Diferencias entre motivación intrínseca y extrínseca

21 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
La motivación es esencial en nuestras vidas. Esta puede depender de factores internos o externos, diferenciándose, dos tipos de motivación.

Las personas necesitamos la motivación para realizar las tareas y actividades del día a día, para cumplir los objetivos y metas personales, para afrontar los retos, etc. En definitiva, es el motor que mueve nuestras vidas. Pero es importante saber diferenciar entre la motivación intrínseca y extrínseca.

Nos referimos a que, dependiendo de si los estímulos y los factores que provocan la conducta son internos o externos, varía la calidad de las acciones y el nivel de interés que uno muestra.

La motivación es la gasolina del cerebro.

-Anónimo-

¿Qué es la motivación?

A lo largo de los años, se han creado diversas definiciones de motivación. Una de las más aceptadas y extendidas es la del psicólogo José María Madariaga Orbea: “La motivación es el conjunto de procesos implicados en la activación, dirección y mantenimiento de la conducta”.

Así, estos procesos implicados en la conducta pueden estar determinados por factores y estímulos internos o externos. Y son aspectos que influyen mucho en el modo de afrontar una tarea.

Hobre con motivación escalando una montaña

Diferencias entre motivación intrínseca y extrínseca

Como el propio nombre indica, la principal diferencia entre la motivación intrínseca y la extrínseca es que una es interna y la otra externa. Pero sus distinciones no se centran únicamente en dicho aspecto. A continuación, te explicamos de forma detallada las diferencias entre estos dos tipos de motivación.

Motivación intrínseca

La motivación intrínseca es aquella que nace del individuo con el fin de satisfacer los propios deseos y necesidades. De modo que está muy relacionada con aspectos como los siguientes:

Así, en este caso, las acciones están guiadas por una serie de valores internos que se asignan a la tarea, como los valores de:

  • Utilidad interna o de necesidad.
  • Agrado y disfrute personal.
  • Logro.
  • Novedad.

Cuando lo que haces tiene verdadero sentido para ti (cuando conoces tu porqué), aprendes con pasión, te desarrollas y asumes riesgos controlados.

-Emilio Valcárcel-

Motivación extrínseca

Cartel de motivación

La motivación extrínseca es aquella que proviene del entorno, es decir, de los contextos en los que uno se mueve y de las personas con las que uno establece relaciones sociales. Por tanto, son las condiciones ambientales las que determinan la conducta.

En este caso, la importancia de la acción en sí queda en un segundo plano. Puesto que, el fin último es conseguir ciertos intereses, recompensas e incentivos. Por ello, el hecho decidir realizar una tarea depende de valores externos, como los valores de:

  • Utilidad personal y social.
  • Comparación positiva de la valía personal.
  • Reconocimiento y aceptación social.
  • Cumplir con la norma social.
  • Obtener recompensas materiales.

El éxito es la suma de pequeños esfuerzos que se hacen día tras día.

 –Robert Collier-

¿Qué tipo de motivación es mejor?

Ahora que conoces las diferencias entre la motivación intrínseca y la extrínseca, ¿cuál dirías que es mejor? Sin duda, la intrínseca, ya que el único factor necesario es la voluntad y el interés propio. Por ello, este tipo de motivación tiene una larga duración en el tiempo.

Además, la motivación intrínseca implica realizar la acción porque uno quiere y lo desea, y no por imposiciones u obligaciones externas.

Sin embargo, la motivación extrínseca solo es eficaz a corto plazo. Las recompensas e incentivos son limitados y, una vez se consiguen, ya no hay razón para continuar llevando a cabo la conducta.

Teniendo esto en cuenta, debes intentar motivarte de una forma personal e interna, llegando a desarrollar una motivación intrínseca que te ayude a alcanzar tus objetivos vitales.

La mejor motivación siempre viene del interior.

Michael Johnson

  • Moreno-Merino, N. (2018). La felicidad y el bienestar psicológico en adolescentes (Trabajo de Fin de Grado). Universidad de Jaén, Jaén.
  • Soriano, M. M. (2001). La motivación, pilar básico de todo tipo de esfuerzo. Proyecto social: Revista de relaciones laborales, (9), 163-184.