera resistencia al moverla; es ideal para fortalecer las manos, muñecas y dedos.

Si quieres conocer qué ejercicios puedes hacer con ella, no te pierdas este artículo. Si no tienes la posibilidad de contar con una, no te preocupes; también podrás hacerlos con una pelota de tenis o un elemento similar pero más pesado, aunque necesitarás un mayor número de repeticiones.

Qué no hacer con la mano izquierda

Para los guitarristas principiantes, es sencillo caer en equivocaciones que no hacen más que perjudicar su performance con este instrumento. Estos son algunos de los más frecuentes:

  • No aprovechar todos los dedos para los diferentes trastes: Se cae así en el hábito —espantoso— de pulsar dos trastes de manera consecutiva con el mismo dedo.
  • Colocar los dedos muy estirados: Si lo haces, estos quedarán muy lejos del mástil. Traducción: no llegarás a tocar notas en las que tengas que cambiar rápido.

  • Que el dedo pulgar sobresalga por encima de los trastes: Aunque es algo común de ver, la ubicación correcta es en vertical, relajado y recto. Del mismo modo, tampoco debes esconder el anular y el meñique. La palma de la mano, en tanto, debe estar separada del mástil.
  • No tocar con la yema de los dedos: En este sentido, pueden estorbar las uñas demasiado largas. También hay que evitar doblar excesivamente las falanges, ya que a la larga esto puede causar dolor.

Finalmente, no olvides que todos estos consejos, además de mejorar la producción musical, se reflejarán en una mayor confianza por parte del guitarrista. Al fin y al cabo, hacer un uso óptimo de la mano izquierda en guitarra lo alentará a mejorar constantemente y a apostar por composiciones más difíciles cada vez. ¡No esperes más para ponerte a practicar!