Descubre cómo afrontar el bloqueo creativo

29 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por Fernando Clementin
¿Estás atrapado en una telaraña de repeticiones e ideas que no satisfacen tus expectativas? Puede que tomarte un tiempo, relajarte y reintentar más tarde sea buena idea. ¿Qué más se puede hacer en estos casos?

Para las actividades que demandan creatividad e inventiva, atravesar un bloqueo creativo representa un verdadero problema. No obstante, debes saber que existen técnicas que pueden ayudarte a sobreponerte a este momento, que siempre es transitorio. En este artículo, te contaremos cuáles son los métodos más populares.

Todo aquel que dependa de ideas nuevas para trabajar o divertirse se verá estancado en algún momento. No, no es por ser pájaro de mal agüero, sino que esto es así, y lo han confirmado hasta los más exitosos en el tema.

Sucede porque el cerebro humano es así. De tanto en tanto, nos plantea ciertos laberintos a los que tenemos que hallarles una salida para conseguir nuestros objetivos. Les ha sucedido y todavía les pasa a científicos, artistas, músicos, escritores, doctores, arquitectos…a todo el mundo.

Por supuesto, quienes se dedican al estudio y la interpretación de la guitarra no son la excepción. De hecho, ni siquiera el mismo Amós Lora lo es. Ahora bien, la pregunta es cuál es la manera de proceder en estos casos. Sigue leyendo y conoce algunas técnicas que de seguro te servirán.

Consejos para superar el bloqueo creativo

A continuación, te presentamos algunas sugerencias sencillas pero efectivas para que puedas hacer frente al tan temido bloqueo creativo. ¡Tú puedes!

1. Libera tu mente

Cumple tareas pendientes, realizas las compras, desházte de tus obligaciones. Si estás por comenzar un proceso creativo, tu mente debe estar enfocada en ello.

De nada sirve sentarse a pensar sabiendo que en media hora has de salir a pagar las cuentas, que a la tarde tendremos visitas y que a determinado horario tenemos cita con el dentista. El proceso debe ser fluido; si es posible, libérate de tus compromisos y destina el 100 % de tus recursos a la creación.

2. Piensa en otra cosa

Es una excelente idea dejar “reposar” el asunto en tu mente y abordarlo en otro momento. Mientras tanto, haz algo que te divierta: sal con amigos, realiza tu pasatiempo o haz deporte.

De hecho, varios estudios confirman que alcanzar el agotamiento físico total ayuda enormemente a “destrabar” la creatividad mental.

Imagen: Facebook Amós Lora.

Luego de algunas horas, días o hasta semanas alejado de tu proyecto, tendrás ideas más frescas. Al volver, serás capaz de ver las cosas desde otra perspectiva, y de seguro podrás solucionar lo que antes no fuiste capaz.

3. No le temas a la hoja en blanco

Muchos escritores y periodistas afirman que el desafío más grande de sus trabajos es sortear la etapa de la hoja en blanco. Esto es, claro, cuando todavía no han comenzado y no saben por dónde hacerlo.

En este sentido, lo mejor que puedes hacer es simplemente comenzar. No importa si no obtienes al instante la idea perfecta, ve probando y descartando hasta que te encamines hacia lo que buscas. No tengas dudas de que eso es mucho mejor que quedarse pensando horas sin hacer progreso alguno.

4. Cambia el entorno

Si estás adentro, sal al aire libre. En caso de que estés en tu habitación, ve al parque. Si tomas nota en tu computador, opta por el papel y la lapicera. Observa los animales, las multitudes, el cielo; suelen ser grandes inspiradores ante un bloque creativo.

Si te quedas donde estás, puede que tu mente se acostumbre y se quede sin ideas. Prueba ambientes nuevos, cambia absolutamente todo lo que tengas al alcance para desafiar al cerebro a responder ante estímulos nuevos.

5. Consulta opiniones externas

No son pocos los casos de gente que resuelve problemas que parecían infranqueables con el solo paso de preguntarle a alguien inexperto en ese asunto. Aunque parezca poco probable, una mirada alternativa —y hasta principiante, sin demasiadas vueltas— puede darle un giro de 180° a tu bloqueo creativo.

Si estás componiendo y no consigues crear melodías nuevas, dile a un amigo que te sugiera algo. Es más, ¡hasta puedes ofrecerle tu guitarra y decirle que improvise algo para ti! De seguro vas a poder sacar algo nuevo, además de que te vas a divertir bastante.

6. No temas a lo nuevo ni al fracaso

Como creador, lo peor que puedes hacer es repetir una y otra vez la misma fórmula, por más exitosa que haya sido. Por eso, debes quitarte de la mente la idea de que fracasar está mal o no sirve para nada. No es así: todos los grandes creadores han tenido malas ideas, y no por eso dejaron de intentarlo.

Finalmente, podríamos añadir otros “microconsejos” que también son de ayuda, como apagar el móvil para evitar distracciones, tomar notas de cada nueva ocurrencia y, desde luego, leer libros, que no son más que millones de ideas impresas en páginas de papel.

En definitiva, si atraviesas un bloqueo creativo o si te ha pasado alguna vez, no te preocupes. Es perfectamente normal, y de seguro será la instancia previa a una nueva meta creativa cumplida. ¡Ponle empeño y lograrás sortearlo tarde o temprano!